Nunca pienso en las cosas que hice; solo en las cosas que quiero hacer, en las que todavía no he hecho.

Martha Graham, coreógrafa, bailarina y profesora de danza estadounidense.

 

La llaman “La Picasso de la danza” porque su contribución a la danza moderna ha sido tan grande como la de Picasso al arte moderno, a ambos los unió su deseo de renovación permanente y la ruptura de las estructuras tradicionales.

Martha Graham se enamora de la danza cuando, acompañada por su padre, acude a una presentación de la bailarina Ruth Saint Denis.  Supo, desde entonces, que la danza sería su vida. A los 21 años se matricula en la escuela de Denishawn de Los Ángeles, fundada por la propia Ruth St. Denis y su esposo, Ted Shawn. Y aunque una de las objeciones que recibe es no tener ni cuerpo ni edad para la danza, su tenacidad, disciplina y entrega suplen la falta de técnica y su comienzo tardío en esta disciplina. Pronto destaca y termina bailando a nivel profesional varios años en la compañía.

Pero Martha quiere independizarse y se traslada a Nueva York. En estos primeros años comienza a gestarse su estilo de movimiento, influido por tres hechos:

—Su intensa colaboración con el músico Louis Horst que le hace tomar contacto con las corrientes de la danza libre europea como las teorías del movimiento y el diseño del cuerpo en el espacio de Rudolf von Laban.

La estética de Mary Wigman, bailarina alemana, principal artista de la danza expresionista.

—Las investigaciones de François Delsarte, con su ley fundamental del nexo constante entre gesto y espíritu. Delsarte desarrolló un estilo interpretativo basado en conectar la experiencia emocional del actor con una serie de gestos que observó en las relaciones humanas.

Martha Graham (1894-1991) La Picasso de la danza. Artículo de Pilar García Reche.

La fuerza expresiva de Martha Graham, patente en esta imagen.

 

Lo que busco de un bailarín es su avidez, su voracidad por la vida… una memoria de sangre, en el sentido de que pueda extraer de su vida más de lo que realmente ha vivido. Tiene que haber voluntad por explorar sentimientos desconocidos y atreverse a sentirlos. Esto puede parecer aterrador pero hay que hacerlo porque no existe otra opción.

Tras un concepto de danza

Martha Graham, amiga de Jean Paul Sartre, se une al movimiento social y filosófico existencialista cuya influencia se extiende también a la danza, con la intención de acercar este arte a un público más amplio. Graham rechaza el ballet clásico por elitista y por la banalidad de sus argumentos —más centrado en la forma que en lo que se quiere contar.

Su concepto de modernidad en la danza reside en la continua experimentación e investigación de los movimientos para comunicarnos un mensaje. Durante mas de veinte años estuvo trabajando en este sentido y de esta época surgen coreografías con temas sobre rituales religiosos, la mitología griega, la condición de la mujer, las tragedias poéticas o la sátira.

Por otro lado, en sus obras se advierte cierta influencia expresionista, de manifiesto al rechazar el concepto clásico de belleza, cuando utiliza movimientos más abruptos y ásperos que en la danza clásica y en el hecho de no renunciar a mostrar el sufrimiento y la fragilidad del individuo, su lado más oscuro. Y no lo hace ni con los gestos ni con los movimientos. Logra que nos sintamos identificados con su expresión, con su posición corporal; en cada movimiento  reconoceremos nuestros estados de ánimo, frustraciones o anhelos.

En cada movimiento de la danza de Martha Graham reconoceremos nuestros estados de ánimo. Clic para tuitear

El arte como reflejo de lo que siente el ser humano ante el mundo que lo envuelve. En sus primeros trabajos abstractos, Martha Graham explora el movimiento iniciado en el torso, como motor: «Los brazos y las piernas pueden ser usados para manipulaciones o traslados, la cabeza para decisiones y juicios. Pero todo, cada emoción, se hace visible primero en el torso. El corazón late y el pulmón se llena, allí está el aire y con él la vida.»

Cuando Martha crea su propia compañía, el público no comprende esta nueva forma de expresión artística, nunca antes habían visto nada igual.

«Haré este tipo de trabajo o cualquier otro que desee hasta que el público me indique que debo detenerme» dice cuando sus maestros la critican por abandonar las enseñanzas clásicas, pero en unos años consigue el apoyo del público.

Haré este tipo de trabajo hasta que el público me indique que debo detenerme. #MarthaGraham Clic para tuitear

La técnica Graham: Contracción y relajación

El gran aporte técnico de Graham a la danza es la creación de un nuevo método denominado por ella misma ‘”contracción y release”. A través de movimientos curvos del torso,  contracciones, torsiones, espirales, rotaciones, y un continuo contacto con el suelo, la coreógrafa expresa una parte esencial e ineludible del ser humano: el dolor, obviado hasta entonces por el ballet clásico, que también tiene como uno de sus propósitos básicos, ocultar el esfuerzo. Martha hace visible el dolor porque considera que «es parte de la vida».

Martha quiere representar las emociones del ser humano a través del movimiento en la danza. Su investigación y trabajo giran en esta dirección, y así logra expresar odio, amargura o éxtasis, transmitirlas en un solo gesto.

Cuando Martha Graham baila, concentra su energía en el torso como fuente de vida y motor.

Cuando Martha Graham baila, concentra su energía en el torso como fuente de vida y motor. Clic para tuitear

La zona del abdomen conecta dos fuerzas energéticas fundamentales: el sexo y la respiración, ambas creadoras de vida. Con esta exploración corporal, la bailarina hace una aportación vanguardista a la búsqueda de las zonas que actúan como fuente de energía y que percibimos en la intensidad de los movimientos.

El cuerpo del bailarín refleja todo gesto que proviene de esta zona, rica en energía, para llegar a ser plenamente expresivo. De aquí que el ejercicio básico de esta técnica sea la contracción (exhalación) y relajación (inhalación),  un movimiento que simboliza el flujo de la respiración, en el que dos fuerzas se oponen y complementan.

Martha Graham (1894-1991) La Picasso de la danza. Artículo de Pilar García Reche.

Danza.

Una característica de este tipo de danza, es el contacto continuo con el suelo, el pie se estira desde el talón, un elemento propio de culturas indígenas. El arte tropieza de nuevo con sus ancestros, con los orígenes de la vida, con la cueva como símbolo de los antepasados. Otro  movimiento, cuyo centro de energía se encuentra en la pelvis, es el de las espirales, cuando el cuerpo se torsiona sobre sí mismo.

El arte tropieza de nuevo con sus ancestros, con los orígenes de la vida: la cueva. Clic para tuitear

Coreografías históricas: Lamentation de Martha Graham

Lamento (1930) es una de las coreografías más importantes de la danza moderna, tanto que se incluye en el estudio de la danza moderna en numerosas universidades.

Lamento de Martha Graham(1930) es una de las coreografías más importantes de la danza moderna. Clic para tuitear

En esa época, Martha Graham está desarrollando su lenguaje de expresión de las emociones a través de la danza. Y en ella podemos ver claramente la técnica de “contracción y release“. El término release no solo hace referencia a la relajacíon física, sino también a la mental y emocional.

Personalmente es una de las performance de Martha Graham que más me impactan.

En Lamento la artista transmite el dolor con una fuerza expresiva tan profunda que traspasa al espectador, y lo hace a través de un cuerpo de mujer que se esconde tras un tubo de tela de color morado. La danza se convierte en un lamento y la tela, en la piel de la artista que cubre a la mujer.

No es el dolor específico de una persona concreta lo que quiere expresar esta representación, sino la pena y la angustia profunda en sí mismas.

Con Lamentation, Martha Graham transmite la pena y la angustia profunda en sí mismas. Clic para tuitear

Sentada en un banco, vemos a la artista como si estuviésemos ante una escultura. Comienza el lamento en el silencio de una piel que lo aprisiona dentro de un cuerpo afligido. Y sientes el dolor, por unos momentos, y pareciera que quisiese huir, en el humano deseo de escapar del cuerpo y la mente que lo embargan. Pero el lamento vuelve e inicia su búsqueda hacia dentro…

Lamentation_Moonmagazine

“Lamento”, de Martha Graham.

La danza de Graham se inicia en el torso, con contracciones y relajaciones de diferentes partes del cuerpo, y continúa con unas líneas corporales austeras y angulares, con un contacto muy cercano al suelo…

Esa capacidad de hacernos sentir en nuestra propia piel el dolor es el maravilloso milagro del lenguaje del arte.

He de confesar que no puedo evitar las lágrimas cada vez que veo esta maravillosa escenificación.

Hay una anécdota que la propia Martha cuenta y que ocurrió en una de las primeras representaciones de Lamento. Una mujer se le acercó después de la representación, tenía el rostro tranquilo pero con señales de haber llorado. La mujer le dijo: «Usted no sabe lo que ha hecho por mi esta noche, gracias». Un hijo suyo de nueve años había muerto atropellado por un camión y  desde entonces era incapaz de llorar. Viendo bailar a Martha sintió que el dolor era honorable y universal y lloró con aquel lamento…

De nuevo el arte nos remueve, nos hace estremecer, arte con lenguaje propio y vivo en cada uno de los que lo percibimos.

De nuevo el arte nos remueve, nos hace estremecer, con lenguaje propio. @pilar_garcia_ Clic para tuitear

Lamento de Martha Graham muestra al mundo una revolución estética y cultural que no abandona sus raíces, presentes en nuestra memoria personal y colectiva y en cualquier expresión artística. En esta maravillosa performance se fusionan recursos escultóricos y plásticos en un espacio escénico.

Graham presenta Lamento con música de piano del compositor húngaro, Zoltan Kodaly. La música acompaña el lamento de la danza.

 

Artículo de Pilar García Reche