La llave 104 es la última novela de Paz Castelló y mi primera incursión en la narrativa de esta autora. Entre sus páginas he descubierto a una escritora muy sensible que ha sabido mostrarnos el lado más humano y vulnerable del ser humano,  a pesar de la dureza de los personajes y los temas que trata.

Hoy @pilar_garcia__ nos habla sobre La llave 104, de @pazcastello. Una autora con un estilo narrativo elegante. Un #thriller con una acertada evolución de la historia. Recomendamos leerla. @BrunoCazaLibros @Ediciones_Urano. Clic para tuitear

La historia transcurre en dos líneas de tiempo:

Una más extensa, narrada en tercera persona y que yo dividiría en dos partes, la primera que transcurre desde el nacimiento de la protagonista, Virginia Rives, hasta que cumple quince años. La segunda, desde los veinte hasta los veintisiete años de Virginia.

Otra, de menor extensión, escrita en primera persona, en la voz de Carmen Expósito, otro personaje clave en la obra.

Las dos líneas temporales se cruzan  en un momento de la novela de modo que la una no tendrá sentido sin la otra.

Comienza Paz Castelló, en La llave 104, contándonos las raíces de la protagonista, y narra cómo viene al mundo en el seno de una familia humilde, en un pequeño pueblo de campesinos y granjeros. Su madre, Remedios, trabaja duro y el pequeño Jacobo sufre de ver cómo su madre se deja la piel en las faenas y apenas descansa. Además de tener que atender los caprichos de su padre, Dioni, un hombre rudo y posesivo, obsesionado con la lectura de la biblia, cuyos pasajes maneja de memoria y a su antojo para justificar sus salvajes comportamientos.

Esta parte de la novela, la que transcurre hasta que nace Virginia, estremece. La sensibilidad de la que antes les hablaba aquí está rebosante. Cuando uno comienza a leer estos capítulos, uno siente el dolor, la tristeza, el abandono, la impotencia, la dulzura, la compasión, tantas emociones que se acumulan. Y te metes en la escena y eres tú la que acompañas a ese niño por el camino en la noche, la que está en la habitación de Remedios sufriendo con ella, la que se sube al camión y desea con todas sus fuerzas llegar a tiempo.

Y continúa la novela con la protagonista convertida en una joven atractiva, ambiciosa y sin escrúpulos que no dudará en utilizar sus armas de mujer para conseguir sus fines.

Y se intercalada en el tiempo, la historia de Carmen Expósito, a modo de diario. Una persona generosa, amable y amante de su familia, que se ve abocada a dejar toda su vida atrás y comenzar de nuevo.

La causalidad se tornará caprichosa y hará que casi dos desconocidas como Virginia y Carmen lleguen a compartir algunas cosas: saben qué se esconde tras la llave 104, se separan de sus hermanos, han de guardar un secreto, emprenden dos huidas, no han tenido suerte en el amor, y, a ambas les aguardan dos destinos inesperados.

Pero hay algo que las diferencia, una es capaz de renunciar a cualquier cosa por amor, la otra, es capaz de renunciar al amor por cualquier cosa.

Puede parecer frívolo si les digo que la figura más importante de la novela, para mí, es La llave 104.  Pero considero la aparición de esta llave, aunque lo haga en un momento avanzado de la novela, crucial. Su presencia va más allá porque adquiere un simbolismo especial que percibo desde el principio de la obra y hasta el final. ¿Puede que se trate de una percepción personal? Cabe esa posibilidad, y si así fuese, ¿por qué no compartirla con ustedes? Al fin y al cabo, una parte muy importante de mis reseñas son las impresiones personales, la huella que dejan los libros en mí durante y tras su lectura.


 

Y para mi, las llaves ayudan a proteger aquello que queremos guardar, pero también guardan aquello que queremos proteger. Las llaves cumplen, además, la función básica e instrumental de abrir y cerrar espacios. Y a modo simbólico, en esta novela, abren y cierran espacios vitales donde los personajes quedan atrapados dentro de su propia trampa. Porque la llave que abre, cierra o deja entreabierto el devenir de sus vidas, pasa por todo aquello que han sufrido de desamor, soledad, sufrimiento, tristeza, dolor, maltrato, impotencia, odio, ira, desesperación, … y está forjada a fuego, el de sus orígenes.

Paz Castelló denuncia temas de candente actualidad en La llave 104, en algunos entra en más profundidad que en otros. A mi me gustaría resaltar uno en concreto, porque nos preocupa sobremanera, porque toca especialmente nuestra piel, y nos hace sentir impotencia y tristeza: la violencia machista, el maltrato a la mujer y a los niños y el abuso a menores. Sin duda, la parte, desde mi punto de vista, más cruda de la novela.

La llave 104 denuncia temas de candente actualidad como el maltrato a la mujer y a los niños, la parte más cruda de la #novela de @pazcastello. @BrunoCazaLibros @Ediciones_Urano. #Reseña: @pilar_garcia__. Clic para tuitear

La llave 104 es un thriller que engancha, con una trama bien trazada y unos giros inesperados que te atrapan en sus páginas. La intriga está servida y la lectura compulsiva asegurada. Los personajes principales bien definidos y los escenarios descritos con detalle.

La parte del diario en primera persona me parece perfectamente intercalada y el tiempo cronológico muy bien ejecutado. Percibo en la autora un estilo elegante y con mucha sensibilidad a pesar de la crudeza de la historia.

Algo que me haya gustado menos, el exceso de adjetivación. Pero teniendo en cuenta que me he encontrado con una autora que hace un uso abundante y muy preciso de las descripciones, esto era previsible e inevitable.

Sólo me queda invitarles a leer La llave 104, de Paz Castelló y a disfrutar de ella.

 

Las llaves ayudan a proteger lo que queremos guardar y guardan lo que queremos proteger. ¿Qué guarda La llave 104 de @pazcastello? @pilar_garcia__ @BrunoCazaLibros @Ediciones_Urano. Clic para tuitear

 

La llave 104, de Paz Castelló 1

 

La llave 104

Paz Castelló

Umbriel, 2019

Comprar AQUÍ

 

 

 

 

 

Una reseña de Pilar García