Las Guerrilla Girls se formaron para hacer pósters. No nacimos como un grupo de discusión al que ir a debatir problemas.

Discriminarte, discri-minarte, discrimin-arte… No paran de hacerlo. Y solo por el hecho de ser mujer. Porque aunque hayamos pasado del siglo XX al XXI y, se supone, que vivamos en un mundo civilizado, las XX  aún hemos de sufrir en carne propia este odioso verbo de la primera conjugación intransitiva e intransigente de los intolerantes.

Para luchar contra la discriminación de la mujer en el arte, nace en 1985 Guerrilla Girls, un grupo de neoyorkinas que forman un colectivo artístico como protesta ante la exposición del Museo de Arte Moderno, MoMA, de Nueva York.

@guerrillagirls nace en 1985 para luchar contra la discriminación de la mujer en el arte. Clic para tuitear

Las mujeres son excluidas de las exposiciones y de las galerías, y lo son por el mero hecho de ser mujeres. La mayoría de las veces con la excusa de que sus obras no son de suficiente calidad. Ante tal discriminación y con la indignación que les produce que se siga tratando a la mujer como un objeto artístico, comienza la lucha de este colectivo por reivindicar los derechos de las mujeres y de los artistas de color, que sufren las mismas discriminaciones, en el mercado del arte.

Concretamente en la exposición del MoMA de aquel año, el número de obras expuestas realizadas por mujeres suponía tan solo el 3% del total de la muestra.

Guerrilla girls en acción

Este hecho es el detonante que hace que se conviertan en auténticas guerrilleras. Y ponen en marcha todos los recursos de que disponen. Por ejemplo, para llamar la atención de los grupos feministas, deciden llamarse girls (chicas), ya que Guerrilla Girls consideran esta palabra como “asquerosa” para referirse a las mujeres jóvenes.

De paso,  pretenden parecer unas infiltradas entre los clasistas y estirados mundillos del arte. Deciden utilizar el cartel como referente para sus protestas. Realizan los primeros carteles y los cuelgan como Guerrilla Girls.

La publicidad está servida, y el interés es tal, que los medios de comunicación quieren localizarlas y ponerse en contacto con ellas.

Pero a estas guerrilleras siempre las ha movido la intención de mantener el anonimato, todas son artistas y no quieren que nadie crea que pretenden hacerse publicidad. Y por otro lado, utilizan este anonimato como metáfora de la invisibilidad de la mujer en el mundo del arte.

Ante los requerimientos de los medios de comunicación, surge la cuestión de cómo aparecer ante el público sin que las reconozcan y seguir preservando su intimidad. Tal es su inquietud, que las integrantes del originario grupo permanecen totalmente de incógnito hasta para sus familiares más cercanos.

Y aquí viene la anécdota de cómo surgió la peculiar forma de hacerse ver, en las propias palabras de las Guerrilla Girls: «Una de nuestros primeros miembros estaba escribiendo Gorilla, en vez de Guerrilla, y de repente se nos ocurrió la idea de las máscaras de gorila.»

Guerrilla girls: carteles contra el sexismo en el arte. Artículo de Pilar García Reche.

Guerrilla girls con sus máscaras de gorila.

Hacen sus apariciones públicas cubiertas con máscaras de gorila tipo King Kong, a las que bautizan con nombres de artistas fallecidas.

Las de las fundadoras llevan el nombre de Frida Kahlo y Käthe Kollwitz.

El soporte de la producción artística de este grupo reivindicativo ha sido el cartel, que se ha convertido en su su mayor seña de identidad, y han hecho del diseño gráfico y la publicidad, su reclamo.

El cartel es el soporte de la producción artística de este grupo reivindicativo. @guerrillagirls Clic para tuitear

Xavier Arakistain, comisario de exposiciones de arte, ha logrado condensar la mayor parte de su obra para varias exposiciones. En la celebración de su 30 aniversario, hace ahora dos años, Arakistain dijo que el cartel de Guerrilla girls era en cierto modo el referente de los que fueron utilizados por las sufragistas y las militantes feministas de los años 60 y 70.

Uno de sus carteles más conocidos (1989) decía: «Do women have to be naked to get into the Met. Museum? Less than 5% of the artists in contemporary art sections are women, but 85% of the nudes are female» (¿Tienen que estar desnudas las mujeres para entrar en el Museo Metropolitano de Nueva York? Menos del 5% de los artistas expuestos en la secciones de arte moderno son mujeres, pero el 85% de los desnudos son femeninos).

¿Tienen que estar desnudas las mujeres para entrar en el Museo Metropolitano de Nueva York? Clic para tuitear
Guerrilla girls: carteles contra el sexismo en el arte. Artículo de Pilar García Reche.

(¿Tienen que estar desnudas las mujeres para entrar en el Museo Metropolitano de Nueva York?

Así comienzan sus trabajo de denuncia ante la invisibilidad de las mujeres que intentan abrirse camino en el mundo del arte. Trabajo que siempre realizan con mucho sentido del humor.

A lo largo de estos años han manifestado sus ideas y reivindicaciones con talleres y performances / presentaciones. Y lo han hecho con su sello propio, con su disfraz de gorila y provocando al público en escuelas, museos y multitud de organizaciones de todo tipo, dando siempre un toque gracioso en sus actuaciones.

Hay muchas mujeres que no entienden que el feminismo no es odiar a los hombres. @guerrillagirls Clic para tuitear

También intentan reinventar lo que ellas llaman el  F-World, mundo feminista, y opinan que hay muchas mujeres que no entienden que el feminismo no consiste en odiar a los hombres.

Ellas definen su arte como “la conciencia del mundo del arte” y hoy siguen siendo un referente que denuncia, no solo la discriminación de la mujer en el arte, sino también en el cine, la política y la cultura pop. Denuncian la desigualdad en los sueldos, y también la discriminación de los artistas de color. Porque Guerrilla Girls son, ante todo, artistas comprometidas.

Este colectivo de mujeres, pioneras en los años 80 en hacer una visión general del sexismo en el arte y, a través de él, en otros organismos e instituciones, ha permanecido en el tiempo y evolucionado en estos más de treinta años de existencia.

@guerrillagirls definen su arte como “la conciencia del mundo del arte” @pilar_garcia_ Clic para tuitear

En la actualidad, han ampliado su crítica a otros ámbitos: también utilizan sus carteles para protestar contra el sistema, contra el arte multimillonario,  la cultura pop y los estereotipos de modelo de persona guapa, delgada y sin problemas…

Saben que hay muchas mujeres artistas que comparten sus ideas, como también otras que han obtenido su éxito dentro de un mundo del arte dominado por el hombre y comprenden que no quieran perder esa posición.

No son fatalistas y piensan que las cosas han cambiado algo desde que comenzaran y que si la gente las sigue es porque le gustan sus ideas.

Guerrilla girls: grupo reivindicativo contra el sexismo en el arte. Artículo de Pilar García Reche.

Las ventajas de ser una (mujer) artista.

Actualmente se han generado tres grupos, uno de teatro que viaja por los Estados Unidos para denunciar la carencia de papeles para las actrices tanto en cine como en teatro, y dos grupos de arte visual que denuncian la marginalización de la mujer en el arte. Sus máscaras de King Kong siguen viajando por todo el mundo.

Un dato sintomático de la desigualdad que sigue sufriendo la mujer en el mundo artístico: después de tres décadas, se ha pasado del 3% de su participación en las exposiciones y actividades artísticas a mediados de los años 80, a tan solo un 5% en el 2014.

Discriminarte, discri-minarte, discrimin-arte…  Lo siguen haciendo, aunque la Asamblea General de las Naciones Unidas reafirmara los principios de igualdad y la no discriminación por motivos de sexo en La Declaración Universal de los Derechos Humanos, aquel 10 de diciembre de 1948…

 

Reportaje de EITB que coincide con el 30 aniversario de Guerrilla Girls. Hablan Frida KahloKäthe Kollwitz y Xabier Arakistain.

Página de Facebook de Guerrilla Girls

Artículo de Pilar García