Jack Nicholson no necesita presentación, comenzó siendo Nick, el payaso de la clase, en su infancia y hoy es uno de los actores vivos más premiados. Con doce nominaciones a los Óscar, de los que ganó tres, seis Globos de Oro y casi 60 años en activo, es interesante recordar su legado cinematográfico, aunque su última aparición en la pantalla grande fuese en un papel de reparto en la película ¿Cómo sabes si..? dirigida por James L. Brooks en 2010.

Jack Nicholson no necesita presentación: Nick, el payaso de la clase en su infancia, es hoy uno de los actores vivos más premiados. Si amas el #cine no te pierdas esta semblanza de @OrdunaMaite. Clic para tuitear

Los curiosos orígenes de Jack Nicholson

Si hablásemos de una hermana mayor que es su madre y unos padres que en realidad son sus abuelos, no estaríamos desvelando la trama de Chinatown, sino la vida real de Jack Nicholson. En 1974, cuando estaba a punto de estrenarse la película Chinatown dirigida por Roman Polanski, los investigadores de la revista Time descubrieron y, posteriormente informaron a Nicholson que su «hermana», June, era en realidad su madre, y su otra «hermana», Lorraine, era realmente su tía. En este momento, tanto su madre como su abuela habían muerto (en 1963 y 1970, respectivamente). Al enterarse, Nicholson dijo:  

Fue una revelación bastante dramática, pero no fue lo que yo llamaría traumatizante… Estaba bastante bien formado psicológicamente.

Nicholson nació y creció el 23 de abril de 1937, en Neptune City, Nueva Jersey y sus padres/abuelos eran John y Ethel May, respectivamente el limpiacristales de unos grandes almacenes y una peluquera y pintora aficionada en sus ratos libres. En realidad era hijo de una corista, June Frances Nicholson ( de nombre artístico de June Nilson; 1918–1963), que quería ser actriz, pero acabó logrando únicamente trabajar como cabaretera tras mudarse a Los Ángeles. Era de ascendencia irlandesa, inglesa, alemana y galesa y se casó con el showman italiano-estadounidense Donald Furcillo (de nombre artístico Donald Rose) en 1936, antes de saber que ya estaba casado. 

El biógrafo Patrick McGilligan declaró en su libro Jack’s Life que Eddie King, nacido en Letonia (originalmente como Edgar A. Kirschfeld), pudo haber sido el padre biológico de Jack Nicholson, en lugar de Furcillo. Otras fuentes sugieren que June Nicholson no estaba segura de la identidad del padre. Cómo June solo tenía diecisiete años y no estaba casada, sus padres acordaron criar a Nicholson como su propio hijo sin revelar su verdadera paternidad, y June actuaría como su hermana. 

Si hablásemos de una hermana mayor que es su madre y unos padres que en realidad son sus abuelos, no estaríamos desvelando la trama de #Chinatown, sino la vida real de #JackNicholson. #Cine con @OrdunaMaite. Clic para tuitear

Jack Nicholson llega a Hollywood 

Nicholson llegó por primera vez a Hollywood en 1954, cuando tenía diecisiete años, para visitar a su hermana/madre June, dispuesto a conseguir papeles como actor. Inicialmente se empleó como oficinista para los animadores William Hanna y Joseph Barbera en el estudio de dibujos animados MGM.

Después de estudiar interpretación  con un grupo llamado Players Ring Theatre, se inició en pequeños papeles actuando en teatros y telenovelas. Hizo su debut cinematográfico en un drama juvenil de bajo presupuesto Grita, asesino (The Cry Baby Killer, 1958), interpretando el papel principal. 

Durante la década de los sesenta Nicholson fue un colaborador frecuente del director de películas de terror de bajo presupuesto o serie B, Roger Corman, que lo dirigió en varias ocasiones, especialmente en La pequeña tienda de los horrores (1960), como el paciente dental del masoquista y enterrador Wilbur Force.

La pequeña tienda de los horrores

También fue dirigido en varias ocasiones por el director Monte Hellman en westerns de bajo presupuesto, aunque dos en particular, A través del huracán y El tiroteo ambas de 1966, que inicialmente no lograron encontrar ningún distribuidor en EE. UU., obtuvieron un éxito como películas de culto Francia y después fueron vendidas a la televisión. 

¿Sabías que el primer empleo de #JackNicholson fue como oficinista para los animadores William Hanna y Joseph Barbera en el estudio de dibujos animados MGM? #Cine con @OrdunaMaite. Clic para tuitear

La inflexión gracias a Easy Rider 

La diligencia (1939) de las películas de motocicletas.

Con su carrera como actor yendo a ninguna parte, Nicholson parecía resignado a una carrera detrás de la cámara como escritor/director. Se había iniciado como guionista en la película contracultural de 1967 El viaje dirigida por Roger Corman, protagonizada por Peter Fonda, Bruce Dern y Dennis Hopper. 

El viaje

Posteriormente, Peter Fonda tuvo la idea, después de ver una foto de él mismo y Bruce Dern en sus motocicletas, de hacer una road movie en motocicleta. Involucró a Dennis Hopper, que  planeaba abandonar el mundo de la interpretación y convertirse en maestro, cuando Fonda le prometió que podría dirigir la película. 

Existen numerosas historias sobre cómo se escribió el guion. Algunos dicen que Peter Fonda y Dennis Hopper escribieron un esbozo de doce páginas, y simplemente improvisaron el resto de la película desde ese punto de partida. 

Jack Nicholson, semblanza de un actor enérgico e inclasificable 6

(Photo by Silver Screen Collection/Getty Images)

En cualquier caso, cuando Nicholson leyó el guion por primera vez, estaba totalmente impresionado por la idea y sintió que podría convertirse en una gran película. Dennis Hopper y Jack Nicholson, grandes admiradores del director italiano Michelangelo Antonioni, invitaron a su ídolo a la primera proyección de su película. Antonioni estaba lo suficientemente impresionado como para elegir a Nicholson en su próximo largometraje, El reportero (1975) 

Esta película le dió a Nicholson a un gran impulso como intérprete, ya que por la interpretación del abogado alcohólico George Hanson, recibió su primera nominación al Óscar. Hay quien afirma que dicha interpretación le coloca en compañía de grandes «actores antihéroes», como James Cagney o Humphrey Bogart, mientras que en su promoción personal se situó como «el héroe número uno en el movimiento contracultural». 

Fue un golpe de suerte para Nicholson. En entrevistas posteriores, Nicholson reconoció la importancia de ser elegido para Easy Rider

Todo lo que pude ver en las primeras películas, antes de Easy Rider, fue este joven actor desesperado que intentaba salir de la pantalla y crear una carrera cinematográfica.

La interpretación que consagró definitivamente a Jack Nicholson, fue Mi vida es mi vida junto a Karen Black en 1970 dirigida por Bob Rafelson, ya que ambos fueron nominados a los Oscar por sus actuaciones. Nicholson interpretó a Bobby Dupea, un trabajador de una plataforma petrolera, y Black era su novia camarera. Un mes después del lanzamiento de la película en septiembre, la película se convirtió en un éxito de taquilla, convirtiendo a Nicholson en el «nuevo antihéroe estadounidense» y los críticos comenzaron a especular sobre si podría convertirse en otro Marlon Brando o James Dean.

Junto con la fama y el dinero Nicholson sintió el temor a estancarse y le dijo a su nuevo agente, Sandy Bresler, que le encontrara papeles inusuales para poder demostrar sus habilidades de interpretación: 

Me gusta interpretar a personas que aún no han existido, un ‘personaje cúspide’.

Chinatown y Roman Polanski 

Nicholson había sido amigo del director Roman Polanski, mucho antes del asesinato de la esposa de Polanski, Sharon Tate, a manos de la familia Manson, y lo apoyó en los días posteriores a la muerte. Después de la muerte de Tate, Nicholson comenzó a dormir con un martillo debajo de la almohada  y se tomó descansos del trabajo para asistir al juicio de Manson.

En 1974, Jack Nicholson protagonizó el thriller noir de Roman Polanski, Chinatown, y nuevamente fue nominado al Oscar a  Mejor Actor por su papel de Jake Gittes, un detective privado. La película fue coprotagonizada por Faye Dunaway y John Huston e incluyó un cameo con Polanski. 

Jack Nicholson, semblanza de un actor enérgico e inclasificable 1

Roger Ebert describió el retrato de Nicholson como un personaje afilado, amenazante y agresivo. Su interpretación hizo que Chinatown se convirtiera en una película de culto, que supuso también una transición importante para Nicholson. Como dijo el famoso crítico de cine Ebert: 

Como Jake Gittes, Nicholson se puso en los zapatos de Bogart… desde Gittes en adelante, Nicholson creó la personalidad de un hombre que lo había visto todo y aún era capaz de divertirse perversamente

El primer Óscar como Mejor Actor 

Uno de los mayores éxitos de Jack Nicholson se produjo en 1975, con su papel de Randle P. McMurphy en Alguien voló sobre el nido del cuco. La película, una adaptación de la novela de Ken Keseyfue dirigida por Miloš Forman y coproducida por Michael Douglas. Nicholson interpreta a un paciente antiautoritario en un hospital psiquiátrico, donde se convierte en un líder inspirador para los demás internos, entre quienes aparece también Danny DeVito, en uno de sus primeros papeles.

Jack Nicholson, semblanza de un actor enérgico e inclasificable 2

La película arrasó en los Óscar con nueve nominaciones y ganó los cinco principales, incluido el primero de Nicholson como Mejor Actor. El papel parecía perfecto para Nicholson, y el biógrafo Ken Burke señaló que:

Su comportamiento inteligente equilibra su preocupación genuina por el tratamiento de los pacientes con su espíritu independiente, demasiado libre para existir en una estructura social represiva. 

Forman permitió que Nicholson improvisara durante toda la película, incluida la mayoría de las secuencias de terapia grupal. Su actuación «trasciende la pantalla» e inspira continuamente a los otros actores aligerando sus enfermedades mentales con su diálogo cómico. Su energía impulsa el patio de los locos y los convierte en un conjunto, un coro de personas atrapadas en un desastre, sin ningún lugar a donde ir, pero que aún luchan por su dignidad. 

Uno de los mayores éxitos de #JackNicholson se produjo en 1975, con su papel de Randle P. McMurphy en Alguien voló sobre el nido del cuco. Y después llegó El Resplandor. Y @StanleyKubrick. Y, por supuesto, Jack Torrance. @OrdunaMaite. Clic para tuitear

El resplandor y Kubrick 

Jack Nicholson fue elegido por Stanley Kubrick, quien quedó impresionado con su papel en Easy Rider, como Napoleón en una película sobre su vida, y aunque comenzó la producción de la película, el proyecto lamentablemente fracasó, en parte debido a un cambio de propiedad en MGM y otros problemas. Pero, volvió a pensar en él para futuras interpretaciones.

A pesar de que no consiguió alzarse con el Oscar, su interpretación de Jack Torrance en la adaptación de la novela de Stephen King El resplandor (1980), dirigida por Stanley Kubrick, sigue siendo uno de sus papeles más importantes de su carrera. 

Jack Nicholson, semblanza de un actor enérgico e inclasificable 7

Fue la primera opción de Kubrick para interpretar el papel principal, aunque Stephen King quería un actor que fuese  «un hombre común». Sin embargo, Kubrick como director ganó el debate y describió la calidad de actuación de Nicholson como «a la par de las grandes estrellas del pasado, como Spencer Tracy y Jimmy Cagney».

En el set, Nicholson siempre apareció en el personaje, y si Kubrick se sintió seguro de que conocía sus líneas lo suficientemente bien, lo alentó a improvisar e ir más allá del guión. Por ejemplo, Nicholson improvisó su ahora famoso «¡Aquí está Johnny!», junto con una escena en la que desata su ira sobre su esposa mientras ella interrumpe su escritura. 

Era bien conocido el perfeccionismo de Kubrick y se produjeron numerosas repeticiones de escenas. Nicholson repitió la escena con el barman fantasmal treinta y seis veces y la escena con el bate de béisbol tiene el récord de 121 repeticiones. Por ello, tanto él como su compañera de reparto Shelley Duvall declararon que la película fue una de las más duras de sus carreras. 

Nicholson repitió la escena con el barman fantasmal 36 veces y la escena con el bate de béisbol tiene el récord de 121 repeticiones. #TheShining @StanleyKubrick @StephenKing. Un artículo de @OrdunaMaite. Clic para tuitear

De hecho, durante el rodaje vivía con Anjelica Huston, una relación intermitente que duró de 1973 a 1990, y contó que, debido a las largas horas en el set y al estilo característico de tomas repetitivas de Stanley Kubrick, Nicholson a menudo regresaba de un día de rodaje, caminaba directamente hacia la cama, se desplomaba sobre ella e inmediatamente se quedaba dormido.

Un cambio de registro en la madurez de Jack Nicholson

Cuando entraba en la cincuentena, Jack Nicholson ganó su segundo Óscar por la interpretación de Garrett Breedlove, un exastronauta que vive un romance con Aurora Greenway, magníficamente interpretada por Shirley Maclaine, que tiene muchos problemas con su hija recién casada, interpretada por Debra Winger

La película La fuerza del cariño de 1983, dirigida por James L. Brooks, es un drama romántico que supuso una gran sorpresa al alzarse con los 5 Oscar principales y cuatro Globos de Oro, en un registro nada habitual del actor, que consiguió un apabullante éxito de taquilla, crítica y público.

Este cambio de registro le valió, años después, su tercer Óscar al interpretar a Melvin Udall un escritor de éxito, neurótico y cascarrabias que se relaciona con su vecino, un pintor gay (Greg Kinnear) y la camarera del bar donde almuerza todos los días (Helen Hunt, que también ganó un Óscar). El director James L. Brooks vuelve a acertar con esta comedia romántica Mejor Imposible en 1997, regalando a Nicholson un personaje obsesivo-compulsivo que se le ajusta como anillo al dedo. 

Ya en el siglo XXI Nicholson tiene dos películas muy destacables como A propósito de Smith en 2002 dirigida por Alexander Payne. Una comedia road movie, donde Nicholson interpreta a un contable que se acaba de jubilar y realiza un repaso al vacío de su vida, en un claro homenaje a Fresas salvajes de Ingmar Bergman y su profesor Isak Borg.

En 2006 se puso en manos de Martin Scorsese en el papel de Frank Costello, un poderoso mafioso de Boston. La razón principal por la que aceptó interpretar el papel en Infiltrados fue porque previamente había hecho comedias y quería volver a interpretar a un villano, y consideraba que el personaje de Costello era la encarnación definitiva del mal. Nicholson como fanático de los Yankees de New York, se negó a ponerse una gorra de los Boston Red Sox, durante la película.

Jack Nicholson, semblanza de un actor enérgico e inclasificable 3

Además de guionista, Jack Nicholson también se atrevió a trabajar detrás de la cámara y dirigió tres films.  Aquellos años de 1971 sobre la amistad y el baloncesto, Camino del Sur, 1978 un western narrado en tono de comedia y Two Jakes en 1980 un secuela de Chinatown .

Jack Nicholson es un fanático seguidor de los Lakers de Los Ángeles desde 1970, y durante los últimos 25 años tiene asientos a pie de pista, perdiéndose muy pocos partidos. Su última aparición pública ante los medios de comunicación, fue para lamentar la muerte de Kobe Bryant el pasado mes de enero.

#JackNicholson es un fanático seguidor de @LosLakers desde 1970, y durante los últimos 25 años tiene asientos a pie de pista. Su última aparición pública ante los medios fue para lamentar la reciente muerte de #KobeBryant @OrdunaMaite. Clic para tuitear

Sin duda nos ha dejado un valioso legado cinematográfico, que merece la pena ser recordado.

 

 Maite Orduña Miró

 

Todos los artículos de Revista MoonMagazine están sujetos a derechos de propiedad intelectual. Está prohibida su utilización (copias, duplicados y capturas) en cualquier medio sin el consentimiento expreso y por escrito de los autores y de la revista. Copyright MoonMagazine.info © Todos los derechos reservados.