Episodio VII: Crítica con spoilers

Si no has visto Episodio VII, no leas esta crítica: decir que contiene SPOILERS es poco, está plagada. ACHTUNG, no entrar.

Si quieres leer una crítica SIN SPOILERS,  haz click aquí.

Crítica CON SPOILERS, solo para quienes han visto StarWars: #EpisodioVII Clic para tuitear

j2v2jbatj2iedjtq55an

Episodio VII: el Despertar de la Fuerza colma sobradamente las expectativas del gran público, pero también de los cinéfilos más puristas de Star Wars, quienes, afortunadamente, se llevan una buena colección de guiños para estas navidades: para empezar, las famosas letras del inicio, acompañadas por la séptima sinfonía de John Williams, ya nos adelantan que Luke Skywalker ha desaparecido y que es buscado tanto por la Primera Orden como por la Resistencia.

Mark_Hamill_montaje

El último Jedi ha desaparecido. La Primera Orden lo busca con el objetivo de eliminarlo. Como antes Yoda y Obi Wan, Luke se entrega a la vida de ermitaño, tras su fracaso como maestro Jedi.

A partir de esta información, bajo mi punto de vista, el interés de la película está más que garantizado, y más teniendo en cuenta que Luke Skywalker es nada más y nada menos que Mark Hamill, un misterioso actor que inexplicablemente desapareció de las carteleras de los cines de medio mundo durante cuarenta años (¿a propósito y por contrato multimillonario?) después de su última y flamante participación como actor principal en Episodio VI: El Retorno del Jedi. Cuatro décadas después, el desaparecido Mark Hamill regresa en el Despertar de la Fuerza —y esta es la gran noticia del siglo— como Luke Skywalker. El Imperio Galáctico quiere destruirlo porque se trata del último gran Jedi de la galaxia —lo cual supone otro guiño a la terminología del cine de los ochenta y noventa, a saber, títulos como El último gran héroe; El último boyscout; El último mohicano o El último samurai— toda una última y gran amenaza para los malvados —aunque esto no significa que no existan millones de individuos por la galaxia con altos niveles de midicrodianos por célula, aptos para iniciarse en La Fuerza, aunque ignorantes y faltos de un maestro Jedi que los despierte y los entrene— como décadas antes lo fue Yoda, quien tuvo que exiliarse al planeta Dagobah tras la conspiración del senador Palpatine, u Obi-Wan Kenobi, quien tuvo que morar durante años en el desierto de Tatooine, entre las autóctonas y salvajes tribus moradoras de las arenas, con la intención de vigilar de cerca a Luke Skywalker, el futuro padawan que traería de nuevo el equilibrio a la galaxia.

star-wars-episode-7-is-this-kanan-the-last-padawan-is-this-star-wars-7s-kanan-jarrus-309244

Episodio VII comienza con el sacrificio de un antiguo maestro Jedi… ¿Será este el destino final de Luke?

La flamante y efímera aparición de Max Von Sydow, un antiguo maestro Jedi que, al igual que el maestro Skywalker, está bajo orden de búsqueda y captura por parte de la Primera Orden, supone la segunda declaración de buenas intenciones del filme. Von Sydow recuerda, precisamente, a Sir Alec Guiness (Obi Wan Kenobi), quien irrumpe con fuerza en la pantalla hablándole, precisamente, sobre la Fuerza a un joven piloto de la Resistencia llamado Poe Dameron (Oscar Isaac), un guaperas con cazadora (como lo fue Han Solo antes que él) cuyo caza es copilotado por el droide BB-8, un robot esférico de gran parecido al modelo R2D2 y que guarda entre sus circuitos una preciada información: una pequeña parte de un mapa celeste que ayudará a dar con el paradero de Luke Skywalker. El Imperio y la Resistencia perseguirán a este droide incansablemente hasta que caiga, afortunadamente, en manos aliadas, unos aliados comandados por la general Leia Organa, en cuyo poder tiene, precisamente, al desconectado —por una cuestión de ahorro de energía— y mítico droide cabezota y cascarrabias R2D2, quien al despertar de su largo letargo resulta poseer una información clave sobre el paradero de Luke: el resto del mapa astronómico que se completará con la información de BB-8.

El Imperio y la Resistencia perseguirán a BB-8, que posee parte del mapa con la ubicación de Luke. Clic para tuitear

Estos y muchos otros homenajes dignos de mencionar ocurren viendo Episodio VII para alegría de los más puristas waries, como la aparición de C3PO con un brazo rojo asegurando al capitán Solo que pronto se procurará un recambio dorado, o como el juego de ajedrez de fichas vivientes proyectado sobre la mesa de la sala de estar del Halcón Milenario, o la pintoresca taberna de una vieja amiga de Luke repleta de grotescos seres, loosers espaciales, espías de ambos bandos (entidades biológicas o droides), cazarrecompensas sin bando alguno, extrañas aves trompetistas y antiguas y memorables armas jedi guardadas bajo llave.

Poe_Dameron

Algo te dice que Poe “volverá” a por su cazadora. Poe Dameron se perfila como el perfecto sustituto de Han Solo.

La película se ciñe a los esquemas y fórmulas de éxito del pasado, claro que, contar con Carrie Fisher (quien aparece sin ensaimadas y con un extraño, inexplicable e innecesario maquillaje digital) Harrison Ford (viejo rockero que nunca  muere) y Mark Hamill (el místico, misterioso y temporalmente desaparecido actor) es ya de por sí un reclamo que hace que pagues la entrada independientemente de que después haya o no haya decepción. El filme no decepciona, es más, entretiene y mucho, divierte y mucho, te conecta con el espíritu original de Star Wars, no te empalaga con efectos visuales, y la trama sorprende gratamente a nivel emocional porque todo queda en familia. Me explico. Los protagonistas serán nuevos (Rey, Kylo Ren y no sabemos si habrá más…) cierto, pero se trata de los hijos de los viejos (Luke, Leia y Han Solo). Para empezar, la joven y bella protagonista, Rey (Daisy Riley) —que al principio no sabremos si será hija de Luke Skywalker o de Leia Organa—, es un personaje convincente y original que se mete rápidamente al público en el bolsillo. De hecho, su manera de ser y de proceder es exactamente igual que la de su abuelo (Anakin Skywalker), su abuela (Padme Amidala), su padre (Luke) e incluso su tía (Leia).

Rey_y_BB-8

Daysi Riddley afirma que Abrams le exigió mucho durante el rodaje. Vemos que con éxito, su interpretación de Rey es uno de los valores más firmes de Episodio VII. Nos han gustado Rey y BB-8.

En cuanto al hijo de Leia Organa y Han Solo, el gran protagonista del Lado Oscuro, Kylo Ren (Adam Driver), nos reconecta irremediablemente con el oscuro y mítico personaje de Darth Vader, un verdadero ídolo para este confuso chaval que juega a ser malvado y poderoso como su abuelo, mostrando gran inmadurez y debilidad, pero también un enorme potencial como aprendiz del nuevo emperador Sith de la Primera Orden, una entidad biológica no humana con un rostro abominable que recuerda bastante a Voldemort, el Señor Oscuro de Harry Potter. El hijo de Han Solo y Leia Organa es, en efecto, el nuevo Darth Vader, pero tiene identidad propia, aunque, como se pudo ver en el duelo de sable láser que libró contra su prima hermana, está destinado a acabar como Anakin Skywalker: un ser mitad máquina y mitad orgánico. En un principio, Kylo Ren fue un aprendiz de Jedi de su tío Luke, pero hubo una gran conmoción en la Fuerza y fue seducido por su Reverso Tenebroso; el maestro Luke Skywalker se sintió responsable por ello, dejó de entrenar a padawans y, además, sabiéndose perseguido por la Primera Orden, decidió desaparecer del mapa. Esta es una de las claves argumentales que, a mi juicio, hacen que Star Wars Episodio VII: El Despertar de la Fuerza invada tus venas de un solo “jeringazo”.

Un rostro ambivalente, con rasgos sensuales y a la vez duros que de alguna manera, expresan la lucha interna de un personaje irremediablemente atrapado por el Reverso Oscuro de La Fuerza. Nos ha gustado Adam Driver.

Un rostro ambivalente, con rasgos sensuales, y a la vez duros, que de alguna manera, expresan la lucha interna de un personaje irremediablemente atrapado por el Reverso Oscuro de La Fuerza. Nos ha gustado Adam Driver. A la editora de la revista, su físico le recuerda al de Óscar Wilde.

Si antes decíamos que la clave del éxito de esta nueva entrega de Star Wars ha sido matar al Creador, George Lucas, estoy en condiciones de decir que a nivel dramático el gran acierto del filme es matar a Han Solo, pero no de cualquier manera, sino siendo asesinado por su propio hijo, atravesado por el sable láser rojo del villano que, en futuras entregas, promete ser mucho más poderoso que el mismísmo Darth Vader. Del mismo modo, auguro un triángulo amoroso entre Rey, la hija de Luke –quien en la segunda entrega será entrenada por su padre para convertirse en una gran maestra Jedi–, Poe Dameron, el nuevo Han Solo (aunque con identidad propia) y Finn, el ex stormtrooper  sin nombre (pero sí con número de identificación) que deserta de la Primera Orden porque se niega a obedecer órdenes insensatas como matar a gente inocente.

Interesante, la evolución del personaje interpretado por John Boyega, que tras un inicio en el que muestra "su debilidad" como startroomshipper y de su intención de no involucrarse en los acontecimientos, va afinanzándose su lugar como héroe dentro de la saga.

Interesante la evolución del personaje interpretado por John Boyega, que tras un inicio en el que muestra “su debilidad” como stormtrooper y su intención de no involucrarse en los acontecimientos, vemos cómo se afianza su lugar como héroe dentro de la trama en el último tercio de la película.

 

En Episodio VII, los personajes se conocen casualmente (aunque, quizá, a causa de la Fuerza, pues se trata de un encuentro familiar que será vital para el desarrollo de la historia) y entran en simbiosis (todos, menos el peligroso Kylo Ren). Tras la muerte de Han Solo —o, mejor dicho, el parricidio—, los comandantes del Halcón Milenario serán su sobrina Rey Skywalker —quien tuvo el gusto de conocerlo— y Cheewbacca, en su misión de restablecer el orden en la galaxia, con la General Leia Organa al mando de la Resistencia y Luke Skywalker como la última esperanza de La Fuerza.

Galería de curiosidades de Episodio VII: El Despertar de la Fuerza

Reminiscencias_nazis

La estética que domina las escenas en las que aparece el ejército de La Primera Orden y el discurso de Hux a sus tropas están inspirados en los nazis.

Maz_Kanata_Front

¿No te parece que Maz y Yoda tienen mucho en común? El parecido va más allá de lo físico. Aunque Maz Kanata no es Jedi, es un personaje de mente poderosa cuya misión pone en contacto a los dos eslabones principales de La Fuerza: el maestro Luke y su heredera, Rey.

las-ultimas-fotos-de-el-despertar-de-la-fuerza

«Tengo un mal presentimiento (I have a bad feeling about this)». Este abrazo de despedida (otro guiño a los episodios de la primera trilogía) y la frase «Regresa con nuestro hijo», suenan al presagio de una tragedia. Leia no volverá a ver a Han, este morirá a manos de Kylo Ren, que a diferencia de su idolatrado abuelo, Darth Vader, sucumbirá a sus instintos parricidas. Memorable muerte de Solo, que incluye un golpe de efecto que golpea las emociones de cualquier fan de la saga (y las de quien no lo sea): la caricia de Han a su hijo antes de precipitarse al vacío.

La_Resistencia_contra_la_tercera_Estrella_de_la_muerte

J.J. Abrams es un fan de Apocalypse Now de Francis Ford Coppola. Es evidente en este plano.

Hay muchos cameos en Episodio VII . ¿Sabías que Daniel Craig es el starshiptrooper que libera a Rey? ¿Y que Ken Leung y Greg Grunberg de Perdidos interpretan a dos miembros de la Resistencia? Y que Andy Serkis, el actor que interpretó a Gollum, es el cuerpo y alma del Supremo Líder Snoke? En la fotografía, Billie Lourd, hija de Carrie Fisher, en un cameo cuya única finalidad es... mostrar el peinado de Leia...

Hay muchos cameos en Episodio VII. ¿Sabías que Daniel Craig es el starshiptrooper que libera a Rey? ¿Y que Ken Leung y Greg Grunberg de Perdidos interpretan a dos miembros de la Resistencia? ¿Y que Andy Serkis, el actor que interpretó a Gollum, es el cuerpo y alma del Supremo Líder Snoke? En la fotografía, Billie Lourd, hija de Carrie Fisher, en un cameo cuya única finalidad es… mostrar el peinado de Leia…

Lo que queda de Vader. Kylo Ren abandona la instrucción de su tío Luke para ser fiel a su abuelo...

Lo que queda de Vader. Kylo Ren abandona las enseñanzas de su tío Luke atraído por el lado oscuro. Fiel a su abuelo…

 

Mucho antes de que tuviéramos este título, la idea de Episodio VII: El despertar de la Fuerza era una evolución no sólo del héroe, sino del villano. Y no un villano que ya estuviera formado y completo, sino alguien que estuviera en proceso de transformación.

J.J. Abrams

6341b9a735bf750b34a81e60eb9a12a4

Volveremos…

 

Artículo de Xavi Wan Kenover.

 

Acceder a CRÍTICA SIN SPOILERS

 

Todo el contenido de este sitio web está sujeto a derechos de propiedad intelectual.
Está prohibida su utilización en cualquier medio sin el consentimiento expreso de los autores.
Copyright MoonMagazine.info © Todos los derechos reservados.