Alan Rickman, David Bowie, Michel Galabru, Angus Scrimm y Natalie Cole nos han sorprendido con su partida en los albores de este recién estrenado año que, tristemente, promete convertirse en una negra lista de despedidas. La Parca debería tomarse unas vacaciones al principio de cada año, respetar esa ilusión, la esperanza que supone dar comienzo a una nueva andadura. Pero no ha sido ni será así. Siempre hemos sabido que la muerte tiene un aguzado sentido dramático, la dama de la guadaña es muy teatral. Como lo fueron los inicios de Alan Rickman, un actor sólido, un actor «de verdad», de los que llevaban la interpretación a cotas verdaderamente sublimes. Alan Rickman no era una estrella, Alan Rickman era un actor que conocía su oficio y lo elevó a la altura del arte, digno sucesor de otros grandes de la escena británica, como Lawrence Oliver o Richard Burton. A los 26 años y gracias a su interpretación de un pasaje de Ricardo III, de William Shakespeare, obtuvo una beca que le permitió ingresar en la Royal Academy of Dramatic Art de Londres, de la que ha sido vicepresidente desde 2003. Tras su debut en la BBC con producciones teatrales como Romeo y Julieta y varias series que llegaron a obtener gran éxito,  Alan Rickman combinó su carrera teatral (fue miembro de la Royal Shakespeare Company desde 1978 e interpretó Las amistades peligrosas en Brodway) con el cine, dejándonos recuerdos inolvidables como el villano Hans Gruber de Jungla de cristal; el juez Turpin de Sweeney Todd; el Sheriff de Nottingham de Robin Hood: el príncipe de los ladrones;  sus papeles en Love actually y Sentido y Sensibilidad, o su interpretación más recordada: el profesor Severus Snape de la saga Harry Potter.

Réquiem por Alan Rickman. Always Severus Snape. Artículo de Txaro Cárdenas.

Alan Rickman como el Sheriff de Nottingham.

#AlanRickman, un actor de verdad, que llevó la interpretación a cotas verdaderamente sublimes. #Artículo de @txaro_cardenas. Clic para tuitear

Alan Rickman, always Severus Snape

Sin  lugar a dudas, Alan Rickman será recordado siempre —aquí es donde el adverbio cobra significado connotativo— como Severus Snape, el personaje de inspiración dickensiana surgido de la imaginación de la escritora británica J. K. Rowling, en la saga cinematográfica de Harry Potter.

Sin lugar a dudas, #AlanRickman será recordado siempre como #SeverusSnape. #Always. #Artículo de @txaro_cardenas. Clic para tuitear

Una de las características que hacen de un actor un verdadero artista, es su capacidad de ir más allá del personaje creado por el escritor o el guionista, profundizando en su carácter y añadiéndole una esencia particular, especial. Alan Rickman hizo lo propio con Severus. Aconsejó a la diseñadora de vestuario, Judianna Makowsky, sobre cómo debía ser su atuendo porque consideraba que era una parte importante de la vida tan centrada que llevaba Snape. «Quería que se cuidaran mucho todas las facetas del personaje, tanto psicológicas como prácticas».

Réquiem por Alan Rickman. Always Severus Snape. Artículo de Txaro Cárdenas.

Always.

#AlanRickman participó en todas las entregas de Harry Potter conociendo el secreto de su autora. Clic para tuitear

Alan Rickman participó en todas las entregas de Harry Potter conociendo el secreto mejor guardado de la autora —ella misma se lo contó al gran actor—: el amor de Snape por Lily,  la madre muggle de Harry, asesinada por Voldemort. Según el productor David Heyman,  «hubo momentos en los que un director decía a Alan qué hacer en una escena y él replicaba: “No, no puedo hacer eso”. En retrospectiva, se ve que siempre hay algo más —una mirada, una expresión, un sentimiento— que es un indicio de lo que está por venir… la sombra que proyecta en estas películas es enorme, y la emoción que transmite es inconmensurable».

Que tu sombra, inolvidable profesor Severus Snape, siga siempre con nosotros.

Always.

 

 

Alan Rickman In Memoriam

Dedicatoria:

Jone Pérez Cárdenas, conserva siempre la ilusión.

Artículo de Txaro Cárdenas