El niño lector de hoy escribirá la historia de mañana

¿Fuiste un niño lector?

Si estás leyendo este artículo, es más que probable que seas un adulto que lee y se informa. La lectura es un hábito que se adquiere, en la mayoría de los casos, durante la infancia. Nunca olvidarás que fuiste un niño enamorado de los libros. Un niño lector que, quizás, también escribía. Y lo sigue haciendo.

El aprendizaje

El niño que empieza a leer inicia un aprendizaje que le hará reconocer su entorno real y el lugar que ocupa en él. Es un refuerzo dentro del proceso socializador, fundamentado en el aprendizaje y la maduración.

¿Pero qué es lo que realmente empuja a un niño a leer? ¿Qué factores influyen a la hora de hacer que el niño no solo lea de forma habitual, sino que lo haga por puro deleite, por pura adicción?

En primer lugar, el niño lee por curiosidad. Esa curiosidad lo lleva a conocer la realidad y a identificarla, influyendo, a su vez, en su capacidad de fabular, de imaginar mundos. El niño lector sabe, no obstante, discernir la realidad de la fantasía.

Y por supuesto, es exigente y no admite incongruencias que desvelen desequilibrios en la verosimilitud de la historia.

El niño lector sabe lo que quiere, es posible que acepte sugerencias, pero si no es así, su capacidad de elección estará motivada por un auténtico interés, el de absorber sus historias favoritas, las que despiertan sus emociones y motivan su intelecto. De esta forma, emprenderá la búsqueda de historias similares, abriendo el abanico a nuevas experiencias lectoras.

El niño que lee sabe lo que quiere, es exigente y no admite incongruencias. @txaro_cardenas Clic para tuitear

En este proceso, el papel de la familia y de los centros educativos es primordial. Hacemos lo que vemos, el ser humano absorbe los comportamientos de su entorno, bien de forma beneficiosa, bien para perjuicio de sí mismo y de los que lo rodean.

Si tu bebé de un año te ve con un libro en las manos, intentará imitarte. Si acostumbras a tu hijo al cuento de las buenas noches, siempre se llevará un libro a la cama.

Acostumbra a tu hijo al cuento de las buenas noches y siempre se llevará un libro a la cama. Clic para tuitear

Iniciativas dirigidas a los lectores más jóvenes

Las escuelas, bibliotecas, centros de ocio, asociaciones de padres y los organismos públicos encargados de la educación y de la difusión cultural tienen una responsabilidad ineludible a la hora de fomentar la lectura entre los niños y adolescentes.

En Alcalá de Henares llevan haciéndolo desde hace tiempo con el Premio Cervantes Chico de Literatura Infantil y Juvenily en los últimos años, las iniciativas para crear futuros escritores a partir de los niños lectores del presente se han afianzado notablemente.

el_tercer_quijote_nino_lector_moonmagazine

 

 

 

Prueba de ello es “El tercer Quijote”, un proyecto colaborativo de la Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Alcalá de Henares y de varios colegios de dicha localidad —al que también se han unido diez escritores de LIJ—, dirigido a fomentar la lectura y la escritura entre los más jóvenes.

 

 

La lectura como hábito conlleva la interiorización de un lenguaje literario, de un discurso que influye no solo en la capacidad evolutiva de la comprensión lectora del niño, sino también en su deseo de emular, a través de la escritura, las historias que lo han hecho soñar.

Como dice Santiago García-Clairac, escritor de literatura infantil y juvenil, coordinador literario de “El tercer Quijote” y miembro directivo del Premio Cervantes Chico, «Escribid, publicad y leed hasta hartaros».

El tercer Quijote, proyecto dirigido a fomentar la lectura y la escritura entre los jóvenes. Clic para tuitear

Porque está claro que la figura del niño lector entraña una esperanza de futuro en una sociedad dominada por la tecnología de la era digital. Una sociedad donde la literatura lleva camino seguro de convertirse en un artículo fútil, restringido a un puñado de locos románticos que escriben para niños pensando en los adultos que serán el día de mañana.

Por ello, el niño lector, el niño que sueña con las historias que encuentra en sus libros favoritos, es imprescindible para reescribir el futuro.

Fomentar la lectura es el camino.

Fomentar la lectura es el camino para reescribir el futuro. @txaro_cardenas Clic para tuitear

Artículo editorial correspondiente a noviembre. Txaro Cárdenas