Donde siempre es medianoche de Luis Artigue es una novela satírica de ciencia ficción. Muchas veces la clasificación genérica de una novela es un aspecto secundario frente a lo que en ella se nos está narrando. No ocurre así en este caso, ya que nos encontramos con una obra que se desenvuelve con soltura en los dominios de varios géneros, y la aprehensión de esta hibridez es fundamental para comprender qué no está contando el autor a través de las peripecias de sus personajes. Además, como sucede con otros títulos de la misma línea de la editorial Pez de Plata, el humor ocupa un papel destacado en la novela. La ausencia de seriedad y pretensiones siempre una muy buena excusa para que un autor pueda jugar con los clichés de los géneros. Y este es el origen de algunas obras maestras de los géneros proyectivos. Donde siempre es medianoche no llega a tanto pero es un obra muy interesante, que ha resultado ser una más que agradable sorpresa. En lo que sigue expondré las razones por las que considero que es una obra a tener en cuenta por los lectores de fantasía, ciencia ficción y novela negra. Sí, ¡todos ellos!

Donde siempre es medianoche de @luisartigue @pezdeplata. Una novela satírica de ciencia ficción a tener en cuenta por los lectores de #fantasía, #cienciaficción y #novelanegra. @jm_uria #cifituits. Clic para tuitear 
La razón fundamental es que en esta novela el contexto de la narración, el mundo posible desarrollado por Artigue, es fundamental. Como creador de mundos de ciencia ficción considero que para desarrollar todo su potencial las narraciones pertenecientes a este género literario deben adoptar dos modos de expresión. El primero es el desarrollo de la narración a partir de un modelo conceptual, y la ejecución en la narración de una idea, concepto o hipótesis en el seno de ese modelo, el despliegue de la historia a partir de un nóvum. El segundo es el que se centra en explotar el impacto del extrañamiento cognitivo en la mente del lector. Donde siempre es medianoche aplica estos dos modos de expresión de los conceptos de ciencia ficción para la construcción de una historia que se desarrolla en torno a diversos clichés genéricos. Algunos tópicos manidos de la ciencia ficción, la novela negra y la literatura fantástica hacen su aparición a lo largo de la novela, pero todos ellos se despliegan para construir un mecanismo narrativo, que al igual que el fundamento físico del funcionamiento de un botijo, aparenta ser sencillo pero esconde una gran complejidad. En este caso el nóvum es la oscuridad de la ciudad de Silenza, que ejerce el papel de dinamizador de un experimento social que muestra cuál puede ser el devenir de las sociedades postmodernas ante las crisis. Pero también es el elemento de extrañamiento cognitivo, capaz de alimentar respuestas religiosas y trascendentes, y que opera aparentemente como un elemento fantástico que perturba el universo de la novela. Por lo demás, regido estrictamente por las leyes naturales fuera de la ciudad de Silenza.

La construcción del mundo posible y la dialéctica entre ciencia ficción y fantasía es importante para interpretar el discurso de Donde siempre es medianoche. En la novela Artigue construye una reflexión desenfadada y neurótica sobre las crisis que nos envuelve, al igual que lo hace la oscuridad con Silenza. Para presentarla al lector se sirve de las neurosis del protagonista de la historia, el Sabueso, un peculiar periodista de investigación, y sus continuas conversaciones con su psicoanalista tanto reales como imaginarias. Las crisis psicológicas del Sabueso son un reflejo de las nuestras. Como las de todos los personajes, algunos de los cuales podrían poblar alguna narración de Italo Calvino. Algunos maravillosos, como los borrachos del bar, que resulta ser la fuente de información más fidedigna de que dispone en el Sabueso en toda la novela.

El tono desenfado de la novela tiene mucho que ver con que no escaseen los tópicos de varios géneros literarios populares. Porque hay investigadores intrépidos y autoridades corruptas, mujeres fatales, sectas religiosas, instituciones que parecen sacadas de una distopía, y como no, algunos que otros científicos locos que se pasean por ahí haciendo de las suyas. Ingredientes para provocar la carcajada del lector, pero que también son fundamentales para cocinar el discurso político de la novela de Artigue. Esta doble vertiente de la historia, la de divertimento descerebrado y reflexión política de profundidad es uno de los puntos fuertes de Donde siempre es medianoche como obra literaria.

La doble vertiente de divertimento descerebrado y reflexión política de profundidad es uno de los puntos fuertes de Donde siempre es medianoche como #obraliteraria. @jm_uria. #cifituits #noir @luisartigue @pezdeplata. Clic para tuitear

Tengo que reconocer que como autor de obras de ensayo sobre mundos de ciencia ficción una de las cosas que más me han intrigado durante la lectura es la cuestión de la naturaleza de la noche de Silenza. ¿Un fenómeno natural, sobrenatural o un misterio que debe resolver por sí misma la persona que lea la novela? La opción por la que se decanta Artigue para resolver el gran misterio de Donde siempre es medianoche es interesante pero arriesgada. Porque no hay una apuesta clara y contundente por el enfoque de literatura fantástica o de ciencia ficción hasta el final de la novela. Pero una vez se supera la dialéctica entre enfoques proyectivos se demuestra que así debe ser, porque la resolución es bastante divertida, y encaja a la perfección con el juego narrativo que se desarrolla en la novela.

Para terminar con esta reseña, mencionaré brevemente que Donde siempre es medianoche es finalista al Premio Celsius de la Semana Negra de Xixón. No emitiré ningún juicio al respecto. Me limitaré a afirmar que me ha parecido una novela muy divertida. Por lo que creo que hay que destacar que es una buena noticia, en lo que respecta a los premios literarios, que una novela de esta naturaleza juegue en la misma liga que otras obras que apuestan por un enfoque más serio de la fantasía y la ciencia ficción.

Donde siempre es medianoche de @luisartigue @pezdeplata, finalista al Premio Celsius de la @snegra de Xixón. Buena noticia que juegue en la misma liga que otras de enfoque más serio de la #fantasía y la #cienciaficción. @jm_uria. Clic para tuitear

 

Donde siempre es medianoche, de Luis Artigue

 

Donde siempre es medianoche

Luis Artigue

Editorial Pez de plata

Comprar AQUÍ

 

 

 

 

Artículo de José Manuel Uría

Portada de la reseña: David de la Torre