Para hablar de La perfecta casualidad de seguir con vida lo primero que he de hacer es volver a insistir en algo que ya os he contado en alguna ocasión, y es que cuando leo por primera vez a un autor o autora, provoca en mí algo muy especial, y ello es así porque como lectora llego totalmente virgen a su obra y siento el vértigo de una cita a ciegas, sin saber exactamente qué tipo de amante serán sus letras y de qué manera me van a seducir, con la disposición absoluta de dejarme acariciar el alma con sus textos y permitir vivirme en sus historias.

En esta ocasión, tomar las manos de Luciana Prodan antes de cada relato (esto se entenderá una vez tengáis el libro delante) y dejarse conducir a través de las páginas de La perfecta casualidad de seguir con vida supone ponerse a prueba, constituye todo un reto emocional, y a mí siempre me han gustado los retos.

Dejarse conducir a través de La perfecta casualidad de seguir con vida de @lucianaprodan supone ponerse a prueba, constituye todo un reto emocional, y a mí siempre me han gustado los retos. #Reseña: @Sil_Monterrubio @edicioneshuso. Clic para tuitear

La perfecta casualidad de seguir con vida ofrece al lector dieciséis relatos que son dieciséis posibilidades diferentes de sentir el peso de la vida o la ligereza que aporta la muerte; dieciséis maneras de descubrir la agonía del dolor intenso; dieciséis formas de reconocer y reconocerse en las miserias humanas y en los rincones podridos del alma; dieciséis sentencias de vida o quizá de muerte, que inevitablemente van a desencadenar una lucha entre ángeles y demonios dentro de nuestro fuero interno. Porque cualquier decisión nos parece que es sencilla de tomar cuando es el otro el que tiene que jugarse la cordura; porque privar a alguien del derecho a la vida por salvar la de la persona que más quieres te condena para siempre a sobrevivir en ese limbo que existe entre el alivio y la locura.

La perfecta casualidad de seguir con vida, de @lucianaprodan: dieciséis #relatos y otras tantas posibilidades diferentes de sentir el peso de la vida o la ligereza que aporta la muerte. #RecomiendoLeer @edicioneshuso @Sil_Monterrubio. Clic para tuitear

Las escaleras del hospital se me hacen eternas; los pasillos, interminables. Por suerte nadie me mira. Los hospitales siempre están atestados de gente, pero también repletos de dolor. Y cuando uno está lleno de dolor, no tiene más espacio para mirar a los demás.

«Corazonada».

Algunas de las historias que se narran en La perfecta casualidad de seguir con vida nos traen un sonido de desigualdad, de humillación, de depravación.

En otras se convierte en un grito de reivindicación, de liberación. Son historias capaces de hacernos sentir el doloroso alivio de la venganza, la manipulación directa del ego sobre nuestra consciencia, la fragilidad del corazón que acepta la desgracia o la derrota como único camino en la vida. En casi todas resuena una voz de mujer, a veces desgastada de dolor, a veces perdida en su propio abismo, otras enterrada en la incomprensión.

En casi todas las historias que nos cuenta @lucianaprodan resuena una voz de mujer, a veces desgastada de dolor, a veces perdida en su propio abismo, otras enterrada en la incomprensión. @Sil_Monterrubio @edicioneshuso. Clic para tuitear

Entonces apoyó sus manos sobre sus testículos y comenzó a masajearlos con fuerza, bien perverso. Mientras se los tocaba, avanzaba y retrocedía en el mismo lugar, amenazando con acercarse.”

«Sentirse amado no tiene tiempo».

Algunas de sus historias nos traen un sonido de desigualdad, de humillación, de depravación. En otras se convierte en un grito de reivindicación, de liberación. @lucianaprodan @edicioneshuso @Sil_Monterrubio. Clic para tuitear

Son historias que tocan a todos, para bien o para mal nadie se salva. El niño inocente e impedido al que la vida desde el principio le negó cualquier opción. La adorable abuelita a la que es mejor no perder de vista. La mujer entregada que jamás se decidió a luchar contra su propia historia. La madre convencida de que el amor hacia su hijo está por encima del amor de cualquier otra madre hacia el suyo y lo convierte en derecho. El hombre condenado y atado a sus propios errores. La locura como sentencia de un pasado o, en ocasiones, como senda hacia el olvido y puerta a la libertad.

Relatar todo lo que contiene y desampara tanto a la historia como a sus protagonistas es como violarles el lenguaje y el alma. O quitarles el velo que todos usamos para sobrevivir a la realidad que nos acontece y… nunca nos pide permiso para «ser».

«El milagro de no ser».

Os estaría engañando si os dijese que La perfecta casualidad de seguir con vida es un libro lleno de historias entrañables que a una la hacen soñar, elevarse hasta un mundo idílico donde sentir que se puede tocar el cielo con las manos. Os mentiría si os dijese que son relatos que os dejarán un buen sabor de boca, un buen recuerdo. Curiosamente en La perfecta casualidad de seguir con vida nadie está a salvo de la vida.

Acerco mi mano, despacio, y justo cuando estoy por tocarlo, el perrito abre los ojos y mueve su pata derecha.

—¡Está vivo, Tincho!—grito.

—Qué va a estar vivo, pedazo de infeliz!—me contesta.

Y de pronto, ¡zas!, agarra una cuchilla y le abre el estómago de lado a lado.

«Bolsa de tierra».

Todas ellas son historias que nos quitan el sueño, porque consiguen que, al ponerte en el lugar de algunos de sus personajes, tú mismo te conviertas en tu peor pesadilla.

En La perfecta casualidad de seguir con vida nadie está a salvo de la vida. @Sil_Monterrubio #RecomiendaLeer estos #relatos escritos a sangre fría que escuecen el corazón. @lucianaprodan @edicioneshuso. Clic para tuitear

Si tuviese que definirlos, diría que son relatos escritos a sangre fría que escuecen el corazón, considerando la expresión «a sangre fría» como la tranquilidad de ánimo y dominio que impide dejarse llevar por la emoción y perder los nervios. De otra manera, Luciana Prodan no hubiera conseguido transmitir en cada uno de ellos justo lo que ella pretendía, demostrando pleno dominio sobre su escritura. Cada relato es un momento; cada historia, una emoción. Me atrevo a decir que ha conseguido que, a medida que son leídos, pasen a ser, en su totalidad, propiedad del lector, sin ser considerados como algo prestado.

Todos los relatos que forman La perfecta casualidad de seguir con vida están narrados en primera persona, con un lenguaje accesible que no recurre al uso de figuras retóricas, aunque en ocasiones sí a la ironía. En once de los relatos la voz narrativa es femenina, mientras que en el resto la voz protagonista se corresponde con la de niños y hombres adultos, lo que sitúa a nuestra escritora Luciana Prodan en ese camino que desde hace años recorre en cuanto al estudio de las conductas, misterios y diferencias entre el cerebro masculino y el femenino, dejando clara la intención y muestra de ello en cada una de las historias.

Estamos, en definitiva, ante unos relatos duros que nos llevan allá a donde uno no quiere ir, que escarban a propósito donde saben que todos tenemos restos de pasado corrompiéndose, que hacen desaparecer las pocas señales que indican hacia dónde avanzar, huir o detenerse. Nos harán cuestionar si es preferible obviar el camino correcto, cuando este no nos lleva a la salvación del alma, o si, por el contrario, todos seríamos capaces de condenarnos eternamente antes de dejar que nuestro corazón se desangre de sentimientos. Son historias que abren en canal nuestras emociones, poniéndonos en la disyuntiva de pensar si tú o yo tomaríamos las mismas decisiones que alguno de los protagonistas, abrazando lo amoral y poco ético con tal de no perder lo que más quieres en esta vida, lo más preciado.

Podría pasarme horas escribiendo de todos y cada uno de los dieciséis relatos, de las sensaciones que han desatado en mí, de cómo he necesitado dosificar su lectura y recomponerme para seguir avanzando por ellos y a través de ellos, pero terminaría destripando el libro y merece la pena que cada uno de vosotros, como lectores, toméis las manos de Luciana Prodan antes de embarcaros en cada historia y crucéis con ellas esos desiertos de almas, de miserias, de dolor, pero también de liberación, de anestesia de la realidad.

Pero hay que finalizar, y nada mejor para hacerlo que señalar el lujo de contar con doble prólogo. Uno, del escritor e historiador Juan Laborda Barceló y otro, de la escritora y doctora en Filosofía Marifé Santiago Bolaños. Ello, sumado a las historias que acto seguido se narran, hacen de este libro una lectura más que recomendable.

La perfecta casualidad de seguir con vida es un libro tejido con páginas-puertas y pesadillas cotidianas que, sin embargo, desvelan el territorio ruinoso de la generosidad.

Del prólogo de Marifé Santiago Bolaños, «Escribir en una cuerda floja»

Con doble prólogo de @JLabordaBarcelo y Marifé Santiago Bolaños, exquisitamente editado por @edicioneshuso, La perfecta casualidad de seguir con vida, de @lucianaprodan, desatará las emociones del #lector. @Sil_Monterrubio. Clic para tuitear

Es como contemplar el firmamento infinito en una noche estrellada de verano. El mapa no es el territorio de lo humano, sino un laberinto. Es decir, el laberinto de la belleza desbordando nuestro ser, pero sometido al filo de una navaja.

Del prólogo escrito por Juan Laborda Barceló, «Soñar por la herida»

 

 

La perfecta casualidad de seguir con vida, de Luciana Prodan

 

 

 

La perfecta casualidad de seguir con vida

Luciana Prodan

Ediciones Huso

 

 

 

 

 

 

 

Silvia Monterrubio

Portada de la reseña de David de la Torre 

Todos los artículos de Revista MoonMagazine están sujetos a derechos de propiedad intelectual. Está prohibida su utilización (copias, duplicados y capturas) en cualquier medio sin el consentimiento expreso y por escrito de los autores y de la revista. Copyright MoonMagazine.info © Todos los derechos reservados.