En el Día de la Biblioteca, Revista MoonMagazine te invita a conocer diez de las bibliotecas más hermosas y espectaculares del mundo. Un recorrido por la historia, el arte y la literatura.

Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca.

Jorge Luis Borges

Feliz Día de la Biblioteca.

#DíadelaBiblioteca «Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca» #Borges Clic para tuitear

Diez bibliotecas fascinantes

1.—Real Biblioteca de San Lorenzo del Escorial (España)

bibliotecas

Fundada por Felipe II en 1565, gran bibliófilo y humanista que contribuyó con su fondo bibliográfico privado (la Librería Rica) a la creación de  esta gran biblioteca renacentista también conocida como La Escurialense o la Laurentina.

La Real Biblioteca de San Lorenzo abre este homenaje a las #bibliotecas en el #DíadelaBiblioteca. Clic para tuitear

2.—Biblioteca Nacional de Francia

bibliotecas

La Biblioteca Nacional de Francia (BNF), también conocida como Biblioteca Nacional de París, surgió en 1994 con la fusión de la Biblioteca Nacional y de la Biblioteca de Francia. La BNF es un establecimiento público bajo tutela del Ministerio de Cultura. Según el decreto de 1537 la Biblioteca Nacional de Francia debe guardar al menos un ejemplar de todas las obras publicadas en el país.

3.—Biblioteca General de la Universidad de Coimbra. Biblioteca Joanina (Portugal)

bibliotecas

Construida en el siglo XVIII por mandato del rey D. João V, la Biblioteca Joanina es una de las más espectaculares bibliotecas barrocas de Europa. Dotada de ejemplares de las más raras y variadas colecciones bibliográficas de los siglos XVI, XVII y XVIII, esta biblioteca está llena de tesoros de la Europa más culta de aquellos tiempos.

4.—Biblioteca Nacional de Austria

bibliotecas

La Biblioteca Nacional de Austria es heredera de la antigua Biblioteca Imperial de los Habsburgo. Con más de ocho millones de documentos, entre los que podemos encontrar desde papiros, manuscritos, incunables, libros antiguos, mapas, partituras musicales, autógrafos, grabados, esferas y globos terráqueos y celestes, hasta una extensa colección de libros sobre esperanto, la Biblioteca Nacional de Austria recoge la gran riqueza acumulada por la Casa de Habsburgo desde tiempos medievales.

5.—Biblioteca Klementinum de Praga

bibliotecas

La Biblioteca Nacional de la República Checa o Biblioteca Klementinum, llamada así desde que en 1556 un grupo de monjes jesuitas construyera un internado sobre los restos del monasterio benedictino. En 1622 la administración de la Universidad Carolina de Praga pasó a manos de los jesuitas y todas las bibliotecas parciales se unificaron y alojaron en el Klementinum, siendo declarada por  María Teresa I de Austria como «Biblioteca pública universitaria imperial real» en 1773, tras la supresión de la Compañía de Jesús en el país.

6.—The Hearst Castle Library

bibliotecas

La vida del magnate de la prensa William Randolph Hearst sirvió de inspiración al gran Orson Welles en su memorable Ciudadano Kane y, evidentemente, Xanadu era su castillo, obra de un megalómano que empleó casi veinte años en construirla y que no llegó a ver su sueño realizado en vida. Tras su muerte, The Hearst Castle pasó a ser propiedad del Estado de California. Insaciable coleccionista de arte, antigüedades y libros, Hearst lo construyo para dar cabida a sus posesiones. En la fotografía podemos apreciar una de sus dos bibliotecas, de estilo neogótico y profusamente adornada.

El castillo de Hearst posee una biblioteca neogótica abierta al público. #DíadelaBiblioteca Clic para tuitear

7.—Biblioteca George Peabody (Baltimore)

bibliotecas

«La catedral de libros» no está en Europa, sino en Baltimore, Estados Unidos. Se construyó a finales del siglo XIX como una biblioteca de investigación que hoy pertenece a la Universidad Johns Hopkins. Fue el filántropo George Peabody quien dejó como legado este magnífico centro cultural a la ciudad. La colección principal, originalmente dedicada a los intereses académicos del siglo XIX, está compuesta por 300.000 libros. Este edificio fue originalmente diseñado como biblioteca, siendo considerada  por su estructura y decoración, una de las más hermosas del mundo.

La catedral de #libros no está en Europa sino en Baltimore. #DíadelaBiblioteca. @txaro_cardenas Clic para tuitear

8.—Biblioteca Beinecke para Libros Raros y Manuscritos.  New Haven (EE.UU)

bibliotecas

Fue un regalo de la adinerada familia Beinecke a la Universidad de Yale y actualmente, este edificio que no ostenta ventanas y está cubierto por planchas de mármol translúcido, posee una de las más importantes colecciones de libros y manuscritos raros del mundo, entre los cuales podremos hallar una de las 48 Biblias Gutenberg.

9.—Biblioteca Nacional de Irlanda (Dublín)

bibliotecas

Diseñada por Thomas Deane e inaugurada en 1890 para albergar la colección bibliográfica de la Sociedad Real de Royal Dublin, esta es una de las bibliotecas más luminosas del siglo XIX.  Siendo, ante todo, una biblioteca destinada a la investigación, hoy en día alberga exposiciones, el Archivo Fotográfico Nacional, y un archivo de diarios irlandeses. También incluye servicios de genealogía y el Centro Nacional ISSN de Irlanda.

10.—Biblioteca de Montserrat

bibliotecas

Fundado en el siglo XI, el monasterio de Montserrat tuvo su propio scriptorium desde el siglo XIII, siendo muy activo durante los siglos XIV y XV. En 1499, el abad Cisneros promovió la inauguración de su taller tipográfico, favoreciendo así la difusión cultural del monasterio. El monasterio fue destruido durante las guerras napoleónicas, llegándose a perder la mayor parte de su tesoro bibliográfico, miles de obras atesoradas a lo largo de su actividad.

En la actualidad, sus fondos ascienden a más de 360.000 obras, entre monografías, publicaciones periódicas, manuscritos, incunables, grabados y mapas antiguos.

 

Espero que os hayan gustado las bibliotecas que he escogido para esta ocasión. Acepto sugerencias, y si os parece, podéis comentar con toda libertad.

Nos vemos, con un libro y en ambientes serenos.

Feliz #DíadelaBiblioteca.

 

Txaro Cárdenas

Fotografía de portada: Alex Block