La nuit, je deviens fou!

je deviens fou!

 

Hoy, en El Tocadiscos, se echa suave La Nuit, de Adamo

Por J. J. Conde

Nueva sección "El tocadiscos". Hoy, Neil Sedaka con su inolvidable "Oh! Carol". Por J. J. Conde.

 

No hay luz y emergen las sombras. Y entre las sombras, aquel barco varado en la ría nuestra de nuestras tímidas entregas, de nuestro secreto pacto. El amor prohibido, del que hacíamos un rito distinto cada noche: las manos entrelazadas, de cara al firmamento, por ver si en un reflejo de estrellas podíamos ahogar la desesperanza que a veces nos embargaba.

Cada noche en el muelle. La cita de la inquietud, tuya y mía, en la noche. El estremecimiento en la noche. Que se nos quedaba pequeña la orilla de la mar. El gozo, el viento, la espuma, el corazón encendido en la noche. En la noche la sed del amor. La noche, que a ti y a mí nos hacía sufrir. La noche, que nos hacía vivir…

 

#LaNuit, je deviens fou! @jotajotaconde y una bella historia de amor prohibido. #Adamo Clic para tuitear

 

 

La nuit tu m’apparais immense
Je tend les bras pour te saisir
Mais tu prends un malin plaisir
A te jouer de mes avances.

Salvatore Adamo: el cantante siciliano que cantaba en todos los idiomas

Por Moon

 

Mis manos en tu cintura…

Creo que te has equivocado de canción.

Con mi corazón en bandolera.

Moon, para. Desafinas.

Si bien te olvido durante el día
Paso las noches maldiciéndote
Y cuando la luna se retira
Mi alma está vacía y mi corazón triste.

He de confesar que Salvatore Adamo no se encuentra entre mis cantantes «de siempre» aunque, gracias a ese invento llamado radio, lo haya escuchado en numerosas ocasiones.

Siciliano de nacimiento, belga de adopción, Adamo conoció el éxito a edad temprana: el 14 de febrero de 1960, con escasos trece años, ganaba el concurso de Radio Luxemburgo con la canción Si j’osais, de la que era autor. Luego llegaron triunfos como Sans toi, ma mie en 1963 en Bélgica. A este le siguieron una serie de éxitos como Tombe la neige (La nieve cae) en 1963, La Nuit (La Noche) en 1964, o  Inch’Allah. Su composición Petit bonheur vendió más de un millón de copias en abril de 1970 y fue galardonado con un disco de oro.

Mis manos en tu cintura, En bandolera, Tu nombre, Era una linda flor o Un mechón de tus cabellos son algunos de sus numerosos éxitos. ¿Sabías que a finales de 1960, Salvatore Adamo era el artista que más vendía después de los Beatles? Y lo hacía en italiano, francés, castellano, portugués…

Qué pasará,  qué misterio habrá
puede ser mi gran noche…

¡Raphael!

Sí, pero la versión original es de Adamo. Aunque, en realidad, esa… es otra historia.

 

Salvatore Adamo, el que más discos vendía después de #TheBeatles @jotajotaconde @txaro_cardenas Clic para tuitear

 

La Nuit