Recital A Solas con Benedetti

A solas con Benedetti, recital de Patricia Furlong y Arantza G. Mondragón en el Bar Cooper de Vitoria-Gasteiz.

Fotografía de Javier Sánchez Sáez.

Recital A solas con Benedetti

 

Recital A Solas con Benedetti. Poesía en la calle. Cartel

Recital A Solas con Benedetti. Poesía en la calle

El pasado viernes, 12 de Abril, tuvo lugar en el Café Cooper de Vitoria-Gasteiz, el recital A Solas con Benedetti, de la mano de la rapsoda Patricia Furlong y la poeta Arantza Gonzalo Mondragón, encargada también de presentar el acto.

Patricia Furlong, argentina y residente desde hace muchos años en Vitoria-Gasteiz, es comunicadora de Radio Vitoria en el programa La Fiaca, y desde hace poco más de un año, rapsoda. Arantza G. Mondragon, Vitoriana y poeta, ha publicado en 2012 el libro de poemas Barca Dorada, cuya portada y fotos interiores han sido realizadas por el fotógrafo César San Millán.

Más de cincuenta personas asistieron a este acto intimista y cálido en el que música y voz se aliaron para transmitir la esencia del gran poeta.
El fotógrafo gasteiztarra, Javier Sánchez Sáez, estuvo allí, entrevistó y fotografió a las recitantes, que nos ofrecieron en el más puro estilo Café Concert, una velada A solas con Benedetti.

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas
defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

 Extracto de “Defensa de la alegría” de Mario Benedetti.

Recital A Solas con Benedetti. Poesía en la calle. Colaboración de Javier Sánchez Sáez, fotógrafo freelance, para MoonMagazine.

Recital A Solas con Benedetti. Poesía en la calle. Arantza G Mondragón y Patricia Furlong. Fotografía de Javier Sánchez Sáez

Patricia Furlong y yo queremos acercaros la obra de este gran poeta, Mario Benedetti, un hombre sencillo, humilde y muy humano. Su poesía mueve conciencias y llega al corazón. Ahí va nuestro pequeño homenaje.

Arantza G. Mondragón.

Recital: A Solas con Benedetti.

Vídeo del recital A solas con Benedetti que hicimos Patricia Furlong y yo el pasado viernes en El Café Cooper de Gasteiz. El cineasta Eloy González Gavilán nos regaló la grabación y edición del evento.
Gracias a todos. Espero que os guste. Nadie quedó indiferente.

Arantza G. Mondragón.

Entrevista con Patricia Furlong y Arantza G. Mondragón

Por Javier Sánchez Sáez

Javier Sánchez.-¿Cómo surgió la idea de organizar el recital una noche con Benedetti?

Patricia Furlong.-La idea de Benedetti es circunstancial. Nuestra idea principal,  es la de bajar la poesía a pie de calle. Llevar la poesía a los bares o incluso formar brigadas como hacen en León, nos pareció muy afortunado. Claro, viniendo de América como vengo, los poetas americanos me tiran y le propuse a Arantza, dada la situación que se está viviendo ahora, acercar la poesía de Benedetti, que a pesar del tiempo sigue siendo una poesía de actualidad. Además, para Arantza, Benedetti es uno de sus poetas predilectos y de los que más han marcado su trayectoria poética.

Arantza G. Mondragón.– Lo que más me gusta de Benedetti es su poesía sencilla, que llega al pueblo, sin vocabularios grandilocuentes, no es una poesía para licenciados de 40 carreras, sino para la gente de a pie. La poesía tiene que llegar a esa gente, llegarte aquí (al corazón) y emocionarte con lo que tú vives y con lo que yo vivo.

J.-¿Creéis que la poesía en la actualidad está desfasada o alejada de la vida, de la actualidad de la gente?

A.-Ha estado muchos años. Ahora empieza a regresar esa poesía protesta. Como decía Benedetti, “yo no soy un líder político, yo soy un narrador de mi tiempo”; el poeta tiene que escribir sobre el tiempo que está viviendo. Ahora nos toca a nosotras escribir esa rebeldía necesaria, aunque yo no soy una poeta que escribe en rebeldía, pero admiro a quién lo hace. Creo que es necesaria porque abre muchas conciencias y llega donde otros no llegan.

P.-Yo creo que la poesía no está desfasada de la realidad. Yo creo que los desfasados somos nosotros, los seres humanos, que nos hemos dejado aplastar por distintos sistemas. La poesía siempre estuvo militando en lo que es la realidad y reconozco que la globalización nos hizo tontos y dejamos de apreciar la poesía, por eso hay que bajarla a pie de calle. La poesía jamás estuvo alejada, sino en le realidad. Los ciegos y sordos hemos sido nosotros.

J.-¿Creéis que este tipo de recitales seudo radiofónicos propician que la poesía llegue más fácilmente al público y se involucre más dentro del recital?

A solas con Benedetti. Patricia Furlong. Fotografía de Javier Sánchez Sáez.

A solas con Benedetti.  Patricia Furlong. Fotografía de Javier Sánchez Sáez.

Recital A Solas con Benedetti. Poesía en la calle. Patricia Furlong. Fotografía de Javier Sánchez Sáez.

P.-La idea que propuse a Arantza fue la de extrapolar algo que se hace en Argentina, en los tugurios, en esos donde hay que bajar diez o doce escalones para encontrarte en un pequeño escenario y se conocen como “Café-Concert”. El Café-Concert es intimista y conecta con la gente. La idea era esa y le gusta a la gente.

J.– Tú no lees poesía, tú la vives.

P.– Con acercar la poesía y que mínimamente con un simple decir o estar detrás de un micrófono hacer que la gente escuche poesía, yo, ya me siento satisfecha.

J.-¿Qué es lo que vais a preparar para más adelante?

A.-Pues… intentar seguir haciendo poesía en las bases.

P.Y retomar algunos poemas de Arantza Gonzalo Mondragón de su libro “Barca Varada” porque Arantza tiene escondidos unos poemas maravillosos y los vas descubriendo poco a poco. Arantza G. M, es como una cebolla y mientras la vas pelando lloras; lloras porque la haces llorar, la puerta de los rincones, ella lo define la puerta del alma. Es el alma, es el cuerpo, es el ser en sí mismo.

Blog de Arantza G. Mondragón

A.-Yo para escribir poesía me tengo que desnudar. El artificio a la gente no le llega. El talento es otra cosa. Hay poetas con varias carreras en la actualidad que no son buenos, mientras que Benedetti, por ejemplo, no tenía más que el bachillerato. El talento se tiene o no se tiene. La poesía tiene que transmitir y, Patricia transmite ese sentimiento; es como ella lo vive y muy difícil de conseguir.

Blog de Patricia Furlong

Recital A solas con Benedetti. Poesía en la calle.  "Barca Varada" (2012). Poemas de Arantza G. Mondragón. Fotos de César San Millán.

Recital A Solas con Benedetti. Poesía en la calle. “Barca Varada” (2012). Poemas de Arantza G. Mondragón. Fotos de César San Millán.

“Barca varada”, es, en mi opinión, un libro que, llevándose lo estético por delante aunque sin prescindir de este componente, plantea la construcción de una personalidad humana y literaria a la vez a partir de los propios impedimentos, en un ejercicio profundo practicado tanto desde la improvisación y la espontaneidad, como desde el análisis de la propia búsqueda. Todo libro es un esfuerzo si se aleja de los esquemas ficticios y mecánicos del oficio y este poemario, sin duda, refleja la liberación del sujeto poético a través del ejercicio del arte como exorcismo de recuperación.

Gavrí Akhenazi.

J.-A nivel individual, ¿qué planes tenéis a corto plazo?

P.-En mi caso, yo no escribo poesía, lo mío es un exabrupto. Mi caso es muy particular porque a mí la poesía me surge desde la imagen. Veo una fotografía determinada y sobre ella… ¡plaf! ahí salió… Yo camino desde la imagen a la escritura pero no me esperaba recitar poesía  y surgió porque ella (Arantza) me dice “vente a recitar, por favor, que la persona que viene a recitar no puede”: y la poesía me encuentra a mí y me di cuenta que, yo, la tenía en mi corazón… y bueno, cuando llegue intentaré buscar la emoción que va con el poema, que va con el poeta. A veces tengo la sensación de que dejo de ser yo.

A.Yo pienso que los poemas que hablan de sentimientos se pueden universalizar. Yo creo que todos pasamos por lo mismo. El sentimiento lo vivimos todos, la decepción, el desamor, el olvido, el dolor profundo…

P.-La felicidad, la sonrisa, el bienestar…

J.– ¿Arantza nombra la parte negativa y tú, Patricia, la parte positiva?

Recital A Solas con Benedetti. Poesía en la calle. La poeta Arantza G. Mondragón. Foto de Javier Sánchez Sáez.

Recital A Solas con Benedetti. Poesía en la calle. La poeta Arantza G. Mondragón.
Foto de Javier Sánchez Sáez.

A.-Yo soy muy negativa y Patricia muy positiva, somos el yin y el yang…(Risas).

A.-Somos muy distintas, nunca estamos de acuerdo, pero ella es la que me arrastra.

P.-Yo siento una obligación interior de contar poesía, una necesidad interior. A veces, tengo la sensación, cuando me acuerdo de alguien, me digo ¡hala, y este tío estaba ahí!, parece como que esté esperando a que yo lo acerque al poema. A veces, a través de la voz es una obligación dar a conocer a este poeta. En este sentido hablo de obligación.

J.– Arantza, ¿los próximos recitales van a ser de tu libro?

A.-Quiero sacar otro, posiblemente una recopilación de unos cuantos poemas, y haremos otro…. y lo presentaremos aquí.

P.-Presentar su nuevo libro, luego queremos hacer un recital de poetas americanos. Olga Orozco, Alfonsina Storni, Vicente Huidrobro, César Vallejo… y otras historias que están en la cocina: de cada continente traer poesía. Hace poco cayó en mis manos un libro de poesía asiática, una antología de poemas de poetas prostitutas. Quiero recitar poemas de estas mujeres, eso quiero hacer.

A.-También en mayo será la presentación del libro de Arantxa Oteo: La que camina entre leones con la que intentaremos hacer un recital aquí, en Gasteiz.

P.-Como resumen de estas movidas podríamos decir que son brigadas de poesía o poesía a pie de calle. Yo hago militancia urbana con la poesía.

A.-La poesía es mucho más que eso y hay otra poesía no tan urbana que es muy buena también. La poesía tiene que llegar a todo el mundo no solo la que mueve, sino a toda la gente.

Fotos y entrevista de Javier Sánchez Sáez