Al rojo vivo, un referente del noir

Al rojo vivo es un gran clásico del género negro, dirigida por el hombre del parche, Raoul Walsh (Los violentos años veinte, 1939; El último refugio, 1941; Fuera de la ley, 1945; Sin conciencia, 1951, codirigida con Bretaigne Windust), más dedicado al western y al bélico que al negro, quien consiguió una gran película, violenta y descarnada, llena de fuerza y energía con los grandes James Cagney y Virginia Mayo. Referencia del género.

Se inicia como una crook storie de talante dramático, donde la magnífica interpretación de James Cagney, posiblemente la mejor de su carrera, quedó registrada para la posteridad, arropado adecuadamente por un gran conjunto de secundarios a los que eclipsa. Disfrutamos sus amagos de movimiento rápido, corto e intimidatorio, pistola en mano, que dan peligrosidad a su personaje, Cody Jarret, un psicópata. Lo descubrimos con traje de chulo matón, cruel con sombrero de fieltro de ala asesina, insultante con la mirada y con la sonrisa. Una fuerza trágica.

Magnífico James Cagney, arropado por un gran conjunto de secundarios a los que eclipsa. Clic para tuitear

 

Al rojo vivo. White heat. Raoul Walsh,1949. Reseña de Josevi Blender.

Un tipo duro.

Después de asaltar un tren que transportaba 300.000 dólares y asesinar a los maquinistas, Cody Jarret y su banda huyen con el dinero, pero son perseguidos por agentes federales que sospechan que Cody es el autor del robo. Una vez preparada una coartada perfecta, Cody se entrega a la policía y es condenado solo a dos años de prisión; sin embargo, los agentes del Tesoro, convencidos de que fue el cerebro del asalto, le tienden una trampa, llamada Vic Pardo. (Filmaffinity)

Al rojo vivo. White heat. Raoul Walsh,1949. Reseña de Josevi Blender.

Al rojo vivo. En la litera, Edmond O´Brien como Vic Pardo.

Ambientada en Los Ángeles, combina la acción gansteril de atraco y huida por toda la ciudad, con el ambiente carcelario. Un escenario en blanco y negro pero teñido de un rojo sanguinario.

Al rojo vivo. White heat. Raoul Walsh,1949. Reseña de Josevi Blender.

Los Ángeles, escenario de Al Rojo vivo.

Pero esta película tiene más. Y me refiero a que aborda el complejo de Edipo, un gánster dependiente afectiva e intelectualmente de su madre, “Ma” Jarret, única capaz de mitigar sus violentos ataques de migraña y que vela por el bien de su retoño. Un poquito más de psicopatía para Cody. Un recurso no usual en el cine negro.

Al rojo vivo. White heat. Raoul Walsh,1949. Reseña de Josevi Blender.

“Ma” Jarret

Y, por supuesto, al dueto se añade Verna, la esposa de Cody, guapísima, embustera, egoísta, pero con la alegría de quien conoce el valor real del dinero.

Al rojo vivo. White heat. Raoul Walsh,1949. Reseña de Josevi Blender.

Malísima Virginia Mayo.

Y el final apoteósico, de héroe fallido en la cima de la delincuencia, solitario, sólido y firme en sus propósitos, pero castigado como corresponde al género negro surgido tras el inoportuno Código Hays.

Al rojo vivo. White heat. Raoul Walsh,1949. Reseña de Josevi Blender.

He alcanzado la cima del mundo…

Virginia Kellogg, su guionista, fue nominada por esta película al Oscar por el mejor argumento original en 1949.

Para los que quieran entrar en discusión y ampliar sus fronteras del conocimiento, hay quien ve inspiración en la historia real de Kate “Ma” Barker y la banda criminal  de los Barker Karpis formada por sus hijos. Boney M le dedicó una de las suyas, “Ma Baker” que decía:

Al rojo vivo. White heat. Raoul Walsh,1949. Reseña de Josevi Blender.

Los Jarret.

 

«Ma Ma Ma Ma, Ma Baker she taugh her four sons

Ma Ma Ma Ma, Ma Baker to handle their guns

Ma Ma Ma Ma, Ma Baker she never could cry

Ma Ma Ma Ma, Ma Baker but she know how to die.»

 

En fin, que empiezo a ir por otros derroteros.

 

Clásico de malhechores, bandidos, maleantes, delincuentes, desalmados, forajidos, malvados, rufianes.

Al_rojo_vivo_Noir

Título original: White Heat

Año: 1949

Duración: 114 min.

País: Estados Unidos

Director: Raoul Walsh

Guión: Ivan Goff, Ben Roberts basado en la historia escrita por Virginia Kellogg

Banda Sonora: Max Steiner

Fotografía: Sid Hickox.

 

Clic para tuitear

 

Saludos noir.

Josevi Blender