Manolo Tena ha muerto y la noticia nos ha asaltado por sorpresa, como siempre. Hace tan solo unos días, comentaba con un buen amigo el impacto que tuvo Sangre Española, para mí, uno de los mejores álbumes españoles de la época, tanto musicalmente hablando como por sus letras cargadas de ironía, desgarro, terriblemente cercanas, intensas como la pasión gitana a la que aludía su tema principal. Y es que Manolo Tena destacaba por  muchas cosas, pero quizás, para aquellos que no lo conocimos personalmente, había tres rasgos que lo hacían especial: su gran atractivo físico —no frivolizo, es un dato totalmente objetivo: Manolo Tena sobresalía  por sus rasgos de niño entre canalla y tierno y su mirada bien merece ser recordada—; su característica voz, ronca y profunda y, evidentemente, Sangre Española.

#ManoloTena destacaba por muchas cosas: por su voz rota, sus letras y por Sangre Española. Clic para tuitear

No soy crítico musical, solo puedo decir que siento la música y que esta perspectiva de aficionada me impulsa a escribir lo que siento ante la desaparición de un artista al que admiraba y que a pesar de su lucha contra el destino, ha perdido la batalla de una vida que no considera los esfuerzos que hacemos por mantenernos en su cuerda, floja, pero no por ello menos imprescindible. La vida no da segundas oportunidades. Así lo ha decidido con Manolo. Y con tantos que se han ido antes de tiempo, cuando estaban a punto, como él, de ofrecernos una razón más para admirarlos. Como bien dijo, confundió droga con revolución y antifranquismo con emborracharse y romper todos los platos (A mi manera, programa de La Sexta). Pero tuvo la fuerza de voluntad suficiente para salir, a pesar de la dureza de una vida personal que lo arrastró a lo más profundo del abismo.

La vida no da segundas oportunidades. Así lo ha decidido con #ManoloTena. Clic para tuitear

Nos ha dejado, no obstante, un trabajo impecable, tanto en su rota voz de superviviente, como en los que realizó para Los Secretos (a los comentarios que acusan a “Qué te pasa”  de plagio hay que contestarles que es al revés, que Enrique Urquijo se inspiró en esta canción de Manolo), Miguel Ríos, Ana Belén, Luz Casal, Antonio Flores y Ricky Martin, entre otros.

Descanse en paz, Manolo Tena, junto a los que, como él, pudieron darnos más, pero emprendieron el viaje antes de tiempo.

Descanse en paz, #ManoloTena, junto a los que, como él, emprendieron el viaje antes de tiempo. Clic para tuitear

 

Yo he estado peor que muerto. Estaba sin paz posible y con muchísimas penalidades físicas y mentales, estaba en el filo de la navaja. Muchas veces decía ‘amo la vida’ y por eso no me he suicidado, pero ojalá pudiera estar en paz. Documental Casualidades, 2015.

 

Txaro Cárdenas