No tenía pensado escribir esta crónica. De hecho, tan solo pensaba en llegar a casa y corregir mi tercera novela, pero algo lo impidió. ¿Sabéis esa tristeza, esa falta que uno acusa en el pecho cuando termina un buen libro? La misma que hace que te cuestiones ¿ahora qué? Pues a mi me ocurrió este mismo fin de semana. Lo bueno es que tengo la respuesta a ese «y ahora qué».

Un fin de semana “de festival”

VLC NEGRA, el Festival de Novela Negra que se celebra en Valencia desde el 6 al 15 de Mayo comenzó con una invitación, al menos para mí. Conocía su existencia. Ansiaba acudir allí, coger el coche, meter cuatro cosas en la maleta e irme. Mejor dicho, irnos. Porque no fui solo. Y tampoco regresé solo.

Llegamos el viernes y, casi de milagro, pudimos entrar en la Sala Russafa. La cita: Antonio Manzini, creador de Rocco Schiavone. El evento se ha realizado dentro del apartado “Encuentros”, uno de los numerosos e interesantes de este festival. Yo quería conocer a Antonio y  la organización del festival,  Santiago Álvarez (La ciudad de la memoria, Ed. Almuzara) y Jordi Llobregat (El secreto de Vesalio, Ed.  Destino) hicieron realidad un sueño para muchos lectores del universo Schiavone. Allí, con una decoración espectacular, Antonio Manzini nos habló de los contrastes de su personaje, de sus miedos, de sus pérdidas. Y sentí que Valencia es así: una ciudad golpeada por la actualidad más vergonzante, pero con una población ávida por leer. La sala estaba a rebosar. Y Antonio se encargó, guiado por Santiago, de hacernos reír y pensar en su literatura, en la literatura en general. Tres cuartos de hora a través de las cuales planeamos sobre Roma, Aosta, las pistas de nieve, los sentimientos escondidos de Rocco y sus compañeros de trabajo. Al salir, como era de esperar, Antonio Manzini firmó mi tercer ejemplar, adquirido allí mismo, a la vez que degustaba un expresso recién servido.

@detectivemejias, @JordiLlobregat, cumplisteis el sueño de muchos lectores del universo Schiavone Clic para tuitear
VLC NEGRA, algo más que un festival de novela negra

Antonio Manzini, atento a las palabras de Santiago Álvarez.

Amaneció el sábado 7. El programa era extenso y, como bien advirtió Jordi la tarde anterior, la organización volvió a incumplir la promesa de reducir eventos. Creo que no tienen arreglo. ¿Y ahora, qué? pensé. Estamos en el Festival de Novela Negra, en una ciudad de contrastes, éxitos y fracasos, héroes y villanos. “Crimen a cuatro manos” era la mejor opción, con Nieves Abarca y Vicente Garrido. La librería Bartleby es un espacio claro, limpio, donde las paredes muestran el único protagonista del festival: el libro. Y allí, rodeados de nuevo por una multitud, que incluso tuvo que sentarse en el suelo, Jordi ofreció otro momento divertido e interesante con Vicente y Nieves. Digamos que nos hicieron sentir como amigos en una reunión. La novela que presentaban se titula Los muertos viajan deprisa. En esta historia, la víctima es el propio escritor y no saben quién es el asesino, todo ello durante una jornada similar al festival, pero en un tren. Fantástico. ¿Por qué el escritor se queda siempre al margen? En este caso, víctima. Y descubrieron sus secretos. Nieves Abarca y Vicente Garrido son co-autores de sus novelas. ¿Cómo lo hacen? ¿Quién escribe y quién corrige el texto? Como dijo Vicente, salimos de allí con las claves.

Bernardo Carrión, Jordi Llobregat, Nieves Abarca y Vicente Garrido.

Bernardo Carrión, Jordi Llobregat, Nieves Abarca y Vicente Garrido.

Nieves Abarca y Vicente Garrido descubrieron los secretos de Los muertos viajan deprisa Clic para tuitear

La tarde del sábado quisimos cerrar nuestro viaje relámpago con una presencia inestimable. Mejor dicho, con tres. La fundación Bancaja organizó dos charlas. La primera, con Rosa Montero y José Carlos Somoza en un encuentro titulado “Sin límites”. Efectivamente, lo que no encontró límites fue la cercanía de ambos contertulios, sus experiencias descritas sin tapujos ni secretos y su sinceridad absoluta. La sala, de nuevo, abarrotada. Pero lo mejor estaba por llegar: Pierre Lemaitre en persona, autor premiado infinidad de veces y escritor consagrado con una pluma tan afilada que podría atravesarte allí mismo y no darte cuenta. Y así lo hizo: sus palabras llegaron a lo más profundo de quienes lo escuchábamos, creando interés y manteniendo la atención durante la hora que estuvo en la sala. Esta vez hubo tal aforo, que muchas personas se quedaron en la calle. Después del evento firmó ejemplares.

Una pluma tan afilada que podría atravesarte allí mismo y no darte cuenta: Pierre Lemaitre Clic para tuitear
Valencia_Negra_MoonMagazine

Lo que me traje del festival Valencia Negra.

 

@DavidVerdejoOfi estuvo en @valencianegra y nos cuenta sus sensaciones. Todas muy positivas. Clic para tuitear

Pero, como los buenos libros que contienen buenas historias, acabó. Y tuve que volver a Madrid. Al menos, lo hice con cinco libros bajo el brazo, todos ellos firmados, y la idea de comenzar Irene de Lemaitre aquella misma noche. Aunque ya sabéis lo mejor: el festival continúa hasta el día 15 con autores y autoras de grandes obras. Agradecer, una vez más, a la organización (a Jordi, Santiago y a todas las personas involucradas) y a los patrocinadores (Icono, Instituto Francés, Fundación Bancaja, etc…) la fantástica idea de crear un festival en una ciudad que lo acoge con los brazos abiertos.

 

Crónica  y fotografías de David de la Torre