Este post en realidad, debería haberlo llamado Delincuentes y música. No os voy a contar nada referente al swing, jazz o blues, música asociada ineludiblemente al género negro. Nada de big bands, Benny Goodman, Duke Ellington, ni de solistas como Ella Fitzgerald o Billie Holliday.

La delincuencia siempre fue un atractivo en el mundo de la música. Las canciones dedicadas a bandidos y malhechores, o a sus hechos delictivos, no han sido pocas a lo largo del tiempo. Veamos cuatro: cuatro delincuentes y cuatro canciones. No cuatro cualquiera, cuatro míticos. No delincuentes, una palabra de uso común y, en cierta manera, peyorativa: eran atracadores de bancos y gánsteres con su dosis de glamour, aunque pese y no se pueda aplicar a cualquiera.

Noir y música: 4 delincuentes, 4 canciones. Artículo y portadas de Josevi Blender.

Noir. Delincuentes y sus canciones

Cuatro delincuentes y cuatro canciones del cine #noir. De @joseviblender. Clic para tuitear

4 delincuentes y 4 canciones

Uno de los enemigos públicos número 1 fue John Dillinger, asaltante de bancos. Fue y es admirado por la manera fácil en que escapaba de la policía y de la cárcel, por sus métodos limpios sin provocar muertes y por la animadversión social hacia los bancos, a los que tras el crack bursátil del 29, se les culpabilizaba de la situación. Esto contribuyó a la mitificación de su figura hasta convertirlo en un icono de la cultura popular estadounidense. Su fama nos ha alcanzado hoy en día. El grupo Social Distortion, le dedicó una canción, Blue Gun Machine (Ametralladora azul), que comienza así:

Noir y música: 4 delincuentes, 4 canciones. Artículo y portadas de Josevi Blender.

John Dillinger.

No podía quedarse al margen otro icono como Al Capone, capo del Chicago de los 20. Poco se puede contar del inquilino más famoso de Alcatraz. Para estar a la altura de su fama, hasta Michael Jackson, en su albúm Bad, le dedicó una canción titulada con su propio nombre. «Cuando vendo licor, se llama piratería y cuando mis clientes se sirven en Lake Shore Drive, se llama hospitalidad», frase célebre de Capone y que aclara bastante su filosofía. Otra canción célebre, en esta ocasión sobre Al, fue La noche que Chicago murió, publicada en 1974 por el grupo Paper Lace. Este tema llegó a ser número 3 en Inglaterra y en él se narra un tiroteo entre la policía y la banda de Capone:

Noir y música: 4 delincuentes, 4 canciones. Artículo y portadas de Josevi Blender.

Al Capone.

Aunque ya citada en otro post sobre Al rojo vivo de Raoul Walsh, no nos podemos olvidar de otra popular delincuente de los 30, Ma Barker. Se la acusaba de ser el cerebro de la banda de atracadores que habían formado sus hijos, los Barker Karpis, aunque estudios reciente parecen indicar que únicamente ayudaba y defendía a sus hijos. Se atribuye su leyenda de lider y planificadora al director del FBI Edgard Hoover, para justificar su muerte tras un tiroteo contra agentes, cuando se encontraba escondida junto a su hijo Fred, el verdadero objetivo del FBI. La canción a la que se le alude es la del grupo Boney M., Ma Baker, que decía:

Noir y música: 4 delincuentes, 4 canciones. Artículo y portadas de Josevi Blender.

Ma Baker.

Otros gánsteres, en este caso dos, de fama mundial, también han tenido su hueco en la música. Se trata de Bonnie and Clyde. La canción original más famosa que habla de ellos la popularizó Georgie Fame en 1968, aunque quizá la versión de Los Mustang será la que siempre recordaremos aquí en España. Una vez más, cierto romanticismo planea sobre sus figuras:

Noir y música: 4 delincuentes, 4 canciones. Artículo y portadas de Josevi Blender.

Bonnie & Clyde.

Dillinger, Al Capone, Ma Barker y Bonnie and Clyde. ¿Por qué nos atraen sus vidas? ¿Por qué atrae el lado oscuro?

Finalizaremos este recorrido por la música del cine noir con una breve pero intensa playlist con los títulos de este artículo.

Playlist Noir y Música

Clic para tuitear
Clic para tuitear
Clic para tuitear

 

 

¿Recuerdas la versión española de Bonnie&Clyde de Los Mustang? Clic para tuitear

 

No quiero dejar de agradecer a mi amigo Javier su asesoramiento, un refugio de cultura musical.

Artículo de Josevi Blender