El proxeneta obtuvo el Premio Rodolfo Walsh a la Mejor Obra Policiaca de No Ficción publicada en 2017 en la Semana Negra de Gijón.

El proxeneta, de Mabel Lozano

Jamás un libro había hablado tan alto y claro acerca de la prostitución, de la trata de mujeres y niñas, y de todo aquello que rodea a este depravado negocio desde el punto de mira de los explotadores como lo hace El proxeneta de Mabel Lozano (Alrevés, 2017).

Basado en hechos reales, en conversaciones telefónicas que la autora mantiene con Miguel, alias el Músico, un proxeneta condenado por la justicia española que le cuenta de primera mano cómo funciona este mafioso negocio y cómo comienza la trata en España a principios de los noventa. Mabel Lozano cuenta en primera persona la información recogida durante estas charlas y a ello le suma otros datos resultado de su ímprobo trabajo en los últimos doce años de investigación y colaboración contra la trata con fines de explotación sexual.

#Reseña de #ElProxeneta de @LozanoMabel, Premio #RodolfoWalsh en la @snegra de #Gijón. Un relato que logra conmover hasta rozar el umbral del dolor en multitud de ocasiones. @AlrevesEditor @pilar_garcia__ Clic para tuitear

El resultado: El proxeneta, un relato que logra conmover hasta rozar el umbral del dolor en multitud de ocasiones. Tal es el grado de crudeza y monstruosidad que descubren sus 534 páginas. La escritora logra crear una atmósfera, en ocasiones, estremecedora, otras, de una angustia atroz, pero siempre impregnada de un infernal realismo. Todo ello gracias al lenguaje claro y directo, entendible para cualquier tipo de lector, y a la enorme fuerza narrativa, fruto, sin duda, de su talento y de poner toda la piel en ello, algo que se percibe a lo largo de toda la lectura.

Quizá también haya influido la utilización de la primera persona en la narración de El proxeneta, puede que este hecho haya potenciado que nos acerquemos aún más, si se puede, a la tremenda historia por aquello de la cercanía y mayor intimidad que nos procura aquel que nos narra sin tapujos lo que cuenta.

Miguel, el Músico, llegó a ser el dueño de los doce macroburdeles más grandes e importantes de nuestro país, y a comprar a sus propias mujeres de deuda —así llaman en el argot proxeneta a las mujeres de trata— directamente de su país de origen. Con él comenzó el negocio de la trata en España.

A los hombres y mujeres de buena voluntad nos queda la incógnita de saber por qué el ser humano es capaz de ejercer la crueldad contra sus semejantes.

Desde la convicción y el sentimiento de que los niños son y debieran ser sagrados, podemos llegar a comprender, que no justificar, ciertos comportamientos como aprendidos, fruto de los traumas producidos por los abusos en la infancia. Y que sean estos traumas que quedan marcados a fuego los que puedan llegar a condicionar futuros comportamientos indeseables y violentos.

 Cierras los ojos, aprietas los puños e intentas pensar en otra cosa para que el tiempo, que parece detenido, pase con mayor rapidez; pero es imposible: los minutos se multiplican y se vuelven eternos mientras te invaden un dolor y un asco que no se irán nunca. De pronto, cuando sientes que ya no puedes más, él, por fin, termina y se va.

El Músico fue abandonado por su madre en un orfanato a los cuatro años. Con anterioridad había hecho lo mismo con su hermano mayor y  su querida melliza Ana. A los trece vivió el abuso sexual.

Comenzó a trabajar con catorce como mozo de recados y a los dieciséis era guardia de seguridad. Fue un fin de año, cuando un amigo le pidió que le hiciese el turno como portero de un club de carretera cuando cambiaría su destino para siempre. Este club lo regentaba el Flaco, llevaba con burdeles desde los años cincuenta, era el que más sabía de prostitución de la época.

«¡Niño! Para sobrevivir en este ambiente se necesitan tres cosas: paso corto, vista larga y mala leche», le decía a Miguel: paso corto para no caer y mala leche para traicionar, y así fue como el Flaco pasó a ser su mentor durante trece años, los suficientes hasta que el músico se lanzó a montar su propia orquesta con sus amigos, el macarra el Dandy y el camarero el Chepa.

Y la orquesta se convirtió en un entramado mafioso de tráfico de mujeres que llegó a controlar los doce mayores burdeles de España en una red donde se cometían todo tipo de delitos de corrupción, extorsión, blanqueo de dinero, asesinato, prevaricación, secuestro, trata y compra de mujeres… Su hermana Ana y la joven de la que se enamorará harán salir la parte más humana del monstruo.

Confieso que he tenido que hacer varias paradas durante la lectura de El proxeneta provocadas por el nivel de ansiedad que me producía sentir parte del sufrimiento por el que pasan estas mujeres, si es que una puede llegar a sentir una milésima parte de su dolor.

Resulta imprescindible leer El proxeneta, necesario y justo. Es hora de dejar de mirar hacia otro lado y encarar de frente esta realidad tan cruda como invisible.

Creo que es importante dejar de justificar la prostitución. Dice Miguel: «Nadie decide un día ser puta, simplemente te dan caza personas como yo. No hay más».

Y también creo que hemos de recordar que hoy, ahora, en este instante, existe la esclavitud, la compra, la venta y el alquiler de mujeres y niñas para explotarlas sexualmente. Recordar para hacerla visible.

Que esta barbarie sucede cada día, en silencio.

Por eso es imprescindible leer El proxeneta, porque rompe el silencio.

Resulta imprescindible leer #Elproxeneta, necesario y justo. Es hora de dejar de mirar hacia otro lado y encarar de frente esta realidad tan cruda como invisible. @LozanoMabel, @AlrevesEditor. #Reseña: pilar_garcia__ Clic para tuitear

No podemos seguir callados a costa de la libertad, la dignidad, los derechos, las vejaciones y amenazas, la explotación sexual de estas mujeres y niñas.

No podemos seguir callados ante los macarras y proxenetas que las convierten cada día en mercancías, las someten y manipulan como a objetos de su propiedad, reduciendolas a meros productos, «carne fresca». Para ganar cantidades multimillonarias de dinero negro que blanquean a través de un entramado financiero muy bien elaborado.

Todos somos cómplices de la trata y la prostitución con nuestro silencio, no solo clientes, trabajadores de clubs, empleados de bancos, policías, notarios, abogados y médicos corruptos, testaferros…

Cualquier mujer podríamos haber sido ellas, podemos ser ellas, solo por el hecho de ser vulnerables en algún momento de nuestra vida, por vivir en circunstancias extremas de pobreza, de falta de apoyo, de soledad.  Por ayudar a nuestros hijos o a nuestros padres a sobrevivir.

Decir que la prostitución es la profesión más antigua del mundo es un eufemismo para acallar conciencias, la prostitución no es una profesión sino una forma de explotación y violencia de género que, en mi opinión, debiera ser abolida.

¿Alguien es capaz de imaginar que una mañana, de pronto, una mujer se levanta y decide ser puta? Vamos, que se cambia el vestuario, se pinta los morros y se lanza a la calle, a aguantar al primer tipo repugnante dispuesto a pagar por sexo y sentir que una tía es, al menos por un rato, de su propiedad.

Leer «comprar mujeres es fácil» es indignante, bárbaro, y produce un grado de impotencia y desprotección sin parangón.

En El proxeneta se nos desvela que tras una famosa operación llevada a cabo por la UDEF (Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal) contra el entramado financiero de los macroburdeles de toda España no se cierra ninguno.  Estamos ante una situación de extrema gravedad  y completa indefensión.

El proxeneta, sin duda un grito desgarrador. Una llamada urgente a políticos, gobernantes, organismos gubernamentales, internacionales, a agentes sociales, y a todos y cada uno de nosotros.

Para que se legisle, se eduque, se preserve, se respete, la libertad de las mujeres y de las niñas. Para que se acabe con la cosificación, el maltrato y el asesinato de las mujeres a manos de los hombres.

Para que desaparezca la esclavitud, la trata y la prostitución de la faz de la tierra.

 

#Elproxeneta de @LozanoMabel, un grito desgarrador. Una llamada urgente a políticos, gobernantes, organismos gubernamentales, internacionales, a agentes sociales, y a todos y cada uno de nosotros. @AlrevesEditor Reseña: @pilar_garcia__ Clic para tuitear

 

El proxeneta, de Mabel Lozano. Un merecidísimo Rodolfo Walsh

 

 

El proxeneta

Mabel Lozano 

Alrevés Editor

Año: 2017

Comprar Aquí

 

 

 

 

Reseña de Pilar García

Portada de la reseña: David de la Torre