Réquiem por un sueño es un auténtico puñetazo en el estómago del «Sueño Americano».

Hubert Selby Jr. nos deslumbra con esta novela hasta cegarnos, sin que intuyamos dónde está el foco, y nos devuelve la humanidad que hemos perdido al dirigir nuestra mirada sobre los perdedores, los derrotados por los falsos sueños comprados a cambio de los propios, los que se han entregado al monstruo destructor de las adicciones.

Réquiem por un sueño es un auténtico puñetazo en el estómago del «Sueño Americano». Hubert Selby Jr. nos devuelve la humanidad que hemos perdido al dirigir nuestra mirada sobre los perdedores. @garcia_moritz @sajalin_ed. Clic para tuitear

Réquiem por un sueño es una lección magistral de empatía que ha fascinado a generaciones de escritores y artistas (músicos, cineastas) con su capacidad para mostrar aquello que nos hace humanos desde el sufrimiento, la angustia, las alucinaciones, las adicciones, las esperanzas inútiles, utilizando a los marginados, para que el «Sueño Americano» acabe devolviéndonos el golpe en nuestro propio abdomen, y nos lleve a preguntarnos si nosotros también nos hemos dejado arrastrar por esa inercia fraudulenta, que no deja escuchar lo que llevamos dentro, para que sigamos «consiguiendo» cosas. Las palabras de Hubert Selby Jr. en esta novela no te dejan indemne y no puedes bajar la guardia, ni siquiera, en los epílogos:

No le tengo miedo al dinero y a lo que se puede comprar con él. Me encantaría tener una casa llena de objetos; claro, necesitaría antes una casa. He pasado hambre y no encuentro nada noble en el hambre. Tampoco hay nada noble en comer como un príncipe, aunque comer sea indudablemente mejor. Pero creer que conseguir cosas es el objetivo y finalidad de la vida es una locura.

Réquiem por un sueño es una lección magistral de empatía que ha fascinado a generaciones de escritores y artistas con su capacidad para mostrar aquello que nos hace humanos desde el sufrimiento. @garcia_moritz @sajalin_ed. Clic para tuitear

Réquiem por un sueño es la historia de Sara Goldfarb, una mujer derrotada por la soledad que proyecta su existencia en la parrilla televisiva; de Harry, su hijo yonqui, que comparte andanzas y naufragio en las drogas con su buen amigo Tyrone C. Love y con su novia Marion. Los tres sueñan con escapar de la ciénaga en la que chapotean intentando no hundirse para siempre, para montar su propio negocio, un café bohemio. La suerte parece sonreír a los cuatro, cuando Sara Goldfarb recibe una llamada para participar en un concurso de televisión y Harry, Tyrone y Marion descubren que pueden conseguir la financiación que necesitan para montar ese café, traficando con la heroína que ellos mismos consumen, pero la suerte es caprichosa y bipolar.

Réquiem por un sueño no es solo un clásico de la literatura yonqui, es una obra escrita hace cuarenta y dos años, 1978, que sigue tan viva y vigente como entonces. Hubert Selby Jr. pudo ver la reedición de esta genial novela en el año 2000, con motivo de la adaptación cinematográfica del realizador Darren Aronofsky. Los amigos de Sajalín han tenido el buen gusto de incluir como epílogos el prefacio que escribió el propio Hubert Selby Jr. y un epílogo de Darren Aronofsky, que hicieron para esa reedición. Además, Sajalín incluye el prólogo de otro de los magníficos autores influenciados por este maestro: Richard Price.

En esta reedición, además del excelente prólogo de Richard Price, @sajalin_ed ha tenido el buen gusto de incluir como epílogos el prefacio que escribió el propio Hubert Selby Jr. y un epílogo de Darren Aronofsky. @garcia_moritz. Clic para tuitear

Sobre su autor, Hubert Selby Jr., habría tanto que decir que requeriría un artículo entero, basta con varias pinceladas para adivinar que no fue un escritor corriente: a los quince años se enroló en la Marina Mercante, durante la Segunda Guerra Mundial, y contrajo la tuberculosis, que lo llevó a estar desahuciado por los médicos. Pasó varios años entrando y saliendo del hospital con numerosas operaciones que le causaron graves secuelas pulmonares y una adicción a las drogas. Con una formación básica y una salud muy delicada alternó trabajos temporales de todo tipo, hasta que, aconsejado por un par de amigos escritores, se aventuró a escribir.

Su primera novela, Última salida para Brooklyn, causó una gran controversia por sus escenas de violencia y sexo. En Inglaterra fue condenada por obscenidad y en sucesivos juicios varios autores prestaron declaración en su favor —entre ellos Anthony Burgess—, hasta que finalmente la sentencia fue revocada. En Italia estuvo prohibida. Todo esto ayudó a convertirla en un bestseller internacional, aunque en su país natal no obtuvo el mismo éxito. Las siguientes novelas de Hubert Selby Jr. no tuvieron la misma repercusión. Entre ellas se encuentra Réquiem por un sueño, que volvió a la actualidad en 2002 gracias a la película de Darren Aronofsky.

Hubert Selby Jr. luchó, la mayor parte de su vida, contra las adicciones —primero las drogas y posteriormente el alcohol—, se casó varias veces, tuvo dos hijos y acabó dando clases de escritura creativa como profesor adjunto en la universidad del Sur de California. Sus dos novelas más conocidas, Última salida para Brooklyn y Réquiem por un sueño, fueron llevadas al cine y en ambas hizo un cameo.

Murió el 26 de abril de 2004, tras pasar un mes en el hospital por obstrucción crónica pulmonar, rechazando la morfina a pesar de los dolores.

Réquiem por un sueño, de Hubert Selby Jr., la rabia cáustica de un autor de culto

 

 

Réquiem por un sueño

Hubert Selby Jr.

Sajalín Editores

Comprar aquí

 

 

 

Reseña de Moritz García

(La biblioteca también es de Moritz)

DEL ESTE AL INFIERNO

 

 

 

Todos los artículos de Revista MoonMagazine están sujetos a derechos de propiedad intelectual. Está prohibida su utilización (copias, duplicados y capturas) en cualquier medio sin el consentimiento expreso y por escrito de los autores y de la revista. Copyright MoonMagazine.info © Todos los derechos reservados.