Pedro Fabelo

Firmas. Humor y no necesariamente

Pedro Fabelo (Las Palmas de Gran Canaria) es escritor y no sabe muy bien por qué.

Todo comenzó a los catorce años. Por aquel entonces –mediados de la década de los 80– su padre era copropietario de un videoclub. De ahí nació su amor por el cine.

Mientras por la mañana completaba sus estudios en el Instituto, por las tardes acudía al videoclub a echar una mano a su padre. Precisamente allí, en la trastienda del negocio familiar, aprendió a escribir a máquina de manera autodidacta. Siempre que podía, se pasaba horas y horas allí encerrado llenando folios y más folios con aquella preciosa letra de molde de aquella máquina de escribir Olympia modelo años 70 propiedad de su padre. Como por aquella época no tenía nada interesante sobre lo que escribir se limitaba a copiar cualquier texto que cayese en sus manos, o a confeccionar listados o completar fichas que su padre le  encargaba.

Fue a los dieciséis cuando todo cambió para Pedro Fabelo. A esa edad descubrió el cine de Woody Allen. La primera película suya que vio fue Sueños de un seductor (Play it again, Sam. 1972).

Fascinado por el personaje interpretado por Allen, es decir, alguien torpe, de marcada timidez y de personalidad neurótica y obsesiva, hizo lo posible y lo imposible por hacerse con el resto de la filmografía del genial autor neoyorquino.

El impacto que tuvo Woody Allen en su vida fue determinante, pues alimentó en él sus ganas de escribir sus propias historias pobladas de personajes excéntricos inmersos en situaciones absurdas.

Fanático del rock desde su más tierna adolescencia, a los dieciocho conoció a otra de sus grandes influencias: Frank Zappa. El sentido del humor y la irreverencia mostrada por Zappa le conquistaron al instante, pasando a formar parte de su personal lista de favoritos.

Hondamente influenciado por el cine de Woody Allen y la música de Frank Zappa –entre otras muchas influencias–, se pasó los siguientes años escribiendo todo tipo de obras literarias que abarcan todos los géneros, desde cuentos cortos y relatos hasta novelas y obras teatrales.

A mediados de 2012 conoció a un joven realizador que, impresionado por los relatos que le había mostrado, le encargó la escritura de un guión para un cortometraje. A esta primera colaboración le siguieron otras, hasta completar un total de cinco guiones.

En mayo de 2014 creó su primer blog en Internet –Absurdamente–, donde publica con carácter semanal pequeñas piezas de su propia cosecha.

Podríamos decir que su personal estilo narrativo cabalga a medio camino entre el humor absurdo, la parodia y la sátira más despiadada.

Hasta el momento, Pedro Fabelo es autor de varias novelas –aún sin publicar–, dos obras de teatro, un total de cinco guiones para cortometrajes y más de medio centenar de cuentos cortos y relatos. En breve espera poder publicar su primer libro de relatos con una escogida selección de piezas subidas al blog.

Desde abril de 2015, Pedro Fabelo colabora en Revista MoonMagazine con  su sección, “Humor y no necesariamente”.

Entrevistas

– La Universal Radio (09.09.15)

Podéis seguir a Pedro Fabelo a través de las RRSS, en los siguientes perfiles:

FACEBOOK

GOOGLE+