Caso abierto, William C. Gordon

Punto de Lectura, 2016

208 págs

A veces hay fantasmas. A veces viven con nosotros. Y nos acostumbramos. A veces olvidamos que están. Y creemos que se han marchado. A veces. Duermen en nuestra cama; es lo último que vemos antes de dormir, lo primero al despertar. A veces tienen cara y otras, simplemente, son sombras. Cuando se reconoce un rostro dentro de la penumbra, se sabe que el fantasma ha vuelto. Para quedarse. Y el recuerdo es tan potente que se le agarra de la mano. Se le ayuda a salir. Es el concepto que tienen (tenemos) los humanos y que corresponde a pagar nuestra deuda e intentar, al menos, mermar la oscuridad.

Esta grieta en la cordura es la sexta novela de William C. Gordon. El sexto sentido que se tiene y, a veces, no se reconoce. Pero está. Se lee, esta entrega de Samuel Hamilton, como algo esotérico y es probable (re)conocerlo como una confesión para con el lector. Un desnudo y el proclamo de un oráculo que guía.

 

Caso abierto, comprar AQUÍ

 

#Casoabierto. Vuelve el periodista y detective Samuel Hamilton @WCGordon_press @lauraMHphoto Clic para tuitear

 

París y la guerra de Vietnam cuando aún eran jóvenes. La muerte fría y larga y dolorosa. El abandono. Un lapsus en el tiempo donde el amor no entendía de géneros porque el enamoramiento era devoción y no se necesitaban explicaciones. El embarazo. Crecer. Ayudar a crecer a otros. Mentalizarse que jamás será uno capaz de ayudar a nadie. El golpe al caer al pozo. La luz en la superficie. Tan lejos. Cometer errores graves. Culparse. Responsabilidades. Y finalmente, tener la oportunidad, oh!, de rendir cuentas y/o devolver el favor. No por justicia sino por el inevitable e innato egocentrismo y esa necesidad primaria de sentir que “vuelvo a respirar”.

Pero en esta ficción que nos ofrece William, está la vida de un niño en juego. Y hay que ser cuidadoso. Así que Samuel calza pies de plomo. Contiene sus impulsos, comprueba y se muestra meticuloso. Siente, más que nunca, la responsabilidad de hacer lo que hay que hacer. Este vendedor de anuncios convertido en investigador sigue pistas infantiles, profesores de colegio y los recuerdos en la voz de una madre desesperada. E inevitablemente se crea un cóctel de (im)presiones: el impacto carroceria-cuerpo por culpa del alcohol, el ruido a vida rota, otra copa tras la mesa del bar de Melba y un niño “de otro planeta” que pocos quieren entender.

Emma ha vuelto. La Emma que impactó contra el parabrisas del coche de Samuel. Recuperada. Adulta. Con secuelas. Sin reproches. Pero con una fisura que solo Samuel puede rellenar: el secuestro de su hijo. El Niño de “otro planeta” al que nadie quiere entender. Solo. Desubicado. Con toda la información de lo que ha leído en su cabeza. Y, para Samuel, la oportunidad: investigar el rapto y muerte de varios niños para intentar llegar hasta el que más le interesa. El hijo de Emma. Pagar la deuda con otra moneda.

Gordon nos presenta una evolución progresiva a través  de un Samuel dispuesto a devolver(le) la juventud a aquella adolescente que ha sido su fantasma durante tanto tiempo. Ha encontrado la puerta de la catarsis que estaba buscando y va a poner sobre la mesa lo mejor que tiene para encontrar la verdad: su trabajo.

Presentada en diferentes festivales. #slogan Esta vez es personal. @WCGordon_press @lauraMHphoto Clic para tuitear

 

 

Caso abierto se ha presentado en diferentes festivales bajo la premisa de “esta vez es personal”, e incluso en su contraportada y notas de prensa se ha utilizado como slogan. Nada más cierto: el autor no esconde la fase de redención que atravesó durante el proceso creativo. No oculta la línea de dolor que ha pisado para conseguir que su sexta novela sea un aquelarre con el pasado. Y se lee, entre líneas, que salir de la zona de confort ES matar al fantasma. O abrazar a un viejo amigo.

¿Están dispuestos a este (re)encuentro? Ustedes deciden si muerte o abrazo.

#Casoabierto: @WCGordon_press matar al fantasma o abrazar a un viejo amigo.@lauraMHphoto Clic para tuitear

 

Entrevista a William C. Gordon en Fiat Lux:

SoundCloud

Esta novela iba a ser una historia de amor pero resultó ser una historia de pérdidas.

Caso abierto, de William C. Gordon. Una grieta en la cordura. Reseña y fotografías de Laura Muñoz Hermida