Debe de estar comprobado científicamente —no sé, por uno de esos estudios de la famosa Facultad de Massachusetts—, que las musiquillas de Navidad ramplonas, con campanillas y elfos, incitan a comprar, a ser feliz, sonreír, ser amable e, incluso, encontrar novio. ¿Pero qué queréis que os diga? Yo debo de ser la parte de la estadística a la que no le afecta de ese modo. A mí las canciones navideñas con coros de niños dentro de esos centros comerciales, cantando que los pastores se van a Belén, que la burra tira pal mismo sitio, que los peces, que pasan su vida dentro del río tienen un problema con la bebida y que José, pobre hombre, que no tiene bastante con que su mujer dé a luz un hijo en el que no ha colaborado para nada, encima tenga los calzones roíos, a mí, ya os digo que lo único que me provoca es agobio, enoclofobia, agorafobia y cualquier fobia relacionada con el borreguismo de estos días de compras compulsivas.

Llamadme tiquismiquis, pero yo quando arrivo a casa, ¡eco! me gusta apreciar la buena música, y si es Navidad, que se note, por supuesto. Es por eso que os proponemos 14 canciones navideñas con las que haceros disfrutar y ser felices, sin campanitas ni elfos, lo prometo.

14 canciones navideñas con ritmo y swing para que bailemos sin parar.

Mari Carmen Sinti

Quiénes somos los de las canciones navideñas

Antes de mover el esqueleto con todo el swing que nos permitan las sustancias —risas— que hemos ingerido, procederemos a las presentaciones, porque estas cosas no se hacen solas. A ver: Santa nos ha dicho que no, que apoquinemos. Se la guardamos, claro.

Al espumillón: Cristina de Abrir un Libro

Trinchando la pava: Susana Rodríguez

Preparando el muérdago: Cecilia Herreros

Pasando por el muérdago: Txaro Cárdenas

Afinando el bajo: Virginia Moyano

Sintonizando emisora: Mari Carmen Sinti

Controlando que todo esté a punto: Pep Alié

Y con el collage de apertura: David Verdejo

¡Que empiece el show!

Txaro Cárdenas

 

#Navidad2019: Déjate de zambombas y mueve el esqueleto: Louis Armstrong, Ella Fitzgerald, Tony Bennet, Count Basie, B. B. King, John Lee Hooker, @jamiecullum, Perry Como, Otis Redding y MoonMagazine os deseamos #FelizNavidad Clic para tuitear
Todo el contenido de este sitio web está sujeto a derechos de propiedad intelectual.
Está prohibida su utilización (copias, duplicados, capturas) en cualquier medio sin el consentimiento expreso de los autores y de la revista.
Copyright MoonMagazine.info © Todos los derechos reservados.

14 canciones navideñas con ritmo y swing para que bailemos sin parar

1.—Seleccionada por Cristina de Abrir un Libro

Christmas in New Orleans – Louis Armstrong

Christmas in New Orleans es una de las canciones navideñas que te harán soñar con otro tiempo.

¿Te parece buena idea que vayamos de ronda por New Orleans? Tras una copiosa cena —gambas del Misisipi al estilo criollo regadas con abundante brandy—, escuchamos unas cuantas historias del Santa Claus cajun, y seguimos a la banda por Basin Street, al ritmo de la corneta de Louis Armstrong.

¿Corneta? Sí, en sus inicios, Louis Armstrong tocaba la corneta. Aprendió en un reformatorio para niños negros abandonados, donde, aconsejado por el director, se inició en diversos instrumentos, entre ellos la trompeta. Fue su fama como cornetista la que años más tarde y muchas vicisitudes después (a su salida del reformatorio tuvo que trabajar como carbonero, repartidor de leche, estibador en barcos bananeros…) llamó la atención del gran Joe King Oliver en los cabarés de Storyville.

La historia de Louis Armstrong es la historia del jazz: a principios de los 20 fue cornetista con los Red onions Jazz Babies, con artistas como Sidney Bechet o la deliciosa Lil Harding; también fue pieza importante en la orquesta de Kid Ory y tocó a bordo de un buque de vapor en una gira con la banda del pianista Fate Marable.

Saltó a la fama con las bandas de Fletcher Henderson, Joe King Oliver y como trompetista en diversas y famosísimas big bands, hasta llegar a su época de esplendor con sus All Stars.

Este es un resumen rápido por falta de espacio: Pops se merece un artículo entero para él solito.

Pero mientras tanto, vibraremos con su trompeta —ahora sí—  y su inconfundible fraseo con este tema de Joseph Van WinkleRichard Sherman, grabado originalmente por Louis Armstrong y sus All Stars en 1955.

2.—Seleccionada por Susana Rodríguez

Have yourself a Merry Little Christmas – Rod Stewart

Un rockero inglés que canta canciones americanas. Buena mezcla. De 2002 a 2012, Rod Stewart grabó cinco álbumes dedicados al cancionero americano y un especial navideño titulado Christmas, baby.

Si eres cinéfilo recordaras Meet me in St. Louis, película musical rodada en 1944 por Vicente Minelli, protagonizada por Judy Garland, Margaret O’Brien y Mary Astor. Have yourself a Merry Little Christmas fue compuesta por Hugh Martin y Ralph Blane para que Judy Garland se la cantara así a su hermanita:

Dime, ¿no te apetecería hacer lo mismo que Margaret O’Brien al final de la escena pero por pura diversión?

3.—Seleccionada por Cecilia Herreros

Show me the magic – Jamie Cullum

Jamie Cullum nos muestra su magia en cada interpretación. Este músico inglés es el más claro exponente de cómo un pianista y cantante de jazz puede llevar una carrera comercial paralela y no perder un ápice de calidad. El autor de Pointless Nostalgic y Twentysomething —un gran éxito mundial con el que consiguió ser nominado como «Artista Revelación» en los Britt Awards de 2003— es uno de los vocalistas de jazz más importantes del momento. Pero al igual que te interpreta un Show me the magic navideño y pleno de swing, te escribe el tema con el que Alemania se presenta a Eurovisión en 2012, versiona una canción de Rihana, interpreta el tema principal de la banda sonora de El diario de Bridget Jones o se pasea por la Playa de La Kontxa en el Jazzaldia de San Sebastián (tras pasar por Madrid, Barcelona…).

La carrera de Jamie Cullum es extensa, pero los datos que faltan los dejaremos para otro momento.

Disfrutad de una de las canciones navideñas más cool.

4.—Seleccionada por Txaro Cárdenas

Swingin’ Them Jingle Bells – Fats Waller

Jingle Bells es una de las canciones navideñas tradicionales más conocidas en el mundo entero. Y de las más cantadas. ¿Pero qué pasa si os cuento que en realidad es solo una canción de invierno que hace referencia a las carreras de trineos con caballos? De ahí que su título original fuera (y siga siendo) The One Horse Open Sleigh.

Compuesta a mediados del siglo XIX por James Pierpont, solo era cuestión de tiempo que se convirtiera en una canción de Navidad, Navidad, dulce Navidad…

Pero yo aquí he venido a hablar sobre mi ídolo Thomas Fats Waller, virtuoso pianista, uno de los precursores  del estilo Harlem y maestro del swing y el stride. Tocó con el gran Fletcher Henderson y dicen que de su destreza al piano aprendió otro grande del jazz: el maestro Art Tatum.

Sus actuaciones están llenas de humor, esa fue otra de sus señas de identidad: querido y admirado por todos, Fats Waller fue un artista único con una vena cómica que lo convirtió en el simpático y ocurrente clown del jazz que perdura en nuestra memoria.

El exceso de peso lo llevaría a una muerte prematura con tan solo 39 años. ¡Quién sabe lo que hubiera podido crear de haber vivido más!

Hoy os lo traigo con Swingin’ Them Jingle Bells. Posiblemente su única aportación a la música navideña.

5.—Seleccionada por Virginia Moyano

Christmas Comes But Once A Year – B. B. King

Dado que la Navidad sólo llega una vez al año, la gente debe dejar de lado sus diferencias y llevarse bien. La frase Christmas comes but once a year se refiere al espíritu de generosidad y bien a voluntad que caracteriza está época navideña enfocada más en dar que recibir. La canción con este título es un blues de Amos Milburn que en 1960 contribuyó por segunda vez al canon navideño de R&B. La primera fue con Let’s make Christmas merry, baby en 1949 y, curiosamente, en las dos ocasiones se lanzó como cara B de un sencillo cuya cara A la protagonizaba Charles Brown. En 2001 B.B.King hace una fantástica versión de ella que encontramos en su trabajo A Christmas celebration of hope.

6.—Seleccionada por Mari Carmen Sinti

Merry Christmas Baby – Charles Brown

Merry Christmas Baby es un estándar navideño de blues acreditado a Lou Baxter y Johnny Moore pero que Charles Brown, que fue el que lo grabó en 1947 con el trío de Loa Ángeles, Three Blazers of Johnny Moore, siempre ha reivindicado diciendo que un compositor enfermo llamado Lou Baxter le había pedido que grabara una de sus canciones como un favor, para poder pagar una operación de garganta. Brown, que ya había escrito una canción de éxito en Driftin ‘Blues, dijo que así lo había hecho y cuando salió el disco, dijo, se sorprendió al verlo acreditado a Baxter y Moore. ¿Quién tendrá razón?

Nos quedaremos con que, a diferencia del nostálgico White Christmas, que ya era (y sigue siendo) el single navideño más vendido de todos los tiempos, este era un número de blues con un ritmo lento, y prometía algo nuevo para las navidades: el romance.

7.—Seleccionada por Pep Alié

White Christmas – Rocky Sharpe & The Replays

Cancioncilla (ya típica y tópica) compuesta por Irving Berlin en 1941. Publicada por primera vez en 1942 por Bing Crosby, tal vez uno de los primeros ídolos de la historia de la música. Se hizo muy popular, sobretodo en el frente del Pacífico, entre los soldados norteamericanos, en plena (y en aquel año, incierta) II Guerra Mundial. Hubo una segunda versión discográfica, grabada por el mismo Bing Crosby, en 1947, porque la matriz de la primera versión produjo tantas reproducciones que, literalmente, quedó hecha polvo. De esta segunda versión, se llegaron a emitir más de cinco millones de copias. Con eso, el señor Crosby ya podría haberse retirado. Pero la cosa no se quedó ahí. Fueron, aproximadamente, unos 3.800 intérpretes que han registrado su versión: desde clasiconas (como Elvis, o Andy Williams), pasando por rockeras, jazzisticas, líricas o infames (Ray Conniff). Aquí os presento una con mucho swing, a cargo de Rocky Sharpe & The Replays, que es, a su vez, una versión similar a la publicada por los Drifters en 1955.

8.—Seleccionada por Cristina de Abrir un Libro

Winter Wonderland – Perry Como

Es curiosa la historia de esta canción. Escrita por Feliz Bernard y Richard Smith en 1934 e interpretada originalmente por el polifacético Richard Himbre (además de violinista y compositor, fue mago y humorista), la canción fue versionada por gran número de artistas, siendo la versión de 1989 que de ella hizo Eurythmics la que la hiciera merecedora de encabezar la lista de las 25 mejores canciones navideñas de la historia, distinción otorgada por La Sociedad Americana de Compositores, Autores y Editores (ASCAP) en 2007.

¿Se lo imaginaría el pobre Feliz Bernard cuando la escribía en su retiro de West Mountain Sanitarium de Scranton mientras intentaba recuperarse de su tuberculosis? Definitivamente, no.

Hoy os traemos esta canción norteña, alegre —y vencedora— en la suave voz de un crooner inolvidable: Perry Como.

9.—Seleccionada por Cecilia Herreros

 Silver Bells – Tony Bennet and Count Basie Big Band

Le llamaron el Conde. Fue otro de los alumnos de Fats Waller y del stride Harlem. Dirigió durante 50 años una Big Band sin igual, imponiendo su estilo a cualquier composición de jazz y consiguiendo que los crooners de sus formaciones cantaran como verdaderos dioses. Y es que el Parnaso de la música negra es un lugar de mucho swing donde Condes, Duques, Reyes y Ladies de voz rota se reúnen en gloriosas jam sessions.

Escucha Silver Bells. Imagina las manos de Count Basie al piano. Y la voz, ya madura, del incombustible Tonny Bennet, el último superviviente de una historia del jazz: la de los grandes maestros.

10.—Seleccionada por Txaro Cárdenas

Frosty the Snowman – Ella Fitzgerald

¿Qué sería de nuestras canciones navideñas si no le cantáramos al inefable muñeco de nieve de la tradición norteamericana? Frosty the Snowman ha sido un tema versionado, entre otros, por Jimmy Durante, Nat King Cole o Perry Como, pero fue Gene Autry, el famoso cowboy cantante, quien grabó la versión original. Más tarde —mucho más tarde— nuestro simpático muñeco de nieve se convertiría en el protagonista de una famosa serie animada de televisión.

Adoro a Ella Fitzgerald, su gran capacidad interpretativa le permitía abarcar todo tipo de registro, tanto temas dramáticos (maravillosa I loves you Porgy) como temas estándar más ligeros. Su perfecta vocalización, su capacidad de improvisar —escuchar su scat es puro deleite y anima a imitarla— y cantar en otras lenguas (recomiendo su homenaje a Antonio Carlos Jobim) la convierten en una de las más completas vocalistas del jazz.

Lady Ella sings for you.

11.—Seleccionada por Virginia Moyano

Blues for Christmas – John Lee Hooker

Además de una larga colección de clásicos del blues, propios y ajenos, John Lee Hooker, el creador y máximo exponente del boogie Chili, una derivación cruda y contundente del blues original, estampó su firma en decenas de temas anónimos. Villancicos, colaboraciones, inmersiones en el rock, piezas introspectivas o fusiones inesperadas envuelven la atracción del repertorio alternativo que compila toda su obra. Blues for Christmas es un profundo, oscuro y perfecto blues grabado por Hooker en Detroit en 1949 y con el que nos deseaba una Feliz Navidad.

12—Seleccionada por Mari Carmen Sinti

White Christmas – Otis Redding

White Christmas es una canción de Irving Berlin de 1942 y es, sin duda alguna, la canción navideña por antonomasia y el villancico más versionado de la historia de los villancicos (y de las versiones). Berlin la compuso en uno de sus retiros en La Quinta (California) y solía escribir en sus noches de insomnio. A su regreso le dijo a su secretaria: «Ten, escucha una canción que escribí durante el fin de semana. No solo es la mejor canción que he escrito, es la mejor canción que alguien haya escrito».

¿Falta de modestia o exceso de autoestima? El caso es que, de las innumerables versiones que hay, descartando la de los coros de niños y campanitas de renos, incluso la más conocida de Bing Crosby, me quedo con este pedazo de tema a cargo de Otis Redding porque cada vez que escucho al rey del soul llegando a ma your days tiemblo de pies a cabeza.

13.—Seleccionada por Pep Alié

Santa Claus is back to town – Joe Bonamassa

Tema compuesto en 1957 por la pareja compositora más prolífica y exitosa de la era del Rock and Roll: Jerry Leiber y Mike Stoller. Compuesta (como la mayoría de los temas a partir de 1956 de estos dos geniales compositores), para mayor gloria de Elvis Presley. Se trata de un Blues (también típico y tópico) de doce compases y tres versos, que Elvis publicó como single, y posteriormente en el típico (y tópico, sí, también) álbum de villancicos anual de Presley. También ha habido muchas versiones aunque, ni mucho menos (muchísimo menos, añadiría) que White Christmas. Una versión memorable la publicó, en 1980, el excantante de Led Zeppelin, Robert Plant, con su nuevo grupo en aquel entonces, The Honeydrippers. Aquí os la presento a cargo del fabuloso guitarrista canadiense Joe Bonamassa.

¿Pero no eran 14 las canciones navideñas de este post?

Falta, el colofón, la guinda, el fin de fiesta. ¡La apoteosis!

¡Susana, ven!

Y tráete a Bob Dylan.

Sin pava.

MUST BE SANTA!- Bob Dylan

Pues aquí tenemos a Dylan celebrando (seguramente) Hanuká con un villancico. O es que pensáis que los judíos no tienen su corazoncito durante la Navidad. Pues claro que sí. No os creáis todo lo que diga la Iglesia Católica sobre los judíos.

Must be Santa es una popularísima cancioncilla navideña, compuesta por Bill Fredericks y Hal Moore, basada en otra cancioncilla navideña alemana del siglo XIX. Tiene estructura de polka… y de polka tabernaria, además. Es la típica canción en la que el cantante formula unas preguntas, y el coro las responde, añadiendo en cada final de estrofa parte de las respuestas anteriores. «¿Quién tiene una barba larga y blanca? Santa tiene una larga barba blanca. ¿Quién viene en una noche especial? Santa viene en una noche especial. Barba blanca, noche especial, debe ser Santa».

La primera versión la publicó Mitch Miller en 1960. Miller era el jefe de producción y director artístico de la Columbia Records que, en los años 50, tuvo mucha notoriedad al publicar él mismo, acompañado por un coro, una serie de discos llamados Sing along with Mitch, que era como una especie de karaoke de la época. Cada disco estaba compuesto por cancioncillas muy populares, que todo el mundo conocía, tanto folk, country, infantiles, festivas… y que iban acompañados esos discos con las letras de las canciones, para que todo el mundo las pudiera cantar. La fórmula le valió muchos números 1, montones de pasta, y una reputación como uno de los cantantes más populares, casi igualando a estrellas de la época como Sinatra o Presley. Y, claro está, uno de los disco del ínclito Mitch fue, en 1960, uno de villancicos donde estaba esta canción.  Casi medio siglo después, el casi siempre judío eterno (salvo los tres años, 1979 a 1981, en que se convirtió al cristianismo) publicó su álbum de Villancicos, donde encontramos esta divertida versión.

Por cierto… ¿sabéis por qué a Santa Claus, siendo un hombre, se le llama Santa?…. Pues por una pura deformación ligüística. El hombre del traje rojo… que no siempre fue rojo… es un personaje de la cultura cristiana protestante llamado San Nicolás. Llevaba la misma barba blanca, trineo tirado por renos… y un traje verde. Un traje verde que los billetes verdes de la empresa Coca Cola hizo cambiar por un color más corporativo. En inglés era conocido como Saint Niklaus… venga, pronunciadlo en inglés: Sent Neclós… todo junto: Sentneclós… Sentne Clós… Sente Clos… Ahí lo tenéis: Santa Clós… Qué cosas, ¿eh?… por cierto… «¿quién ríe de esta manera Ho ho ho?»….

 

¡Feliz #Navidad2019! Swing, jazz, blues, soul... para celebrar la Navidad #Playlist en @Youtube @SusanaRLezaun, @Sintaxia_t, @ceciliaherreros, @abrirunlibro, Virginia Moyano, Pep Alié, @DavidVerdejoofi y @txaro_cardenas Clic para tuitear

 

¡Feliz Navidad (hics)!

¡Feliz Año Nuevo (hics hics)!

 

Se nos olvidaba algo muy importante: La playlist de MoonMagazine, que tenemos un canal a rebosar de buenos títulos.

Empezad por este:

14 canciones navideñas con ritmo y swing.

 

Textos: Mari Carmen Sinti, Pep Alié y Txaro Cárdenas

Selección de villancicos: Cecilia Herreros, Virginia Moyano, Cristina de Abrir un libro, Susana Rodríguez Lezaun, Mari Carmen Sinti, Pep Alié y Txaro Cárdenas

Portada: Mari Carmen Sinti y David Verdejo

Edición: Txaro Cárdenas