Cosecha Negra, novela de Víctor Claudín y Óscar Plasencia.

Las instalaciones de la empresa petrolera Tulsaco Oil Corporation en Senegal vuelan por los aires a causa de un atentado terrorista adjudicado a Al Qaeda.
La directora, Amina Hadad Bryson, se salva del atentado, pero no así su hijo. Después de enterrarlo, Amina es secuestrada y ferozmente torturada por la CIA, hasta provocarle un shock que les obliga a internarla en un hospital.

Cosecha Negra es un thriller de resonancia internacional que no se contenta con denunciar un hecho, una situación de injusticia, sino que desvela valientemente las maniobras de las petroleras y los manejos de los servicios secretos y las policías de distintos países, ejecutados todos ellos con el objeto de preservar su estatus en el poder.

Esta novela es el resultado de la colaboración entre el periodista y escritor Víctor Claudín y el director, guionista y productor cinematografico Óscar Plasencia, sobre un guión de este último. Según Plasencia “la idea de de convertir un guión en novela, alejándome de lo habitual, que es escribir un guión a partir de una novela, surge como resultado de la frustración que produce trabajar durante un largo tiempo en una historia que terminará guardada en un cajón debido el profundo rechazo que produce el cine, y la cultura en general, en este gobierno. Un escritor escribe para ser leído, y un guionista para que la gente pueda ver su historia en una pantalla. Si la película no se puede hacer, al menos que pueda ser leída.”

Trailer de Cosecha Negra

Lo que Óscar no imaginaba era el enorme trabajo que iba a significar realizar esta tarea. “Un guionista escribe con imágenes, los personajes se perfilan con breves pinceladas, los pensamientos se muestran posteriormente en las expresiones de los actores, los conflictos son reforzados por el montaje, la música, la fotografía, etc. En cine, el dicho una imagen vale más que mil palabras se ajusta perfectamente a lo que debe ser un guión. En una novela, esas mil palabras hay que escribirlas para producir un efecto similar. Cada género cuenta con su propia y complicada dinámica. Como guionista, lo que más me costó al abordar la escritura de la novela, fue olvidarme de la técnica que exige el cine, y de la máxima de un buen guión: menos es más, para adecuarla a los requerimientos específicos de la narración literaria.”

Evidentemente el esfuerzo mereció la pena “porque aprendí muchísimo de Víctor Claudín, un excelente escritor que generosamente me enseñó a demoler todo el edificio del guión para luego mostrarme cómo se construye un edificio con los mismos cimientos pero con un diseño completamente diferente·”

Cosecha Negra. Gómez Rufo, Claudín y Plasencia

Gómez Rufo, Claudín y Plasencia presentando Cosecha Negra.

Víctor Claudín y Óscar Plasencia habían trabajado juntos en algunos guiones para la televisión. Víctor nos cuenta que cuando Óscar le pasó el guión y le dijo que lo estudiara para convertirlo en novela, vió la película del guión y decidió que la novela también le gustaría, y que podría acomodarla a su estilo, a sus intenciones como escritor.

“Como novelista ya contaba con una historia cerrada, y de ahí que desde luego lo facilitaba. Por otra parte tenía que tener cuidado porque una novela es muy diferente a una película, sus respectivas estructuras no tienen nada que ver. Si me sometía al guion tiraba por la borda la posibilidad de hacer una novela. Tenía que sentirme libre, incluso ir en contra del guion, modificar su estructura, crear nuevos personajes, argumentar por qué sucede lo que sucede, encontrar la lógica propia de la novela, olvidándome de la del guion, desarrollar subtramas. Y todo eso desde luego ha representado un reto, casi el mismo reto que hacer una novela partiendo de cero, por mucho que en este caso ya llevara mucho trecho avanzado gracias al impecable trabajo de Óscar.”

Presentación de Cosecha Negra en La Casa Del Libro (Madrid)

Cosecha Negra. Antonio Gómez Rufo

Antonio Gómez Rufo presentando Cosecha Negra

Cosecha Negra se presentó en Madrid el 8 de Mayo en la librería La Casa del Libro, Fuencarral 119, Madrid. El acto fue presentado por el escritor Antonio Gómez Rufo, quien dijo, entre otras cosas: “Cosecha Negra es una inmensa metáfora del mundo de hoy. En ella, una empresa multinacional del petróleo, la TULSACO, representa el poder en toda su extensión: el poder financiero, el poder político, el poder mediático y el poder social. Y, como dueña del mundo, maneja los hilos desde todos los puntos de vista, sin escapatoria (…) Tras su lectura me ha quedado una profunda sensación de desasosiego, como cuando uno se mira ante el espejo sin verse y descubre que se ha quedado ciego. Una sensación de que son ineficaces nuestras batallas, inútiles nuestras voces, inservibles nuestras acciones e insignificantes nuestras protestas. Porque hay un mundo, ahí afuera, en donde unos pocos han decidido por nosotros hace mucho tiempo, unos cuantos que dictan leyes y sentencias, que nos han condenado de antemano y que, para que no lleguemos a descubrir nuestra debilidad e insignificancia nos regalas juguetes para distraernos, unas veces internet, otras ciertas lecturas y películas, tal vez unos días de vacaciones o, con suerte, un puesto de trabajo por el que estar agradecidos.”

Cosecha Negra: reflejo de una realidad

Dos sucesos graves a nivel internacional confluyeron en el tiempo en el que Víctor Claudín escribía la novela, siendo determinantes, pues según el escritor, “se colaron en ella”.

La primera  fue el vertido de miles de litros en el Golfo de México, 5 millones de barriles de crudo, de una plataforma perteneciente a la British Petroleum. “Hay un absoluto ocultismo en estos ámbitos, no se sabe nunca a qué se deben, así que la explicación que se da en esta novela al atentado del inicio es tan verosímil como cualquier otro que nos hayan contado.”

Cosecha Negra. Víctor Claudín en La Casa del Libro

Cosecha Negra. Víctor Claudín
en La Casa del Libro

La segunda noticia salía publicada en El País el 25 de agosto de 2010, bajo este titular: “El primer pozo en Groenlandia dispara la carrera por el “oro ártico”. “Acompañada de una foto que me heló el alma. Un barco derritiendo un iceberg para evitar que colisionara con el buque de perforación de Cairn, la primera firma que estableció el primer pozo de hidrocarburos en la costa de Groenlandia.

Antes nadie hacía caso a Groenlandia, nadie, desde hace unos pocos años varios países se disputan su propiedad: Rusia, Noruega, Alaska, Canadá, todos los países que pueden reclamar su derecho. Están esperando el deshielo, y sobre todo, lo están provocando, para hacerse con el petróleo y los gases que hay debajo.
Este hecho se convirtió en una justificación tan verídica como la imaginada, a lo que sucedía en la novela.”

Sobre los autores de Cosecha Negra

Víctor Claudín es madrileño, nacido en 1954. Periodista y escritor. Relacionado con el mundo de la cultura desde distintas facetas: Asociación para la música popular, Universidades populares, sala Elígeme, Elígeme discos, teatro Alfil, etc.
Como periodista ha sido redactor de Ozono o Camp de l’arpa, entre otras revistas, director de los gratuitos Información al día, Aquí y ahora y Ágora 15, jefe de cultura del diario Liberación, colaborador de El País, Informaciones, El Viejo Topo, Triunfo, Diario 16, la agencia Colpisa o La Clave, por citar sólo algunos de los medios en los que ha trabajado, además de haber sido jefe de prensa del ayuntamiento de Móstoles o Director de Comunicación e Imagen del Teatro Español.
Entre sus catorce libros publicados destacan El antro de la Buscontra (Mondadori, 1989), Escrito en una ola (A la luz del Candil, 2002), Me llamo Marta y soy fibromiálgica (La Esfera de los Libros, 2004), Mar Cerrado (Martínez Roca, 2006) o Tren de la noche (HG, 2010).

Óscar Plasencia, guionista, director y productor argentino, es Licenciado en Artes Audiovisuales en la especialización de guión, dirección y producción. Dramaturgo, profesor de comunicación audiovisual y académico de la Academia Europea de cine. Guionista de varias películas españolas y argentinas, entre las que se destacan Sus ojos se cerraron, dirigida por Jaime Chávarri (Cóndor de Plata al mejor guión) Fugitivas, dirigida por Miguel Hermoso (premio Goya), Todas las mentiras, dirigida por Miguel Perelló, El humo ciega tus ojos (guión y dirección junto a Salvador Perpiñá) y Malditas sean las mujeres (mención especial del jurado al guión en el Festival de Cine de la Habana).

Cosecha Negra. Óscar Plasencia el día de la presentación

Cosecha Negra. Óscar Plasencia
el día de la presentación

Ha trabajado como productor de la película Afinidades, dirigida por Jorge Perugorría y Vladimir Cruz, y de Dreaming Light, de César de Nicolás. Como dramaturgo ha escrito varias obras de teatro estrenadas en Buenos Aires, la Habana y México.

Como profesor de guión y dirección cinematográfica ha trabajado en la Universidad de Alcalá de Henares, la Universidad Europea de Madrid, Universidad de Granada, Universidad de Málaga y en la Universidad de Valencia. Ha escrito numerosas series de televisión de gran éxito en España y Argentina.

Durante los últimos cinco años fue analista de guiones de varias películas españolas y latinoamericanas. En febrero del 2013 publica su nueva novela, Cosecha Negra. Actualmente está trabajando como Script Doctor en la nueva película de Janet Álvarez Gonzalez, El secreto del retrato, que se rodará en EEUU en septiembre del 2013, y en la producción de su próxima película como guionista y director, Near death experience,  producida por Planet Films.

Cosecha Negra está disponible en Amazon (link).