Nya de la Rubia, de Sevilla y Triana, cantante y actriz, camino del éxito

Si no es por una de mis hijas —la que se dedica a traer y llevar por esos mundos de dios a los que hacen juegos malabares con la música— nunca hubiera tenido la ocasión de reparar en esos ojos tan cautivadores y tan llenos de vida, que un día asomaron por mi casa y que iluminaron el salón todo el tiempo que Nya de la Rubia quiso. Y quiso, ya lo creo que quiso. Que venía la cantante trianera de promocionar en radio el que por entonces era su último sencillo, Quién me va a querer, y se prestó encantada a que yo le mostrara mis recuerdos musicales plasmados en fotografías en blanco y negro y algún elepé de por medio… Ni qué decir tiene, que todo fueron piropos hacia esta vieja gloria del pop-rock andaluz. Requiebros salidos de un corazón que estaba latiendo a compás, porque se sabía totalmente comprendido y aceptado en este entorno mío del barrio de La Macarena.

Y digo bien, ya que a partir de esta visita todo lo relacionado con Nya de la Rubia comenzó a interesarme sobremanera, sabedor como soy de que el talento de la artista es grande y que el camino que emprendió un día, en que el olor a jazmín lo inundaba todo, no se detendría sino para ir cogiendo impulso tras impulso. Pues, que a sus primeros amoríos con el cante flamenco y la copla—no en vano su padre era guitarrista y su madre fue intérprete de la canción popular española— les llegó, por turno, la querencia de la composición musical en un alarde de fusiones y las primeras incursiones en videoclips como actriz. Me aclara Nya, que: «El hecho de que mis padres también se dedicaran a la interpretación artística, claro que ha marcado los pasos que he dado en mi carrera. Es algo natural, pienso yo. Y su influencia ha hecho que se me abrieran los sentidos para poder amar el arte desde un punto de vista más amplio. Puedo decir con orgullo, que he mamado el arte puro de mi madre y seguido sus sabios consejos».

He mamado el arte puro de mi madre y seguido sus sabios consejos. @Nyadelarubia. @jotajotaconde Clic para tuitear

Isabel Estefanía de la Rubia Badante, que así se escribe su nombre al completo, goza de una formación académica y artística envidiable. Hizo interpretación, canto y danza en el Centro de Artes Escénicas de Sevilla, bajo la dirección de Gregory Acuña, Ignasi Vidal, Marietta Calderón e Isabel Vázquez. Curso de Teatro Musical (Los Miserables) con Isa Ramírez, Marc Álvarez e Ignasi Vidal en el Centro de Artes Escénicas de Sevilla. Curso intensivo de Teatro Físico y Gestual con Diego Molero y Gregory Acuña. Curso de cámara con Pape Pérez y musical con Kelila Bueno. Replika Teatro, Madrid, con los profesores, Jaroslaw Bielski Socorro Anadón, Zywila Pietrzak y José Manuel Taracido. Curso de formación «El actor y el guionista trabajando juntos» impartido por Benito Zambrano, y organizado por (Ace), en 2009.

«Si te contara de qué manera comencé en la música, alguna lagrimilla, por la emoción, se me escaparía», me dice en recogimiento Isabel Estefanía. «Solamente añadiré, que mis primeros pasos en el mundo de la música los recuerdo como algo mágico, único y especial. Notaba que algo se movía por todo mi cuerpo cuando me subí por primera vez a un escenario, y eso nunca se olvida».

Que dentro del hábitat de las artes escénicas, Nya de la Rubia cuenta, asimismo, con un recorrido más que interesante. En cine, los cortos: Nya, de Enrique Caruncho; +Q 1find, de Silvia Chicón; Mi tío Paco, de Tacho González; La jugada, de Jorge Roa; Corten, de Nacho López; Convulsión, de Javier Colsa; Toilet Cam, de Juan Carlos Moro y David B. Isla. Además de los largometrajes: Regalo de navidad (2010), de Pape Pérez; Sacramento (2014), de Carlos Cañecquer; Toro (2015), de Kike Maillo. En televisión: Arrayán (2007), Canal Sur; El rastro del crimen (2008), Antena 3; Cuéntame cómo pasó (2010), TVE; Dreamland (2014), Cuatro; 28 F (2016), Division XL Producciones; Mar de plástico (2015-2016), Antena 3. 1ª y 2ª temporada; La peste (2017), Atípica Films, dirigida por Alberto Rodríguez y Francisco Rodríguez.  Y en teatro: La tribu, de Alejo Stivel y Flamenco, dirigida por Josuá Vivancos. Fue premiada como Mejor Actriz en el Festival de Cine y TV de León, en 2017.

Y hablando de oportunidades, tanto en cine como en televisión, me comenta Nya: «Estoy enormemente agradecida al director Kike Maíllo por confiar en mí para su película Toro, porque gracias a él me conocieron Eva y Yolanda, las directoras de casting más importantes, que me escogieron para hacer un precioso personaje en Mar de plástico para Antena 3, el de Lola».

En cuanto a sus colaboraciones en videoclips y otros menesteres, podríamos destacar: Bulería, videoclip de David Bisbal; Alahabibi, videoclip de Hakim; colaboración con Amaury Gutiérrez en Directo mío, Auditorio Nacional de México; reportera para Desde la sombra; colaboración en disco y videoclip 5 segundos, producido por Alejandro Sanz y Paco Ortega; El primer día, de David Luque (Warvellous Films. 2011); Disco Nya de la Rubia, 2013; banda sonora original Recuerdos, de la serie Perdóname, Señor, de Cuatro; actriz en el vídeo de la candidatura Juegos Olímpicos 2020, de Julián Zuazo. Y lo de bailarina de estilo moderno y cinturón azul en la disciplina de taekwondo, que lo añado porque es de justicia.

Y porque cuando me ha interesado conocer cómo compagina la canción, el cine y la televisión, me ha hecho un ademán tajante: «Compagino todo porque amo el arte, y aún me queda tiempo para más…» No, si yo no lo dudo, estimada Nya, le contesto un tanto temeroso. Pues sé que recientemente has terminado de rodar la serie, La peste, para Movistar. «Donde tengo un personaje que me apetece que aparezca ya, y así todos podrán ver la diferencia que hay respecto al de Lola». Y sé, también, que tienes un nuevo single, ya grabado y de título, Lo que tú quieras ser, que saldrá a la luz el próximo mes de septiembre.

Compagino todo porque amo el arte, y aún me queda tiempo para más. @Nyadelarubia. @jotajotaconde Clic para tuitear

Sí, puedo afirmar y afirmo rotundamente que amas el arte. Para eso eres artista de los pies a la cabeza, que es lo que yo pienso. Y por eso quieres, de la manera que tú la quieres, a la tierra en que naciste: «Sevilla y Triana, Triana y Sevilla. Nací allí y estoy enamorada de mi ciudad. Sevilla es casa, infancia y recuerdos. Es arte y amor». Ya ves, amiga mía. Arte y amor: dos palabras grandes donde las haya. Dos palabras que también se desprenden de ti con generosidad, querida y admirada Estefanía…

Nya de la Rubia, de Sevilla y Triana, de Triana y Sevilla, cantante y actriz y, sin duda, camino del éxito.

 

 

 

J. J. Conde