Con motivo del estreno de Spectre, la última entrega de Bond y de Daniel Craig, ponemos punto final a la serie de artículos dedicados al espía británico por excelencia.

Craig debuta en 2006 con Casino Royale, cinta dirigida por Martin Campbell. En ella asistimos a la consecución de su licencia para matar y al inicio de su legendaria amistad con Felix Leiter, interpretado por Jeffrey Wright.

Con razón esta cinta está considerada una de las mejores de Bond. Lo tiene todo: un guión inteligente, un buen ritmo, escenas de acción impresionantes y bien rodadas, un villano a la altura de los clásicos malos de la saga británica (Le Chiffre, encarnado por Mads Mikkelsen) y una de las más bellas chicas Bond de la saga, la enigmática Vesper Lynd, interpretada por la bella Eva Greenque sabe poner a James en su sitio. Ya desde el principio sabemos que vamos a ver algo distinto, vemos a un Bond más físico, menos socarrón que otros y sobre todo muy sensible. Es algo que ha caracterizado la etapa de Craig: el mostrarnos a un Bond muy humano, que sangra en no pocas ocasiones a lo largo de sus aventuras y que se derrumba cuando la situación le sobrepasa.

Craig tiene carisma, las cintas que ha protagonizado hasta ahora se caracterizan por su tono realista, lo que hay que agradecer a otra saga como es la de Jason Bourne. Aquí no esperéis gadgets espectaculares, es un espía que ha de valerse de su ingenio y habilidades para salir airoso de las peripecias en las que se ve envuelto a la hora de cumplir su misión.

Varias son las secuencias a destacar, pero si hubiera de escoger una, sería la partida de póker entre el héroe y el villano. Los diálogos, la forma en que se miran, se palpa la tensión en el ambiente, todo ello beneficiado sin duda alguna por las actuaciones que llevan a cabo tanto Craig como Mikkelsen.

Daniel Craig, el James Bond más musculoso. Un artículo de @pozuelon Clic para tuitear

En 2008 llegaba Quantum of Solace, sin duda alguna la más floja de las interpretadas por Craig, lo que ha llevado a que se la conozca por “Cuánto sol hace”. La cinta fue dirigida por Marc Foster, realizador poco habituado a la acción y es algo que se nota en el film. La película arranca donde acabó Casino, y la trama nos cuenta cómo Bond ha de impedir que el empresario y miembro de la organización Quantum, que ya aparecía en Casino, Dominic Green, (Matthieu Almaric), organice un golpe de estado en Bolivia que le permita hacerse con el control de agua del país. Pero Bond no se encuentra solo en su aventura, ya que cuenta con la ayuda de Camille Montes, (Olga Kurylenko) y de su amigo Felix Leiter.

quantum-of-solace

Pese a que la cinta empieza fuerte, poco a poco se va desinflando, una pena. Se le podía haber sacado más jugo a la aventura. Por lo menos tiene una de las duraciones más cortas de la saga, con poco más de 100 minutos. Lo que evita que se haga pesada, ya que un mayor metraje hubiera jugado en su contra sin duda. Aquí Craig hace lo que puede con un guión flojo, al menos las secuencias de acción están bien rodadas pero no bastan para salvar un film al que se le podía haber sacado más partido de haber caído en manos de otro director con experiencia dentro del género de acción.

En 2012 llegaba Skyfall, dirigida por Sam Mendes, donde nos encontramos a un Javier Bardem en el papel del villano Raoul Silva, que lleva a cabo sus planes de venganza contra el MI6 y M (la genial Judy Dench). Esta cinta se caracterizó por el regreso de dos personajes que habían permanecido ausentes en las dos anteriores interpretadas por Craig,  básicos dentro del universo Bond: Moneypenny (Naomie Harrisy Q, interpretado por Ben Winshaw.

Después de la decepción que supuso Quantum, Skyfall devolvió la esperanza a los seguidores del espía británico. Pese a que Mendes no es un habitual en el género de acción, sí que ha tanteado el género en otros filmes como Camino a perdición, en donde coincidió con Craig, o en Jarhead.

Fiennes_M

Craig demuestra aquí ser de nuevo una elección acertada como Bond, se le empieza a ver más cómodo y hasta el sentido del humor característico del personaje hace su aparición en la conversación que mantiene con Q. El film se beneficia de unas buenas secuencias de acción y de la aparición del personaje de Ralph Fiennes, que cobrará más importancia en Spectre. El villano encarnado por Bardem mejora con mucho al anterior, pero no llega a estar a la altura de otros clásicos como Goldfinger o los Blofeld de Pleasance o Savallas.

La cinta consigue el objetivo de entretener y no se hace pesada en ningún momento, pese a sus casi dos horas y media de duración y a la aparición de varios “Deus ex machina”. Y deja con buen sabor de boca, tanto a los aficionados a las películas del agente británico como a los fans del género de acción.

Spectre, el último Bond de Craig

#DanielCraig en #Spectre. Nueva aventura de James Bond. Vía @pozuelon Clic para tuitear

Por fin llegamos a 2015, año en el que Bond se enfrenta a Spectre, liderada por el enigmático Franz Oberhauser, papel de Christoph Waltz, y que parece tener una conexión con el pasado de 007. Pero en su aventura James no estará solo, puesto que contará con la ayuda de Moneypenny, Q y la Dra. Madeleine Swann, con los bellos rasgos de Léa Seydoux.

Este film recupera el espíritu clásico de las cintas de Bond, tanto para lo bueno como para lo malo. Hay más sentido del humor, vemos aparecer ya algún gadget que otro y el villano demuestra estar a la altura de las circunstancias, pese a que la actuación llevada a cabo por Waltz pueda recordar y mucho a la misma que hizo para Malditos bastardos, con lo que ello conlleva.

La película tiene aciertos y fallos, como todo film de Bond que se precie. Afortunadamente los primeros quedan por encima de los segundos, y ya solo por los diez minutos iniciales rodados en plano secuencia ya merece la pena ver la cinta.

Spectre

Craig en Spectre.

Y con esto ponemos final a esta serie de reportajes dedicados a James Bond. Todos ellos han tenido algo que aportar al personaje, pero sin duda alguna es Connery el que más hondo ha calado en el imaginario colectivo, quedando en opinión de quien esto suscribe en segunda posición y empatados Craig y Brosnan, lo mismo que ocurre en la tercera con Moore y Dalton, quedando en último lugar el encarnado por Lazenby.

Nos vemos en Navidad… Hasta entonces nos vemos en los cines.

 

Te recuerdo que puedes leer los artículos dedicados a:

Sean Connery. Bond, su nombre es Bond, James Bond

Roger Moore, un Bond con sentido del humor

Timothy Dalton y Pierce Brosnan. Dos Bond muy breves

Bond, todos son Bond.

Bond, todos son Bond.