A la de una…

A la de una es un  juego, la inocencia…

El ojo curioso de Portela, la palabra exacta de Anguera…

El espíritu de Gloria que desde su gloria particular nos observa a los que jugamos con versos y lunas.

Un parque es un escenario muy interesante para el fotógrafo que busca el instante preciso, la acción que se distingue de las demás. Los niños siempre aportan esa nota especial y tierna.
José Portela nos regala una escena espontánea y llena de vitalidad que Txema Anguera remata con un poema a lo Gloria Fuertes.
A la de una, a la de dos…

#Fotopoemas, Txema Anguera y José Portela. ¿Jugamos al escondite inglés, a la de tres? Clic para tuitear

A la de una…

A la de una, saltaré sobre la luna.

A la de dos, sobre la casa de la flor.

No soy más que lo que ves… a la de tres.

A la de una... José y Txema. Pensamientos.

José y Txema. Pensamientos.

A mi sombra, le gusta inmiscuirse

en el abrazo febril de los amantes.

Acostarse en las camas acribilladas de las prostitutas,

a esa hora en que las cloacas digieren falsedades y condones.

Entremezclarse con el ebrio amor de los adolescentes,

acompañarles a urgencias,

lavarles el remordimiento, la boca y el estómago.

Mi sombra, carece de vergüenza,

se despojó de ella en una pensión

del Barrio Chino y la olvidó colgada

en el toallero de un bidet.

Txema Anguera.

Si te ha gustado  este artículo Haz clic aquí.