Don Fulgencio, el pintor

Don Fulgencio, el pintor, es una escena costumbrista captada en una carpa por José Portela haciendo uso de una composición original y compleja, a la que Txema Anguera le ha puesto pasado y presente. Una historia en el sepia de la vida que bucea en el interior del personaje con metáforas muy interesantes.

En esta ocasión, presentamos una fotografía que rompe con la sencillez expresiva que ha caracterizado hasta ahora el trabajo de Portela para Fotopoemas (Siénteme), con una puesta en escena compleja, todo un reto para Txema Anguera, que ha conectado con el alma de la escena y de su principal personaje, buceando en sus entretelas… o “entrelienzos” debiéramos decir, en consonancia con el tema, tan manifiestamente pictórico. En efecto, pintura y fotografía se funden en una historia cuyo presente busca sus raíces en el pasado.

Los sueños de Fulgencio se diluyeron en una mezcla noventa por cien agua…

Cuando los sueños se diluyen. Historia de un pintor. Poema: Txema Anguera. Fotografía: José Portela Clic para tuitear

Don Fulgencio, el pintor

Fulgencio, dibuja de memoria y corazón.
El corazón, imagina y traza.
La memoria, ensombrece y difumina.
Se busca en el carbón y un lienzo en blanco.

Don Fulgencio, el pintor. Foto: José Portela Campos Poema: Txema Anguera

Don Fulgencio, el pintor. Foto: José Portela Campos
Poema: Txema Anguera

Foto: José Portela Campos
Poema: Txema Anguera

Todos los derechos reservados.

Puedes visitar los trabajos de José Portela Campos en la página Revista MoonMagazine.info de Facebook.