Terra Ignota: una apuesta por la coedición. Charla con Manuel Baraja

Detrás de la editorial Terra Ignota se encuentra una persona adicta a la lectura con una interminable lista de espera, una lista que existe y es imposible asumir, pero en ella va marcando cada semana con un visto bueno todas las obras que termina; también es un amante del cine, ve filmes de todos los géneros, nacionalidades y épocas, pero lo hace con una mirada analítica y franca, engulle cualquier producto, comercial o no, bueno o malo, porque lo ve con una mirada crítica. Además, la película que se propone –también tiene otra lista extensa e infinita– la ve hasta el final –y no sé si ve también los créditos–, sea un tostón o no. A mi juicio, esa es la actitud si quieres hacer después una mínima crítica equilibrada (comentarios que, por cierto, suele colgar en Facebook). Sin lugar a dudas, se trata de una buena práctica por parte de este editor, pues invita, claro está, a que le mandéis vuestro manuscrito a su editorial, Terra Ignota, porque también lo leerá hasta el final (siempre que pase un mínimo corte de calidad literaria establecido por la editorial).

Pero detrás de Terra Ignota también hay un hombre amante de la cocina. Para ello solo hace falta echar un vistazo a su página de Facebook. Manuel Baraja es el nombre que deberéis escribir en el buscador para poder ver los exquisitos platos que él mismo cocina cada fin de semana y cuyas presentaciones «comparte» siempre con los demás ciber-usuarios. En broma, siempre le digo que solo me haría amigo suyo por eso, para que me invitara a su casa a comer, pero, también, y esta vez en serio, le digo siempre que es una persona muy honesta y claramente valiente por dar vida a una editorial nueva que quiere destacar por ser distinta a las demás, cuyo sello de identidad, además de la calidad literaria de sus autores (y la calidad física de sus libros), sea la honestidad para con el autor. Pero Manuel también es una persona muy inteligente intelectual y emocionalmente, buen comunicador, una buena persona, completa y equilibrada. Y es que, al final, cualquier empresa que montes, para bien o para mal, llevará el sello de tu propia personalidad.

Conocí a Manuel cuando este trabajaba para una editorial de Aranjuez, él mismo fue quien corrigió y repasó mi primera obra, El Escritor, antes de su pase a imprenta de dicha editorial. Siempre mantuve contacto telefónico con él y con su ex compañera Tatiana (ex, también, de extraordinaria persona). Su voz era siempre amable, te respondía a todas las cuestiones y dudas que hiciera falta, pero siempre te decía lo que había, sin adornos, sin exageraciones, sin crear falsas expectativas. Sin mentiras, en resumidas cuentas, pues la que por aquel entonces era «nuestra editorial» no era precisamente Random House

Pero Manuel Baraja (Terra Ignota), al igual que su homóloga Carmen Moreno (Cazador de Ratas) es capaz también de engancharte del corazón con sus historias personales llenas de situaciones absurdas e increíbles, cómicas o incluso tragicómicas. Manuel es natural de Sevilla, trabajó en Córdoba, en Madrid y ahora lo hace en Barcelona, donde ha creado esta editorial junto a Juan Carlos, su socio. Su acento y tono del sur, combinado con su buen talante, aumentan el interés en escuchar de su propia boca su pasión por la cultura y cualquier expresión artística.

Hola Manuel, el pasado 18 de junio presentaste mi novela, El Escritor, de Chiado Editorial, en Fornells de la Selva (Girona), cosa que te agradezco mucho, pero es que, además, debo decirte que me encantó y hasta me sorprendió tu visión del libro.

Hola, Xavi. Lo primero agradecerte tus palabras y decirte que fue un auténtico placer tener la oportunidad de presentar tu libro.

Una vez me comentaste que tu sueño era crear la editorial más ventajosa posible para el escritor, pues son bien conocidas las condiciones contractuales de la mayoría de escritores, (el famoso 10% de beneficio de las ventas para el autor y el resto para la editorial), sin perder de vista, evidentemente, el beneficio para la editorial y para sus trabajadores. Manuel, creo que hablar de ti, una de las personas más educadas, francas y apasionadas que he conocido, es hablar también de Terra Ignota. Tengo la sensación de que todo cuanto me explicas de tu editorial es tan real como cuando el personaje de Neo, el ‘Elegido’ de Morfeo en Matrix, descubre la verdad del Mundo Real. Es decir, me hablas de las hormigas gigantes que viste en la selva asiática y te creo, me hablas sobre las ventajas de Terra Ignota para los escritores en comparación con el resto de editoriales y te creo.

Mira, yo creo que cada persona tiene que intentar explotar al máximo lo que tiene y lo que puede hacer, y si eso se ajusta bien a su forma de ser, pues todavía mejor. Yo, sinceramente, no creo tener unas virtudes demasiado notables, pero por suerte o por desgracia siempre he intentado ser honesto y llamar a las cosas por su nombre y el no hacerlo o el no ser así, de verdad que me cuesta un esfuerzo que no me merece la pena. Cuando un buen amigo, Juan Carlos, me comentó que tenía un proyecto para abrir una editorial y me propuso unirme a él, no me lo pensé, pues me permitía trabajar en algo que me gusta y además hacerlo de la forma que yo crea conveniente.

De hecho, es cierto que vuestra editorial, de entrada, ya rompe con esa cifra tan baja del 10% de beneficios para el autor y 90% para la editorial, elevando de forma significativa dichos beneficios para el autor. ¿Cómo explicáis la «fórmula Terra Ignota» a la gente, teniendo en cuenta que el autor, para publicar con vosotros –y aunque después tendrá más beneficio económico que en cualquier otra editorial– deberá poner una cantidad determinada de dinero por adelantado?

En Terra Ignota trabajamos bajo todas las fórmulas de edición que existen: autoedición, coedición y “tradicional”. La autoedición queda reservada para ocasiones especiales o en los casos en los que el autor quiere ocuparse de todo, que no suele ser la norma. Y, con respecto a la “tradicional”, al ser el riesgo bastante alto, tienen que confluir unos aspectos muy concretos que es raro que se den. Es por esto, por lo que la fórmula más empleada es la coedición. En ella, efectivamente, el autor tiene que poner parte del coste de la edición, ya sea por adelantado o no. Eso lo sabe ya desde el principio, si le interesa esta opción, porque lo tenemos claramente indicado en nuestra página web. Sabemos que haciendo eso seguro que nos llegarán menos solicitudes, pero preferimos ser claros desde el primero momento a darle la “sorpresa” al autor después. Y, a partir de ahí, lo único de lo que se trata es de ser consecuentes. Es decir: unos servicios los paga el autor, otros la editorial y otros entre los dos. La corrección, por ejemplo, algo que siempre hacemos pues lo entendemos necesarios para que el libro salga lo mejor posible, que es de lo que se trata, no se cobra al mismo precio que si alguien nos encargara sólo que revisáramos su obra.

El tema del reparto de beneficios va en la misma línea. Muchas editoriales que trabajan la coedición son de coedición para lanzar el libro, pero a partir de ahí ya funcionan más como si fuera “tradicional”, es decir, quedándose ella con la mayoría de los beneficios. Aquí entendemos que si el autor paga gran parte de los gastos y asume la mayoría del riesgo, es lógico y de sentido común que también se quede con la mayoría de los beneficios. Además, uno de nuestros mayores intereses es que el autor recupere la inversión realizada lo antes posible, para eso no se convierta en un gasto. Por otra parte, esto también está en la línea de lo que es más importante para nosotros: que el autor esté contento, y creo que todos los que han publicado con nosotros lo están.

Mario J. Les, @LAIAPE @teresaduch en @TerraIgnotaEdic. #Entrevista de @XavierAlcover Clic para tuitear

Terra Ignota cuenta con escritores de gran proyección nacional como Mario J. Les y sus novelas sobre el nazismo, El plan Bérkowitz o Sombras tras los cristales, la primera la cual he tenido el placer de leer y de disfrutar. ¿Podrías hablarnos sobre los principales grandes títulos de la editorial?

Aunque llevamos funcionando poco tiempo, efectivamente, pienso que tenemos títulos bastante interesantes, y es que, pese a trabajar sobre todo en coedición, tenemos muy claro que es absolutamente fundamental mantener un estándar de calidad adecuado, ya que el prestigio de la editorial cara a las librerías y a los lectores está en juego y, debido a ello, hay que filtrar muy bien las obras que llegan.

En coedición es absolutamente fundamental mantener un estándar de calidad @TerraIgnotaEdic Clic para tuitear

Las novelas de Mario J. Les, como comentas, son las que quizá tengan mayor potencial comercial, debido a la temática y a la forma en las que están escritas, que las convierten en un gran entretenimiento, el principal objetivo de la ficción, aparte de en un placer de leer, con lo que no sorprende que sean nuestros títulos más vendidos.

También destacaría las dos obras de Ricard Pérez Braña, repletas de imaginación y aventuras, o el disfrute de la pluma exquisita de Manuel José Díaz Vázquez en La ironía del afilalápices, donde aparte de pasar un buen rato entre sus páginas también podemos aprender algunas anécdotas literarias dignas de mención. Tampoco tenemos problemas en publicar en otras lenguas que no sea el español. Encontramos así, por ejemplo, Què es pot fer amb la llengua? de Fèlix Rueda y Pere Fàbregas, un divertidísimo y muy recomendable libro de curiosidades sobre el catalán, o Les cadenes subtils, de Teresa Duch, una novela de intrigas que hunden sus raíces en la Guerra Civil. Sin olvidar Y tu… com et sents?, una serie de cuentos infantiles escritos por el Equipo Creix de Barcelona, que ayudan a padres e hijos a trabajar la educación emocional y que tuvo un gran éxito el pasado día de San Jordi. ¡Incluso tenemos una guía de viajes sobre Múnich en inglés! Creo que todo eso proporciona más riqueza y profundidad a la editorial.

 

He leído a la mayoría de autores que has citado y doy fe de su altísima calidad literaria. No elogio por elogiar, pues pienso que se merecen mayor visibilidad y aprovecho para recomendar a estos escritores que, personalmente, me parecen sublimes. Tanto es así, que para mí, un escritor que lee e intenta aprender cada día, se han erigido en auténticas referencias a nivel personal. Enhorabuena porque contáis con autores de calidad que pueden dar mucho que hablar en el futuro. Mucha suerte para ellos y, Manuel y Juan Carlos, adelante con Terra Ignota Ediciones. En MoonMagazine os seguiremos la pista de cerca.

Muchas gracias a ti y a la editora de MoonMagazine por interesarse por nuestro trabajo. Hace tiempo que sigo MoonMagazine, no solo por la calidad de sus artículos, sino por la variedad de los mismos y porque creo que ha logrado el difícil equilibrio entre proporcionar información/conocimientos y entretener que deben perseguir todas las publicaciones de ese tipo.

Javier Alcover para Revista MoonMagazine