Yo he bailado Respect con Aretha Franklin.

He bailado Think con Aretha Franklin.

He bailado Sisters are doin’ it for themselves con Eurythmics y Aretha.

Y cada vez que lo hacía éramos millones de mujeres.

Millones de mujeres pidiendo respeto. Millones de mujeres sintiéndonos representadas en el abrazo cálido de su voz. Empoderadas.

Sentimos su fuerza. Aunque no esté. Los grandes mitos de nuestro tiempo son personas de carne y hueso que nos dejan un gran legado.

Yo he bailado #Respect con #ArethaFranklin y cada vez que lo hacía éramos millones de #mujeres. El don y la fuerza de la Reina del Soul. @txaro_cardenas. Clic para tuitear

Aretha Franklin: el don y la fuerza

Es posible que Aretha Franklin heredara el talento de su madre, cantante de góspel fallecida prematuramente con quien apenas convivió. O que su enorme don y el compromiso con la justicia social y la libertad le vinieran por vía paterna. Clarence LaVaughn Franklin, predicador baptista apodado «La voz del millón de dólares» y confidente  de Martin Luther King, fue su principal influencia y el impulsor de la carrera de la joven Aretha. Él la animó a tomar clases de piano y ella las rechazó para aprender por su cuenta escuchando grabaciones de Mahalia Jackson, Clara Ward o Ella Fitzgerald.

Antes de cumplir los catorce años ya había realizado giras, dado a luz dos hijos y grabado con un sello discográfico. Nada podía parar a esta mujer, prodigio exultante de energía, pasión y sensibilidad artística. Nada pudo parar a la artista que se ganó a pulso las dos distinciones más genuinas de la música negra: Aretha Franklin fue la Reina del Góspel que se convirtió en Reina del Soul. Una reina con 18 Premios Grammys, 8 discos de oro, 98 singles, 50 álbumes y 75 millones de discos vendidos. Una reina que dejó constancia de su tronío al ser, en 1987, la primera mujer en acceder al Salón de la Fama del Rock and Roll, antes incluso que los Beatles…

Empezó cantando en la iglesia baptista de Detroit y llegó a encabezar la lista de los 100 cantantes más grandes de todos los tiempos.

La voz de la conciencia racial. La abanderada de todas nosotras, las mujeres.

Don y fuerza.

Y por ello le damos las gracias.

La voz de la conciencia racial. La abanderada de todas nosotras, las #mujeres. #ArethaFranklin, el don y la fuerza. @txaro_cardenas. Clic para tuitear

Bailando con Aretha Franklin

Precious Lord

Empezamos con este canto góspel grabado cuando tenía catorce añosSi Dios existiera, esta sería su canción favorita.

Respect

Cuando llegas a casa (re, re, re, re)
O podrías entrar (respecto, solo un poquito)
Y descubrir que no estoy (solo un poquito)
Tengo que tener (solo un poquito)
Un poco de respeto (solo un poquito)

Aretha Franklin cogió una canción de Otis Redding, la modeló retocando su letra y melodía, añadiéndole coros, haciéndola suya… y de todas las mujeres que clamaban, en silencio, por el respeto que se les negaba. Un himno feminista que no olvidaremos.

R-E-S-P-E-T-O

Think

Cuando John Belushi y Dan Aykroid crearon la banda The Blues Brothers su intención era «rendir homenaje a la música negra estadounidense». En 1980 John Landis dirigía la película homónima y Aretha Franklin nos dejaba con la boca abierta con Think, una canción escrita por ella misma diez años antes cuyo mensaje está muy claro: ningún hombre tiene el derecho de hacer callar a una mujer.

¡F-R-E-E-D-O-M!

Sisters are doin’ it for themselves

Sal de la cocina que tengo algo que decirte

Hermana, Annie Lennox y Aretha Franklin nos lo dijeron bien clarito.

(You Make Me Feel Like) A Natural Woman

En 2015 Aretha tenía 73 años y su voz seguía siendo espectacular. Este vídeo forma parte de la presentación del musical Beautiful dedicado a Carole King, quien compuso esta canción que habla de mujeres de verdad exclusivamente para Aretha.

I say a little prayer

Forever and ever you’ll stay in mi heart…

 

Para bailar en su honor y en el de todas las pioneras: 6 temas de #ArethaFranklin. Hermana, lo hiciste muy bien. @txaro_cardenas #música #LaReinadelSoul. Clic para tuitear

Txaro Cárdenas