Ninja Terminator. Caspa y porrazos

Por qué reseño una película mala

Reseñar una buena película supone un reto. Reseñar una mala, tampoco es tarea fácil. Ninja Terminator es peor que un dolor de muelas, un film usado como tortura para sonsacar información a los criminales en países donde se permite esta práctica. Si es tan horrible, os preguntaréis por qué aparece en esta revista. Solo os diré que cuando leáis este artículo, sabréis el motivo.

Aprovecho para adelantar, que a partir del próximo mes, esta sección se ocupará de cierto agente secreto que en Noviembre estrena su nueva aventura entre nosotros.

Ninja Terminator, la película

Ninja Terminator es una película dirigida en 1985 por Godfrey Ho, uno de los directores más famosos de la caspa cinematográfica en el cine de acción de ninjas junto a Tomas Tang.  La trama es la siguiente: un malvado ninja vestido de rojo y con un bigote lustroso, se hace con una estatua que se supone le dará grandes poderes. Pero sus esbirros, los ninjas negros, entre los que se encuentra Richard Harrison, un clásico en este tipo de producciones, deciden robar la estatua, repartirla como buenos hermanos e irse cada uno por su lado. Esto no le hace gracia al malo, por lo que hará lo que sea por recuperar el ídolo de oro, caiga quien caiga.

Ninja Terminator. Caspa y porrazos.

Ninja Terminator. Caspa y porrazos. Soy malo y me gusta.

¿A que el punto de partida parece, cuando menos, curioso? Y así sería, si no fuera porque el guión tiene más agujeros que un queso gruyère. Peleas mal coreografiadas, una dirección horrenda y sobre los actores, será mejor correr un tupido velo. Y pese a ello, es un clásico dentro del cine de la caspa, del típico que te pones a ver con amigos y cervezas y las risas están más que garantizadas. Del tipo de producciones que mientras las ves piensas, coño si hasta tiene gracia. Pese a que lo que estás viendo intenta ser serio, en realidad  es todo lo contrario.

Antes he hablado de Harrison, volveré a hacerlo aquí. Este hombre,  desde luego, debería despertarse cada mañana y dar los buenos días mientras se  propina cabezazos contra la pared. ¿La razón? En los años 60, época dorada del péplum, fue elegido por Leone para interpretar su trilogía del dólar, pero Harrison se negó y recomendó a un tal Clint Eastwood. El resto como se suele decir, es historia.  Si este actor rechaza un número de lotería, compradlo que toca seguro, hay que tener mala suerte, desde luego.

Ninja Terminator. Caspa y porrazos. Richard Harrison

Ninja Terminator. Caspa y porrazos. Richard Harrison

El colmo de la incompetencia

Volviendo al film, nuestros héroes han de hacer frente a un poderoso enemigo. Un rival sin parangón cuya presencia es sinónimo de amenaza, cada vez que aparece causa estragos entre sus enemigos… Pero de la risa, de las pintas que tiene, en serio. ¿Cómo se puede pretender que un chino con peluca rubia y bigote pueda ser peligroso? Bueno sí, lo es, pero para la salud, ya que el ataque de risa que nos puede dar hará que bajemos la guardia, momento que aprovechará el malo para medirnos el lomo. Tal vez sea esa la verdadera intención y no sea tan tonto como parecía en un principio. ¿Que no me creéis? He aquí la prueba.

Ninja Terminator. Caspa y porrazos. Nancy, asesina oriental.

Ninja Terminator. Caspa y porrazos. Nancy, asesina oriental.

Tanto Tang como Ho eran unos sinvergüenzas. Usaban escenas rodadas en sus películas antiguas y las repetían en las posteriores. De esta forma, un actor que solo hubiera cobrado por una o dos películas con ellos, habría acabado “rodando” veintisiete. Y sin cobrar un duro. En Ninja Terminator, las conversaciones por teléfono son habituales, aunque lo que dicen no pega ni con cola…

En serio, esta cinta hay que verla. Yo siempre recomiendo ver cine malo, de esta forma uno sabe apreciar más el buen cine. Considerémoslo el ying que complementa al yang… Es como un jardín sin flores, una lavadora sin ropa sucia o boda sin borrachera, no pueden vivir el uno sin el otro.

Si os habéis quedado con ganas de saber más acerca de Ninja Terminator y el resto de las cintas que se filmaron en la productora Filmark, os recomiendo la lectura de este libro, que sin duda, es una verdadera gozada para los amantes de este género cinematográfico: Los secretos de la IFD y la Filmark.

Espero que os haya gustado el artículo, nos vemos en los cines.