Un detective-vidente negro que vive en Bilbao y habla euskera. Una nonagenaria de Neguri adicta a la heroína y a cierta bebida de complicado nombre. Una ertzaina que se expresa en el euskera del siglo XVI y, además, domina el sefardí. Un Sabino Arana de 23 años haciendo de Watson tras la pista de Jack el Destripador. ¿Qué pasa con los escritores vascos de novela negra? ¿Es que siempre tienen que dar el cante?

Dos de julio. Lleno en la Biblioteca Municipal de San Sebastián. Algunas caras conocidas entre el público, como la de la escritora Noelia Lorenzo Pino, finalista este año al Premio Hammet de la Semana Negra de Gijón con Corazones negros, a la que deseamos el mayor de los éxitos —tú ya lo sabes—; Laura Balagué Gea, cuya Muerte entre las estrellas, ambientada en el Zinemaldia, os recomiendo leer; el escritor Luis Azorín, autor de Yugos de ceniza; mi amiga Sorkunde y su marido, y un número importante de personas a las que, tanto los cuatro escritores vascos de novela negra que ofrecieron la charla como yo, juramos no haber visto en la vida.

Escritores vascos de novela negra: ¿Tiene remedio lo vuestro?

Los cuatro implicados

El poder de las redes.

O el boca oreja.

Dejémoslo ahí.

Y subrayemos la entrega de los asistentes, que tras la charla, se animaron a visitar los puestos de la Feria del Libro en Gipuzkoa Plaza y como cualquier cuadrilla que se precie, rubricaron la reunión con unas cañitas en el Mesón Martín de la calle Elkano.

Cuatro escritores vascos de novela negra en Donostia

Aunque hubo más de cuatro escritores vascos de novela negra en la sala, los ponentes de la mesa redonda Euskadi en negro fueron Javier Sagastiberri, José Javier Abasolo, Juan Infante y Jon Arretxe.

Hablaron sobre sus novelas, personajes y nuevos proyectos en un evento que se nos hizo corto y muy divertido.

En el evento organizado por @donostiakultura, gozamos de una presentación amena y divertida con los autores de #novelanegravasca #JavierSagastiberri, @AbasoloJavier, @ArretxeJon y @JuanInfante10. @ereinargi. @txaro_cardenas. Clic para tuitear
Escritores vascos de novela negra: ¿Tiene remedio lo vuestro? 1

Javier Abasolo

Le tocó a Javier Sagastiberri ejercer de maestro de ceremonias-moderador del coloquio, papel que cumplió con creces provocando la sonrisa de los presentes en más de una ocasión. El primer turno le correspondió por veteranía (esta es su decimosexta obra publicada) a José Javier Abasolo, autor que siempre se ha decantado por un tipo de novela negra clásica, ambientada en la época actual, en escenarios urbanos como Bilbao y que en esta ocasión cambia de registro, partiendo de un personaje histórico como Sabino Arana, para crear una ficción desarrollada en Londres, en torno a la investigación de los asesinatos cometidos por Jack el Destripador. Se trata de El juramento de Whitechapel, su séptima novela publicada con la editorial Erein. Una novela para la que ha realizado una importante labor de documentación —a la que el autor quita importancia en estos tiempos virtuales—, y con la que ha tenido, según aseguró, un especial cuidado a la hora de evitar anacronismos lingüísticos y reflejar el choque cultural y emocional resultante de la fusión de personajes y ambientes.

Abasolo insistió también en que la novela es pura ficción y que no pretende aportar ninguna teoría acerca de la identidad del Destripador, aunque esta historia pudiera llegar a ser mucho más creíble que muchas que pululan por ahí.

La imaginación y el buen hacer literario de @AbasoloJavier nos traen a un joven #SabinoArana haciendo de Watson y tras la pista de Jack el Destripador. #novelanegravasca @ereinargi @txaro_cardenas. Clic para tuitear

«El uso pausado y elegante del lenguaje de Abasolo en esta novela te hace creer que estás leyendo a Dickens o Wilkie Collins», comentaba Juan Infante.

Escritores vascos de novela negra: ¿Tiene remedio lo vuestro? Jon Arretxe

Jon Arretxe

Jon Arretxe es, como decía Sagastiberri, otro de los clásicos de la novela negra vasca y un autor polifacético. Doctor en Filosofía, Licenciado en Educación Física, pianista, cantante de ópera, autor de libros de viajes, cuentos infantiles, novelas como La Banda de Arruti, entre otras, o la saga de Touré, el único detective negro de Europa.

«¡El único de Europa y vive en San Francisco, Bilbao! Ya sabéis, el barrio más marginal… Donde Las Cortes, La Palanca…».

¿Quién no ha oído hablar de La Palanca?

No digas nada (originalmente Ez erran deus, porque Jon, además de tener claro que nunca escribiría un rural noir, siempre pare sus novelas en euskera y luego son traducidas al castellano) es la sexta aventura de Touré, un personaje polifacético —al igual que su autor— pero a la fuerza. Porque no le queda otra. Porque su creador  —el mismo que juró que nunca escribiría un rural noir— le hace pasar por todo tipo de vicisitudes a partir del momento en que lo «rescata» de la patera. Y desde aquello ya han transcurrido seis novelas.

Y he aquí que Touré decide ir a recuperarse de tanto mal trago a Orbe, pueblecito ficticio del Pirineo navarro tras el cual parece esconderse Arbizu, pueblo real donde los haya y en el que reside actualmente el escritor.

A Arretxe no le convencía el rural noir porque en los pueblos no pasa nada.

Quien lea No digas nada le llevará la contraria. Y serán muchos. Ojo, Jon.

A mí me ganó con estas frases (las transcribo más o menos):

Touré cae bien. Hay lectores que me han llegado a decir que empiezan a ver con otros ojos a los inmigrantes negros.

La novela negra siempre tiene que tener algo de denuncia social.

Touré cae bien. Hay lectores que me han llegado a decir que empiezan a ver con otros ojos a los inmigrantes negros. La #novelanegra siempre tiene que tener algo de denuncia social. @ArretxeJon @ereinargi @txaro_cardenas. Clic para tuitear
Juan Infante. Euskadi en negro

Juan Infante

Juan Infante es, entre los escritores vascos de novela negra, el que más he tratado, ya que colabora con sus reseñas en esta revista. En el caso de Juan, El precio del silencio es su segunda novela publicada en la colección Cosecha roja de la editorial Erein, y cuenta con varias obras, también de género negro, publicadas con otros sellos. Esta que nos ocupa —la anterior se titula Atrapado y la reseñamos aquí—, es la segunda de la serie Garrincha, exdelincuente reconvertido en investigador. Juan, debido a su actividad profesional —abogado penalista—, conoce bastante bien los bajos y «altos» fondos bilbaínos —esa sociedad «negurítica» que «tanto» le gusta a Javier Sagastiberri—, y, por consiguiente, es un experto en perfiles asociados a estos ambientes, lo cual le aporta cierta facilidad y libertad para crear a sus personajes. Cualquier parecido con la realidad es pura… creación literaria. Algo así nos hizo saber con cierto gesto de complicidad.

Personajes amorales que consiguen caer bien al lector y una ciudad, Bilbao, siempre presente y muy ligada a los protagonistas.

Y Garrincha, al contrario del mítico futbolista brasileño del que toma su nombre, «es alto y no tiene las piernas torcidas».

Conocedor de los bajos y altos fondos de Bilbao, @JuanInfante10, experto creador de personajes, nos habló sobre su última #novela, El precio del silencio. @ereinargi. @txaro_cardenas. Clic para tuitear
Javier Sagastiberri. Euskadi en negro

Javier Sagastiberri

Y le llegó el turno al presentador del evento, Javier Sagastiberri, que acaba de publicar, también con Erein en la colección Cosecha Roja, Una tumba sin nombre, cuarta y última novela de la serie de las ertzainas Arantza Rentería e Itziar Elkoro. Última novela que según el autor le ha costado bastante hilar, ya que el desenlace supone la culminación de una serie de circunstancias que ha ido desarrollando a lo largo de las anteriores entregas, alrededor, sobre todo, de Arantza Rentería, la ertzaina salvaje y misteriosa cuyo origen y desconocido paradero irán desvelándose en Una tumba sin nombre.

Decía Javier que esta es su novela más política, ya que desarrolla una investigación criminal relacionada con el asesinato del líder de una comunidad anarquista nacida en tiempos del 11-M. La novela también tiene algo de rural noir: la investigación llevará a Itziar al Goierri guipuzcoano, donde se produce el asesinato del líder anarquista y lugar de origen de Arantza, cuyo pasado está relacionado con hechos acaecidos en la época franquista.

Con Una tumba sin nombre, Javier Sagastiberri concluye la saga de las ertzainas Rentería y Elkoro y ya prepara un nuevo proyecto de #novelanegra con tintes políticos e históricos. #EuskadiEnNegro con @ereinargi. Clic para tuitear

Nuevos proyectos

Esto de los escritores vascos de novela negra tiene remedio siempre y cuando sigan escribiendo.

Hay que decir que están en ello.

Arretxe no está decidido a eliminar a Touré. De hecho, ya está con la séptima. Desde aquí le deseamos suerte a nuestro detective-vidente favorito.

Javier Abasolo dejó bien claro que esta aventura del joven Sabino no tiene posible continuación. En estos momentos está pergeñando una nueva historia para su añorado Goiko.

Juan Infante tiene Garrincha para rato. Mientras tanto intentaremos probar esa bebida cuyo nombre no consigo recordar. ¿Era chilena?

Y Javier Sagastiberri, tras el carpetazo a la pareja Rentería-Elkoro, le ha tomado gusto a las tramas negras y políticas: algo relacionado con un asesino a sueldo exmiembro de los Comandos Autónomos Capitalistas le está rondando por la cabeza…

 

Y hasta aquí esta pequeña crónica de la mesa redonda ofrecida por estos escritores, representantes de la novela negra vasca, que estuvieron en Donostia hablándonos de sus nuevas obras.

Esta vez han sido cuatro. Pero hay muchos más, como verás aquí y aquí.

¿Nos vemos en la próxima?

 

Txaro Cárdenas

Gracias a Noelia por las fotos, porque si llega a ser por mi pericia…