A partir de la publicación de su primer libro de relatos, Segundas personas, en el año 2000, la carrera literaria de Alexis Ravelo Betancor ha sido imparable.

Este dramaturgo, que cursó estudios de Filosofía pura, ha tocado casi todos los géneros literarios: narrativa breve, guion teatral y televisivo, publicidad y novela. En todos ellos ha logrado conquistar al lector, si bien es en la novela negra donde más se prodiga y mayores éxitos ha alcanzado en los últimos años. Alexis Ravelo obtuvo el XVII Premio de Novela Negra Ciudad de Getafe por La última tumba (2013), y el prestigioso Premio Hammett a la mejor novela negra por La estrategia del pequinés.

Con La otra vida de Ned Blackbird, su décima novela, Alexis Ravelo abandona momentáneamente el género negro para adentrarse —y arrastrarnos— en una historia intimista y llena de magia, fantástica e inquietante.

El profesor Carlos Ascanio se traslada a la Universidad de la ciudad de los Álamos para instalarse en un apartamento donde vivió y murió la maestra Celia Andrade. El «repiqueteo» nocturno de una máquina de escribir le hará seguir el rastro de la vida de la inquilina, enfrentarse a sucesos extraordinarios e, incluso, plantearse su propia existencia.

La otra vida de Ned BlackBird es una novela llena de novelas, un recorrido inquietante por la vida de cada uno de sus personajes, un viaje hacia el mundo que les rodea. Solo hay que dejarse llevar por la imaginación. Desde la primera página, no existe nada fuera de Ned BlackBird. Su historia te atrapa.

 Hablamos sobre ello, y otros muchos temas, con su autor.

Alexis, ¿cómo se siente ante la buenísima acogida de La otra vida de Ned Blackbird ?

Algo abrumado, pero muy feliz. Temía que no encontrara su lector. Es una grata sorpresa descubrir que me había equivocado.

@AlexisRavelo1 Algo abrumado por la acogida de #NedBlackBird, pero muy feliz. Clic para tuitear

En La otra vida de Ned Blackbird  ha pasado del realismo de sus novelas negras (usted las llama de sangre y  semen) al mundo de lo fantástico e intimista…

Es una novela que está más cerca del universo de mis cuentos literarios que de mis novelas negras. La novela negra, tal y como yo la entiendo, exige realismo y la historia (o las historias) que yo pretendía contar en esta novela precisaban de la alegoría fantástica.

La historia que yo pretendía contar en #NedBlackBird precisaba de la alegoría fantástica. Clic para tuitear

¿Cuál sería “la novela seria”, como diría Celia Andrade, que le gustaría escribir?

Probablemente esta.

Cuando uno acaba de leer La otra vida de Ned Blackbird, comienzan a abrirse una serie de interrogantes acerca de uno mismo: quiénes somos, qué sentido tiene nuestra vida, nuestro pasado… ¿Ha sido una idea premeditada, o ha surgido tras escribir la novela?

Esas preguntas van surgiendo siempre en la primera escritura del texto. En mi caso, están siempre ahí, en todas y cada una de mis novelas, las explicite o no. En esta ocasión, sabía que la novela iba a abordarlas de una manera más o menos directa.

¿Qué hay de La otra vida de Ned Blackbird en Alexis Ravelo?

Pues no lo sé exactamente. Quizá la escribí para averiguarlo.

 

La_otra_vida_de_Ned_Blackbird

La otra vida de Ned Blackbird. Ilustración de Ana Bustelo.

 

 

Título: La otra vida de Ned Blackbird

Autor: Alexis Ravelo

Sello: Siruela

Colección: Nuevos Tiempos 327

Edición: 1ª, 2016

Encuadernación: Rústica con solapas (Disponible en EPUB, Kindle)

Páginas: 184

Dimensiones: 145 x 215 mm

Tema: Novela contemporánea – literatura en castellano

Idioma de publicación: Español

 

 

 

 

Hablemos sobre noir. El existencialismo que subyace en la novela negra ¿refleja el mundo de hoy y sus inframundos?

La novela negra nos habla de un mundo de seres que están solos en un mundo donde Dios no existe. O, si, existe, al menos no se manifiesta. Así que cada uno de esos seres es absolutamente responsable de sus decisiones que, en el caso de las historias violentas que cuenta la novela negra, suelen tener consecuencias indeseables. Son esos inframundos los que mejor cuentan eso que llamamos “el mundo de hoy”, la sociedad en la que vivimos y que, entre todos, constituimos.

La novela negra nos habla de un mundo de seres que están solos en un mundo donde Dios no existe. Clic para tuitear

¿A qué reflexión, denuncia o autocrítica cree que intenta llevarnos la novela negra de hoy?

La novela negra trata acerca de la violencia y la injusticia. De hecho, la última novela de uno de nuestros grandes, Andreu Martín, se titula La violencia justa. Reflexiona sobre este asunto (las relaciones entre injusticia y violencia) en todas las esferas del mundo humano: la psicológica, la moral, la social y política, incluso la ontológica.

En sus novelas hay una constante reflexión acerca del comportamiento del ser humano y de la violencia. ¿cómo se puede explicar la violencia?

Intentar comprenderla, saber cuáles son sus mecanismos, es un primer paso para intentar controlarla.

Con el seudónimo de M. A. West consiguió que primase la calidad de su texto, ante el renombre de un autor. ¿Cree que muchos libros de hoy no tendrían el éxito que tienen si llevasen seudónimo?

Sin duda alguna.

¿Qué han aportado las escritoras a la novela noir actual?

Textos de calidad, que es lo que debe aportar cualquier autor o autora a cualquier género. Ahora mismo no podemos pensar el noir sin autoras como Fred Vargas o Dominique Manotti. Las compañeras del otro lado del charco, gente como Mercedes Rosende o Claudia Piñeiro han hecho interesantes aportaciones, en ocasiones muy originales y heterodoxas, como las de Gabriela Cabezón Cámara, de quien me declaro fan absoluto. Y en España ya teníamos a autoras como Alicia Giménez Bartlet, pero en los últimos años, especialmente, he podido leer novelas estupendas de Rosa Ribas (sola o con Sabine Hofmann), Cristina Fallarás, Yanet Acosta, Susana Hernández, Empar Fernández o Nieves Abarca (que trabaja junto con Vicente Garrido).

Las escritoras han aportado textos de calidad a la novela noir actual. @AlexisRavelo1 Clic para tuitear

¿En qué ha cambiado el personaje de la mujer en la novela noir?

Desde hace años, hubo interesantes precursores de este cambio: algunas novelas de Howard Fast de los años cincuenta y sesenta o la estupenda Fatal, de Jean Patrick Mancette, ya entendían que el personaje femenino de un noir no tenía por qué limitarse a representar el papel de ángel, demonio, objeto, víctima o reposo del guerrero, que podía y debía tomar un papel activo aunque continuara moviéndose en una sociedad machista y patriarcal. En muchos casos (no en todos, porque en infinidad de autores, algunos de ellos mujeres, sigue existiendo una perspectiva muy machista) se ha entendido que el personaje femenino no puede continuar asumiendo esos roles o bien negativos negativos o bien pasivos que les eran destinados en la novela negra tradicional, sino que ha de tener parte activa y positiva en la trama y hay que tener en cuenta su punto de vista. Además, en el caso de quienes hacen policial más o menos clásico, con la incorporación de las mujeres a los mundos profesionales de las fuerzas de seguridad, el periodismo y el campo judicial ya es normal que existan mujeres investigadoras. Al margen de todo esto, la novela negra, con su tendencia crítica hacia el sistema, es un interesante vehículo de denuncia de los mecanismos ocultos del patriarcado, que continúan funcionando ocultos por el discurso políticamente correcto.

¿Echa de menos la literatura que se queda en el camino, la fagocitada por la industria literaria?

La buena literatura siempre encuentra un modo de sobrevivir. Continúan existiendo sellos independientes que permiten que llegue a sus lectores. Ocurre que, para el gran público, resulta muy difícil enterarse de su existencia. Así que no echo de menos nada: echo “de más” el ruido excesivo de la mercadotecnia, que llega a ocultar textos de calidad, impidiendo, en ocasiones, su oportuna difusión.

La buena literatura siempre encuentra un modo de sobrevivir. @AlexisRavelo1 Clic para tuitear

Como decía Quino a través de Mafalda, ¿el mundo está enfermo, Alexis?

Y de manera crónica, me temo. Pero siempre hay tratamientos.

¿Es usted fama, cronopio o esperanza?

Ya me gustaría ser cronopio, pero sospecho que me quedo en esperanza.

Cuento, relato, guion de teatro y tv, novela… ¿Qué género le falta por tocar y/o le apetecería hacerlo?

Probablemente la poesía, pero aún no he encontrado un estilo que considere digno de publicar.

¿Qué genero le aporta más personalmente?

Probablemente el breve, el cuento literario. Es el más difícil y el que menos lectores tiene, pero también es el que me ha dado más satisfacciones personales, al margen del mercado

Un recuerdo especialmente tierno de su infancia…

No sé si es tierno, pero es el que tengo: mi madre, cosiendo en su Singer, mientras escucha La saga de los Porretas en la radio.

¿Qué es la felicidad para usted?

No tengo ni idea. Supongo que vivir a gustito: bien comido, bien dormido, con un nivel de salud aceptable y rodeado de gente a la que quieras. Pedir más siempre complica las cosas.

¿Cree en el amor?

¿Quién no?

¿Qué texto literario destacaría que ensalce el amor?

A bote pronto, se me viene a la cabeza la poesía de Luis Cernuda.

Su lugar preferido para desconectar…

Mi huerto. Con mi pareja, hemos organizado un pequeño huerto en el patio: un alcorque aquí, otro allá, un par de huertos urbanos de escalones… Cuando estamos dedicándonos a cuidarlo, siempre nos olvidamos de todo lo demás.

¿Cómo va el rodaje de La estrategia del pequinés?

Aún no ha comenzado. El proyecto está aún en fase de preproducción, pero parece que pinta bien y que comenzarán a rodar en verano.

A qué tiene miedo Alexis Ravelo.

Al miedo, cuando es paralizante. Y a las alturas. Metafórica y literalmente.

Si existiese el genio de la lámpara de Aladino y le concediese tres deseos para la humanidad, ¿cuáles pediría?

Lo que deseo de la humanidad tiene que venir de la humanidad misma. No hay genios de la lámpara que solucionen los problemas que tenemos.

Lo que deseo de la humanidad tiene que venir de la humanidad misma. @AlexisRavelo1 Clic para tuitear

¿Nos va a regalar más novelas no noir?

En un futuro. Lo siguiente que publique será una novela negra, pero ahora mismo escribo una novela sobre un episodio ocurrido en Canarias tras el golpe de estado de 1936.

Ahora mismo escribo una novela sobre un episodio en Canarias tras el golpe de estado del 36. Clic para tuitear

¿Cuál es su filosofía de vida?

Seguir persiguiendo los proyectos que tenía cuando era joven, pero ayudarme de la paciencia que te dan los años.

Perseguir los proyectos de cuando era joven, con la paciencia que te dan los años.@AlexisRavelo1 Clic para tuitear

 

Si Alexis Ravelo hubiese nacido a finales del XIX, bien podría haber publicado junto a Hammett o Chandler en la revista Black Mask. En el trasfondo de sus novelas subyace un análisis profundo del comportamiento humano, de la violencia, de las circunstancias que la rodean, la ambición humana, el crimen… Alexis Ravelo nos introduce, a través de sus protagonistas, en los clanes urbanos marginales y en su relación con el resto de grupos sociales. Aprendemos sus códigos y cómo es la vida en los mal llamados barrios bajos de una sociedad que segrega y estigmatiza a todo aquel que se sale de la norma establecida.

En la otra vida de Ned BlackBird, Alexis Ravelo rinde un homenaje a las mujeres escritoras que intentaron hacerse un hueco en un mundo de hombres; a los autores de género, llamados artesanos de la literatura de una manera peyorativa, pero que, en palabras de Ravelo, conocían como nadie la verdadera esencia del oficio de escribir. Todo esto sin olvidar el cine, el teatro y la literatura en general.

Gracias por todo ello, Alexis Ravelo, y por esta entrevista.

Entrevista: Pilar García

Fotografía de portada: Chiqui García