Mi querida Luna Azul

En Madrid

He estado todo el día –31 de julio de 2015-, pendiente del tiempo porque no tenía muy buena pinta. Murphy también lo estaba. Es como cuando te pones a fregar y, cuando tienes las dos manos mojadas, te pica el cuello o una pierna. El mes de julio en Madrid ha sido tremendamente caluroso y los cielos han estado despejados algo así como “todo el tiempo” y justo los dos últimos, el clima decide darnos un respiro, lo que está siendo estupendo para todo: se duerme mejor, no hay que enchufar aparatos que gastan luz… un verdadero placer veraniego para los que no nos podemos ir a ninguna parte. Sin embargo, este cambio del clima coincide con el acontecimiento más lunático. ¿Una segunda Luna llena en un mismo mes? No nos lo podíamos perder. Así que los que estábamos involucrados en este artículo (el de la Luna Azul, por supuesto) nos hemos pasado la tarde chateando con pronósticos del tiempo por horas.

—¡Oye! Que en Madrid está lloviendo y el cielo está encapotado. Son las ocho y media y tiene mala pinta.
—Pues yo estoy soplando…
—En Canarias también se ha nublado…
—Voy a bajar a ver si hay huecos entre las nubes…

Más o menos a las 21:30 estaba prevista la salida de la Luna Azul. Lo he consultado en Internet y con mi iPad he localizado la trayectoria exacta. Ya sé dónde tengo que colocarme para verla. Dicho y hecho. Agarro mi cámara y el trípode y a la pasarela que cruza la Nacional II que me voy. Son cinco minutos andando y es una zona despejada. Una vez allí, compruebo con el Google Sky Map de mi teléfono que estoy en la posición correcta, pero hay tantas nubes que no se ve ni el resplandor que uno espera ver de la Luna. ¡Pues vale! La gente que pasa me mira como a un loco, pero a eso ya estamos acostumbrados los que buscamos “la foto” constantemente. No importa, me digo. Se ha levantado bastante viento y mi mente me coloca en primer plano el toldo (en realidad es una sombrilla grande de playa) que tengo en la terraza. ¿Se va a volar? En casa, el aire no lo tiene tan fácil. Aun así, me preocupo.

Finalmente, decido hacer alguna foto de la propia autopista mostrando la circulación que, sea verano o invierno, pronto o tarde, siempre hay en Madrid. Aunque haya viento, algo saldrá…

Nacional II de entrada a Madrid

Nacional II de entrada a Madrid por Javier A. Bedrina

Ahora sí que me vuelvo a casa. A ver si hay suerte, la sombrilla sigue en su sitio y más tarde se abren claros. Había quedado con mi amigo Nacho para ir juntos a hacer alguna foto después de cenar  y, efectivamente, las nubes habían abierto y la Luna iba a seguir llena. A eso de las doce y media bajamos y nos pusimos a fotografiar atendiendo a los curiosos que siempre se acercan a preguntar. Uno, que se separa de su pandilla, con su lata de medio litro de cerveza y un pedo considerable, me cuenta que la Luna se aleja y que es la que provoca las mareas. Gracias, machote, por la información. Intento no hacerle caso y termina marchándose. Una pareja que pasa y se queda mirando porque ni siquiera sabían que había luna llena. Nos preguntan y les contamos la curiosidad del fenómeno. Otra pareja que pasa y pregunta si realmente se ve azul. Hablamos cordialmente de la luna y se van agradecidos por la explicación. En fin, que al final hicimos fotos en Madrid.

Javier A. Bedrina.

Luna Azul 2015 Blue Moon

Montaje Luna Azul y Aeropuerto de Madrid-Barajas desenfocado por Javier A. Bedrina

 

Luna Azul Sur-realista

En Canarias

—Rafa, tienes que fotografiar la Luna Azul esta noche, no lo olvides.

—No hay problema, hace una tarde espléndida.

Dos horas más tarde.

—Rafa, Madrid ha caído. Eres mi única esperanza.

—Aquí aún luce el sol y el mar brilla en todo su esplendor. Tengo dos cámaras preparadas.

A las diez de la noche, las nueve en Canarias.

—¡Rafa! ¿Se puede saber qué haces? En Madrid está lloviendo.

—Y aquí nubladísimo.

—¿Pero no lucía hace tan solo dos horas un sol esplendoroso?

—Sí, pero ya no.

—¡No me lo puedo creer!

—La Luna no aparece… Creo que tiene novio.

—¡Déjate de “novios” y haz el favor de ir en su busca!

Moon Naciente.

 

Dos horas más tarde…

 

He volado, he corrido, he cruzado autopistas… Pero ahí está la Luna Azul, localizada en el Sur de la isla de Gran Canaria.

Rafa Hierro.

Luna Azul 2015. Sur de Gran Canaria. BN Rafael Hierro.

Luna Azul 2015. Sur de Gran Canaria. Rafael Hierro.

 

La fotografía siguiente recoge el ambiente desértico de esta parte del Sur de la isla de Gran Canaria, donde antiguamente existieron aparcerías dedicadas al cultivo en invernaderos.

Rafa Hierro.

Luna Azul 2015. La luna sobre la memoria. Rafael Hierro.

Luna Azul 2015. La luna sobre la memoria. Rafael Hierro.