Pelo mandarinas para ti en Donostia

Comienzo el relato de esta crónica personal sobre los acontecimientos que se desarrollaron durante la presentación de Pelo mandarinas para ti de Álvaro Villa André en el centro de Aspace (Asociación de Parálisis Cerebral) de Donostia, no sin cierta responsabilidad, porque lo que vivimos aquella tarde del 3 de noviembre fue tan grande y hermoso, que temo no ser capaz de reflejar la intensidad de las emociones que compartimos los que allí nos congregamos.

He decidido por tanto, hablarte desde el centro mismo de mi vivencia. Este no va a ser el reportaje convencional de una presentación, porque los sentimientos no se dejan atrapar por los convencionalismos, en absoluto.

Dicho esto, pelo mi mandarina para ti.

El autor y su obra

Álvaro Villa André con Pelo mandarinas para ti, en Aspace, Donostia.

Álvaro Villa André con Pelo mandarinas para ti.

 

Cuando Álvaro Villa André me pidió que escribiera el prólogo de su segundo libro, Las Crónicas de Ava. Pelo mandarinas para ti, no imaginaba la trascendencia de su acto. Estaba poniendo en mis manos un regalo muy especial, porque «si alguien pela mandarinas para ti, te está entregando su alma». Si has tenido la fortuna de leer el libro, comprobarás que el texto que escribí comienza con esta frase, que a mi entender, resume su esencia. Ava es un ejemplo de superación personal. Nació con una parálisis cerebral que en lugar de condicionarlo, se ha convertido en un acicate para gritar bien alto «yo puedo». Posee una voluntad férrea y las ideas muy claras; su discurso rezuma generosidad y empatía, fiel reflejo de una actitud positiva ante la vida. Con Pelo mandarinas para ti, Ava te entrega sus alas, para que con ellas, entres en su mundo poético y participes de sus reflexiones, de sus deseos y sueños, su inmensa solidaridad con el que sufre y la necesidad de romper las cadenas que nos atan a lo imposible. Es un artista, un motivador que difunde su mensaje de superación y valentía a sus iguales.

Si alguien pela mandarinas para ti, te está entregando su alma. Álvaro Villa Ándré.… Clic para tuitear

 

Un día muy emotivo

Lo fue, de principio a fin. Conocí a Ava en persona. Paseamos por Donostia, hablamos mucho y tras la hamburguesa con label vasco del Va Bene, nos permitimos una exquisita copa de helado en La Veneziana, preparando entre bromas y confidencias, la presentación. «Lo haremos entre los dos. Si me atasco, tú sigues». «¿Cuatro vídeos? ¿No serán demasiados?» Al final fueron tres, pero estoy segura de que los asistentes hubieran disfrutado de un cuarto y de un quinto videopoema, porque tuvimos el placer de encontrarnos con un público que participaba, reía con nosotros y nos transmitía constantemente sus muestras de cariño.

Pero no me voy a adelantar. Antes deseo agradecer a Esther,  directora gerente del centro, a Marilis, la secretaria de dirección, y al monitor educativo José Mari Uría, su interés en que todo estuviera perfecto. Pasamos un rato agradable pegando los carteles de Pelo mandarinas para ti a modo de improvisados faldones de mesa, probando el proyector, escondiendo nuestras bolsas −Álvaro ha llevado consigo sus libros a lo largo de toda la gira por el norte−, hasta que Marilis nos anunció la llegada del fotógrafo. Javier Sánchez Sáez, que vino desde Vitoria-Gasteiz expresamente para realizar el reportaje fotográfico, marchó con un gratísimo recuerdo.

«Ya estamos todos. Ahora, a esperar a los asistentes».

Pelo_mandarinas_para_ti_Aspace_Donostia

Ya estamos todos. Pelo mandarinas para ti en Aspace de Donostia.

Poco a poco fue apareciendo nuestro público. Los primeros en llegar fueron Mendi, Unanue, Iván, Sistiaga, Garoña, “Budy”, Juanita, Yasmina y Luismi, algunos de ellos acompañados.

También estuvo Virginia con sus dos amigas; la rubia y simpatiquísima Ana y por último, Jesús y Ángela, a quienes el autobús jugó una mala pasada y les hizo caminar más de lo previsto.

El ambiente era distendido, agradable, teníamos esa sensación previa de que íbamos a estar en familia, y así fue.

Y pelamos nuestras mandarinas para ti

Jose_Mari_Uria_MoonMagazine

José Mari Uría, miembro de la Comisión de Red de Ciudadanía Activa de la Confederación Aspace.

 

El encargado de abrir el acto fue José Mari Uría, miembro de la Comisión de Red de Ciudadanía Activa de la Confederación Aspace. En primer lugar, destacó la importancia de apoyar el nacimiento de un libro, una manera de prestar apoyo a la cultura y de colaborar en su expansión. José Mari conoció a Ava un mes antes en Oviedo, donde ambos participaron en una mesa redonda con motivo del Día Mundial de la Parálisis Cerebral en la que Ava presentó su ponencia “El crecimiento de un hijo de un dios menor”. Uría subrayó la gran fuerza de voluntad de Álvaro, su carácter motivador y la trascendencia de su contribución artística. También habló sobre mi labor en  www.moonmagazine.info, la revista para lunáticos amantes de la cultura a través de la cual te estoy contando esta historia.

 

 

 

 

 

«La vida de un chaval con parálisis cerebral al que le ha fallado el cuerpo, pero no la cabeza»… Clic para tuitear

 

Presentación del autor, Álvaro Villa André

 

Y nos llegó el turno a Ava y a mí. Aunque yo debía presentar Pelo mandarinas para ti y hablar sobre el autor—como verás en los vídeos que adjunto—,  la presentación se convirtió en una charla entre nosotros, en la que los asistentes también participaron con sus preguntas y comentarios. Como Luismi, que quiso saber si Ava tenía Twitter. Como Yasmina, que nos contó que era de Argel y había luchado muchísimo «por estar aquí». Como Garoña —«tienes un valor, hijo…»—, o como Budy, que regaló a Ava su libro, su historia, «la vida de un chaval con parálisis cerebral al que le ha fallado el cuerpo, pero no la cabeza…»

 

Lectura del prólogo.

Puedes ver la presentación completa en el canal de Youtube Las Crónicas de Ava

Hay que vivir las emociones

Garoña:

¿Por qué haces esto?

Necesito expresar cosas, necesito liberarme con la escritura, con la música, con la danza. Esta tarde le comentaba a Txaro, a mí me gusta mucho viajar. Viajar me enriquece, no me refiero a los monumentos, hay algo más importante a tener en cuenta. Descubres personas, a las que tomas mucho cariño. Las personas son muy valiosas. Tienen mucho que contar. Como cada uno de vosotros.

Nací con parálisis cerebral. Cojeo, sí. Tartamudeo, sí. Pero yo no pienso en mis limitaciones, pienso en lo que quiero hacer, en las cosas que me gustan. Estar con la gente, escribir, viajar, bailar… Y vosotros también.

JM Uria:

Fuiste bailarín. ¿Cómo fueron tus inicios? Ese camino para nosotros -cualquier camino- no es fácil…

Estaba en la discoteca. Tenía 18 años. Me pasé con el champán. Salí a la pista a bailar. Nunca lo había hecho. Y me dejé llevar por la música y el champán, claro. Más tarde realicé un curso de psicoballet con Maite León. Y ahora, en Granada, tenemos un grupo en Aspace que se llama “Rueda con ritmo”, hacemos danza inclusiva para personas discapacitadas y no discapacitadas.

Firmas y foto de familia

 

 

Llegó el final

Y salimos por la ventana. Pero antes sucedieron cosas muy bonitas. Ava me dedicó un precioso videopoema titulado “Matemáticas comunes” −el último de los tres que habíamos “apalabrado” y, casualidad, mi favorito. Visto el vídeo me doy cuenta de que me cogió tan desprevenida, que apenas reaccioné. Menos mal que José Mari estuvo rápido e hizo que reaccionara. Gracias, Uritxu.

Virginia también se emocionó mucho, el mensaje de Ava le caló hondo. Un ejemplar de Pelo mandarinas para ti firmado por Ava viajará hasta Sevilla para su amiga Antonia María Carrascal, insigne poeta, que a buen seguro captará, como todos nosotros, la sensibilidad de las letras de Álvaro Villa André.

¿Qué se siente estando en una cárcel corporal si tu mente está hecha para volar?
Ava.

Pelo mandarinas para ti, de Álvaro Villa André en Aspace de Donostia. Por Txaro Cárdenas.

Ava y Budy

La firma de libros fue realmente emotiva.  Como he apuntado antes, José Manuel Mancisidor, (Budy), entregó a Ava un presente muy especial: Tengo parálisis cerebral pero no estoy enfermo, libro en el que relata su historia, su lucha por ser autónomo. Budy no habla, no ha hablado nunca. Ha llevado una vida independiente durante 20 años. En la actualidad, su cuerpo está confinado en una silla de ruedas, pero su mente vive en absoluta libertad. Tanto Ava como yo deseamos compartir su impresionante experiencia vital a través de una invitación que no rechazarás, El Blog de Budy (El Golfo). «La sonrisa es una de mis características. Sonrío ante la vida. Es una manera de ser. Una actitud. Y estoy convencido de que es una gran virtud. A mí me ha ayudado a ver las cosas de manera mucho más positiva. A veces creo que sonreír es un don. Nací con limitaciones, pero con una gran sonrisa que me ha ayudado a vivir».

¿Qué se siente estando en una cárcel corporal si tu mente está hecha para volar? Ava. Clic para tuitear

Se pelaron muchas mandarinas aquella tarde en la Sala de Juntas de Goienetxe de Aspace. Y se repartieron entre todos. Con cariño, generosidad y gratitud. Un feed-back en el que participamos todos, sin excepción. No podemos guardar mejor recuerdo. Pelo mandarinas para ti nos ha hecho el mejor regalo.

Y salimos por la ventana.

Estamos hechos para volar.

 

 Artículo de Txaro Cárdenas
Fotografías de Javier Sánchez Sáez
Las_Crónicas_de_Ava_Pelo_mandarinas_para_ti

Las Crónicas de Ava. Pelo mandarinas para ti, de Álvaro Villa André.

Las Crónicas de Ava. Pelo mandarinas para ti
Autor: Álvaro Villa André
Portada e ilustraciones interiores: Laura Sotelo Ayuso
Editorial Punto Rojo

 

Pelo mandarinas para ti. Álvaro Villa André. Portada e ilustraciones interiores: Laura Sotelo Ayuso Clic para tuitear