Si en el artículo anterior introducíamos el estudio de la segunda unidad dramática, el desarrollo, en el de hoy vamos a realizar un breve repaso sobre el elemento que pone el punto final al segundo acto y da paso al tercero: el segundo punto de giro principal.

Aunque a lo largo del desarrollo podremos haber incluido varios puntos de giro, ninguno de ellos será tan importante como lo son el primero y el segundo. Ambos, cierran un acto y dan paso al siguiente.

En el caso del primero, con el segundo punto de giro principal también damos de nuevo un volantazo, cambiamos el rumbo de la línea argumental y suministramos la última dosis información, necesaria para impulsar la novela hacia su final. Este punto, como decíamos, marca el final del desarrollo y abre la puerta al desenlace.

Llegado a esta parte de la novela, el lector sabe que se aproxima a la resolución del conflicto principal que planteamos en las primeras páginas y también aguarda impaciente el clímax, o momento de mayor tensión en la historia.

El 2º punto de giro principal marca abre la puerta al desenlace. @ana_bolox Clic para tuitear

Funciones del segundo punto de giro principal

Al igual que, tal y como vimos en su momento, cada uno de los elementos que conforman en planteamiento de una novela cumple una función específica, el segundo punto de giro principal también lo hace, y el escritor debe asegurarse de que las cumple para que su segundo punto de giro principal funcione correctamente.

¿Pero cuáles son estas funciones?

Entre otras, el segundo punto de giro principal debe:

1. Provocar un cambio brusco en el argumento y orientar la historia hacia una nueva situación.

2. Intensificar la situación de peligro para el protagonista, poniéndolo a prueba y forzándolo a tomar una resolución decisiva.

3. Acelerar la acción y prepara al lector para un tercer acto en el que la intensidad va a alcanzar el punto máximo.

4. Incrementar la tensión, poniendo en mayor peligro al protagonista y, por tanto, la consecución del objetivo que ha perseguido a lo largo de toda la historia. Lo cual, a su vez, nos lleva a la siguiente función.

5. Crear incertidumbre en el lector. El segundo punto de giro principal ha de recordar cuál era la pregunta dramática principal que se planteó al principio de la novela y hacer dudar al lector sobre su respuesta.

6. Acentuar el aspecto emocional.

7. Y, por último, debe unir esta parte, el desarrollo, con el tercer acto, el desenlace, y encaminar la historia hacia su final.

Recordar la pregunta dramática principal y hacer dudar al lector sobre su respuesta.@ana_bolox Clic para tuitear

Un final de cuyo principio, El clímax, nos ocuparemos en el próximo artículo.

Hasta entonces, feliz mes.

Curso online gratuito Construye tu novela con @ana_bolox Clic para tuitear

Curso online  gratuito Construye tu novela con Ana Bolox.

Ana Bolox, ATENEO LITERARIO

Fotografía: https://unsplash.com/