De lo urbano y lo divino. Antología comentada de Carmen Moreno con prólogo del escritor y periodista Juan José Téllez. Reseña de Antonia María Carrascal para Revista MoonMagazine.De lo urbano y lo divino

Autor: Carmen Moreno

Editorial: eMeGé (Noviembre de 2016)

Género: Poesía (Antología comentada)

Nº de páginas: 181

Comprar AQUÍ

 

 

 

De lo Urbano y lo Divino. Antología comentada de Carmen Moreno

No resulta fácil, al menos para mí, hacer reseña de una antología, aunque ésta corresponda a la recopilación de varios libros de una misma escritora; pero, si ésta lleva aparejados retazos de la vida de esa escritora contados por ella misma, entonces, amigos, la opinión se vuelve más diáfana y espero que más certera.

En el poemario de Carmen Moreno De lo urbano y lo divino, el título en sí ya resulta esclarecedor porque, a lo largo de esta antología partimos del asfalto más escarnecido de las noches urbanitas hasta profundizar con cuchillos sabios en la condición humana: sus pasiones, sus incertidumbres, sus miedos.

Nadie mejor para reflejar la síntesis del libro que las acertadas palabras del escritor y periodista Juan José Téllez De lo urbano y lo divino, antología comentada de Carmen Moreno, con prólogo de Juan José Téllez.recientemente nombrado director del Centro Andaluz de las Letras (CAL), institución literaria a la que me honro en pertenecer, y que es el hacedor del prólogo de este libro. Transcribo sus palabras: «A través de sus páginas […] la autora va perfilando su carácter y su acento al tiempo que perfecciona sus herramientas: una cierta perplejidad ante la vida, una desesperada esperanza en el género humano y un irreductible compromiso con la belleza, quizá con su búsqueda».

El primer libro de Carmen Moreno apareció en 1996. Tenemos pues en las manos veinte años de poesía en que la autora va depurando su estilo: directo, contundente, áspero, certero, irónico a veces: «Yo nací de un sarcasmo», confiesa Moreno en el poema que da nombre a su nuevo poemario BSO. Ocho libros de los que se han extraído los poemas mejores o los más queridos o los más sufridos… Porque el denominador común de esta antología, a juzgar por los retazos biográficos que los encabezan, es el dolor y el miedo, pero también superación en un alzarse continuado. Como el Fénix.

La #poesía de @morenopcarmen profundiza con cuchillos sabios en la condición humana. @CarrascalMara Clic para tuitear

Este primer libro Plano urbano es un mapa sin fronteras donde la ciudad, cualquier ciudad, exprime sobre su vientre las ansias juveniles que en la noche buscan la experiencia extrema. La autora se convierte así en corresponsal de la desazón.

No hay silencios en esta Troya alternativa y el caballo, en la aguja, espera que se hundan el muro, las pisadas.

Y en otro poema:

Y por el alba marchita, cuando el cielo se evapora en el ansia de unos ojos, tan solo la vida otorga un beneficio, el de la duda.

En el año 2002 se publica Asfalto bíblico. Confiesa Carmen Moreno que: «Este libro es un viaje por los mitos católicos a través de las aceras […] de cualquier ciudad que permitiera a Jesús irse de putas […], beberse un whisky o esquivar coches». De especial impacto son los poemas “Frutos de la injusticia y de la malicia” o ‘”Génesis” donde cruelmente se recuerda al HOMBRE el nefasto lugar que ocupa con respecto a los dioses. A través del libro se suceden personajes como el Bautista, Herodes o San Pedro que no son sino instrumentos, oportunidad para reflejar un mundo cáustico, insalubre.

Avanzando la lectura en esta antología comentada De lo urbano y lo divino, encontramos La tregua de mi piel, un libro de gratitud de Carmen Moreno hacia esas mujeres que la ayudaron con sus cuidados, sus desvelos pero que también es un reencuentro consigo misma en ese hueco insondable a donde tanto cuesta mirar que es el propio interior. Ahora la calle es para la autora un lugar amable por el que transitar sin miedo, como por su piel, cuando la enfermedad lo concede.

Amor y desamor se dan continuamente cita en este libro y Carmen Moreno nos sorprende con estrofas tan valientes como esta:

Desde donde nace la piedra, el corazón que está en tu pecho, abriré un resquicio y entraré de puntillas como aquel que espera encontrarse vivo.

Después de Más que morir llegamos a Como el agua a tu cuerpo, donde surge la reflexión entre lo que se tiene y lo que se quiere. Aquí los poemas se hacen ilación, pespunte ferroviario que no detiene su camino hasta configurar la idea.

Cuando dios se equivoca es un poemario en el que Carmen Moreno sostiene que Dios se equivoca cuando nos hace depositarios del dolor, de la enfermedad, de las dependencias. Al margen de los credos de cada cual, éste resulta un libro con tanta garra, que atrapa, que duele. En él encontramos estrofas tan demoledoras como esperanzadores. Así

… llegará un día el silencio y habrá nacido para todos un ser nuevo que reconstruya la esperanza a dentelladas.

A estas alturas, la autora olvida en su decir, los puntos y las comas, las mayúsculas. Toda ella es una reflexión desnuda que se viste de urgencias y lo muestra:

…cuando dios se equivoca crea seres que viven agazapados tras una luz diferente tras un YO transformado que blasfema contra el hombre que nos habita…

Relámpagos, como su propio nombre indica, y a decir de Carmen Moreno, son “pequeños disparos”.

Irremisiblemente deconstrucción es el último libro contenido en esta antología. La autora vuelve a tomar la fuerza poética. El desgarro, la herida, la sangre, se suceden con urgencia. Entremezclados, el dolor y la furia; el amor tan deseado, tan perdido, tan reencontrado.

Y por encima de todo, la herida. La herida que eres, que soy y que tratamos de salvaguardar bajo los besos aunque ambas sabemos que mi pecho hace añicos el patrón y se vuelve trapos limpios para tapar la hemorragia.

Al final de esta antología, Carmen ha añadido unos poemas off de record que «aunque no forman parte de mis libros, forman parte de mi obra», confiesa. Termino con uno de estos poemas que, a mi juicio, condensa el estilo y el compromiso de la autora.

“Últimos días en el puesto del Este”

1936

Maricón

Diez disparos en la noche. La luna vino a la fragua… El agua fresca purga las heridas. “No todas las guerras son iguales”, piensa mientras limpia la carita de sus niñas muertas … con su polisón de nardos. La sangre es la que pinta caminos: Rusia, Argentina o cualquier naufragio que desmienta la noticia. Un hombre de palabra y la muerte se comen la boca tras la tapia del cementerio.

#DeLoUrbanoYLoDivino. Antología comentada de @morenopcarmen. Reseña de @CarrascalMara Clic para tuitear

 De lo urbano y lo divino. Antología comentada de Carmen Moreno

Reseña de Antonia María Carrascal